• Inicio
  • Noticias
  • Moda
  • Hongos como sustituto del cuero: el último avance en biotecnología de Hermès

Hongos como sustituto del cuero: el último avance en biotecnología de Hermès

Por Jaime Martinez

16 mar. 2021

Moda

Madrid – La célebre firma de lujo francesa Hermès acaba de desarrollar una nueva versión de su bolso “Victoria”. Un diseño que tiene a disposición tanto en su modelo bolso como en su versión portafolio, y que en esta ocasión, y como principal novedad, ha confeccionado a partir de “Sylvania”. Un nuevo material desarrollado por la compañía californiana especializada en biotecnología MycoWorks obtenido a partir de micelio. Las fibras que integran los cuerpos vegetativos de los hongos, y que desde esta start-up se encargan de moldear y entretejer para dar forma a su oferta de materiales sostenibles. Unos tejidos cuya resistencia y calidad, unido a su origen natural, los han conducido a posicionarse como una de las grandes alternativas al cuero animal, y como ejemplo perfecto de la nueva generación de materiales biotecnológicos que amenazan con terminar de revolucionar el ámbito de la moda y del textil.

Confeccionado así gracias a la biotecnología patentada “Fine Mycelium” de MycoWorks, el nuevo modelo de Hermès es fruto de una colaboración en exclusiva entre la firma francesa y la start-up californiana. Siendo este modelo “Victoria” el primer objeto hecho a partir de los avances en biotecnología llevados a cabo por la compañía estadounidense.

“No podíamos imaginar un socio mejor que Hermès para presentar nuestro primer objeto hecho a partir de Fine Mycelium”, explica Matt Scullin, director ejecutivo de MycoWorks, a través de unas declaraciones difundidas desde la propia compañía norteamericana. Quien no duda en destacar los valores a favor de la “artesanía, la calidad, la innovación, y la paciencia”, que comparten con la firma de moda francesa.

“La visión y los valores de que defienden desde MycoWorks resuenan en los de Hermès”, en su “fuerte fascinación por las materias primas naturales y por su transformación”, y en esa “búsqueda de la excelencia” encaminada a garantizar el “mejor uso” de los artículos y su “máxima vida útil”, añade por su parte Pierre-Alexis Dumas, director creativo de Hermès. “Con Sylvania”, añade Dumas, “Hermès se mantiene en el corazón de lo que siempre ha sido: una clara apuesta por la innovación”.

Con la mejor tradición en el curtido y los últimos avances en biotecnología

Para el desarrollo de esta colaboración se ha seguido un proceso de fabricación combinado del que han participado ambas empresas. Encargándose cada una de ellas de aportar su amplia experiencia sobre cada uno de los distintos factores que entran en juego durante el proceso de confección de cada uno de los modelos de bolso “Victoria”. Que termina convertido de este modo en la perfecta fusión entre las herramientas propias de la tradición en el curtido y los últimos avances en materia de biotecnología.

Así, en una fase inicial MycoWorks se encargan de cultivar, dentro de sus propias instalaciones, las fibras de micelio reforzado con las que más adelante terminan confeccionando el tejido “Sylvania”. El cual, ya en una etapa posterior, viaja hasta los talleres de Hermès para ser rematado por las expertas manos de los curtidores de la firma francesa, encargados de pulir su apariencia a lo largo de un proceso durante el cual se dota al tejido al mismo tiempo de una mayor resistencia y durabilidad. Llegando así finalmente a una última etapa, en la que los equipos de artesanos de Hermès se encargan de dar forma al tejido desde sus talleres creando cada uno de los modelos “Victoria”.

“Tras una colaboración que ha comprendido una fase de desarrollo de tres años, Sylvania es el resultado de una visión compartida dirigida a impulsar la creación de nuevos materiales y la búsqueda de nuevas soluciones de diseño”, apunta Scullin. “Me introduje en MycoWorks en 2017, momento que coincidió con la primera experiencia de Hermès con Fine Mycelium. Un momento en el que MycoWorks tenía su sede en el pequeño estudio de un artista. Y juntos, vimos el increíble potencial de desarrollo con el que contaba este material”.

Para lograr maximizar ese desarrollo, hoy “el poder del ‘storytelling’ es clave, tanto para cualquier nueva tecnología como en el arte”. Un factor al que Hermès contribuyó ayudando a remarcar la idea de que “Fine Mycelium tenía sus raíces en la práctica artística y en la artesanía”, al mismo tiempo que la reconocía que “el enfoque biotecnológico único de MycoWorks, dirigido a mejorar un material natural, significaba que Fine Mycelium tenía el potencial de ser el micelio de mayor calidad del mundo”. Un objetivo, añade Scullin, que viene a consolidarse con la creación de “Sylvania”. Un tejido que “representa cómo la naturaleza y la biotecnología pueden trabajar en conjunto para crear un material con los más altos estándares de calidad”.

Photo Credits: MycoWorks. / Coppi Barbieri. MycoWorks, página oficial.