Las ventas de la industria textil china están experimentando una desaceleración, al punto que el año pasado se redujeron en un 20 por ciento. Las causas son la disminución de las ventajas fiscales a la exportación y un mayor coste de la mano de obra, según se señala en un estudio de la firma Guotai Junan Securities y publicado en el diario "China Securities Journal".

En el informe se expresa que el sector textil logró ventas valoradas en 2,42 billones de yuanes (318.000 millones de dólares) en 2006, un 21,33 por ciento más que en 2005, pero cinco puntos porcentuales por debajo de la tasa de crecimiento registrada ese mismo año. Si bien el beneficio tras impuestos se situó en 88.300 millones de yuanes - un 27,96 por ciento por encima de la cifra registrada en 2005- el crecimiento se redujo en ocho puntos porcentuales.

Según los datos facilitados por la Administración General de Aduanas, la exportación china de productos textiles creció un 18,5 por ciento interanual en Enero, pero redujo en más de 12 puntos la tasa de crecimiento lograda en Noviembre y Diciembre del año pasado. Desde su incorporación a la Organización Mundial del Comercio (OMC) en 2001, la industria textil china venía disfrutando de un rápido crecimiento de sus exportaciones, pese a que ha tenido que enfrentarse a la firme oposición de Europa, Estados Unidos y algunos países africanos.

A principios de Febrero el gobierno estadounidense presentó una reclamación ante la OMC alegando que China utiliza ayudas a la exportación para impulsar las actividades de sus compañías, entre ellas las pertenecientes al sector textil, y facilitar su competitividad en los mercados internacionales. En caso de no producirse ningún acuerdo sobre esta disputa, Estados Unidos, el mayor importador de textiles chinos, podría imponer un arancel del 27,5 por ciento sobre los productos chinos.

 

Noticias relacionadas

MÁS NOTICIAS

 

ÚLTIMAS OFERTAS DE TRABAJO

 

LO MÁS LEÍDO