Givenchy y Coach acusadas de violar la soberanía territorial de China

Madrid- Los principales embajadores en China de las firmas Givenchy y Coach, han decidido romper toda clase de relaciones comerciales con ellas esgrimiendo que violan la soberanía territorial de China al identificar a Hong Kong y Taiwán como países independientes.

Ambas marcas se convierten así, después de Versace, en las últimas firmas occidentales en verse salpicadas por los crecientes tensiones políticas en China. Que en los últimos años no cesa de buscar la manera con la que poder aumentar su control sobre los ciudadanos de su provincia “especial” de Hong Kong. Región donde en las últimas jornadas no han cesado de producirse manifestaciones antigubernamentales, que se han traducido en duros enfrentamientos entre manifestantes y las fuerzas de seguridad.

Hong Kong y Taiwán, ¿parte de China o países independientes?

Una de las primeras “embajadoras” en pronunciarse ha sido la supermodelo china Liu Wen. Que hoy lunes a través de su cuenta oficial en Weibo confesaba haber cortado sus acuerdos en materia de imagen con la firma neoyorquina Coach. A raíz de una camiseta, similar a la de Versace, en la que se incluía Taiwán como un país independiente.

“Pido disculpas a todos por el daño que he causado como resultado de no haber sido más cuidadosa a la hora de elegir una marca”, señalaba la modelo a través de una publicación en su perfil de la red social Weibo. “Amo a mi patria y protejo firmemente la soberanía de China”, apostillaba Wen, en una publicación con la que abría un tema que, según ha difundido la agencia Reuters, está siendo uno de los más comentados hoy en la red social china, similar a Twitter y Facebook.

Tapestry Inc. por su parte, el grupo estadounidense matriz de Coach, se ha defendido de las acusaciones afirmando que se percató de esta “grave inexactitud” en mayo de 2018. E inmediatamente procedió a retirar todos los productos de sus canales comerciales. “Hemos fortalecido nuestro proceso interno de desarrollo de productos para evitar la aparición de un problema similar a este en el futuro”, añadiendo que lamentaba “profundamente” el diseño, y que “Coach respeta y apoya la soberanía y la integridad territorial de China”.

Por su parte Givenchy, propiedad del gigante del lujo francés LVMH, ha rehusado hacer cualquier clase de declaración oficial mientras asiste a ver como el cantante, actor e ídolo juvenil Jackson Yee declaraba, también a través de Weibo, haber cortado sus lazos con la prestigiosa firma francesa. Después de las duras críticas que comenzaron a surgir en torno a una camiseta similar en la que se hacía referencia en los mismos términos a Hong Kong y Taiwán.

¿Plan oculto de China?

Desde que China retomó la soberanía de Hong Kong en 1997 e instauró su estrategia de “un país, dos sistemas” económicos, las crecientes tensiones entre ambas regiones no han hecho más que incrementarse. Impulsadas por las aspiraciones de unificación de China, y las garantías de independencia de una amplia parte de la población de Hong Kong.

No hay que olvidar que China ejerce un férreo control sobre los medios de comunicación y de aplicaciones como Weibo, mientras mantiene prohibida la utilización en todo el país de aplicaciones extranjeras como Google o Twitter. Por lo que cabría la posibilidad de que todo no fuera más que un movimiento orquestado desde Pekín para poner en apuros a las compañías occidentales que operan en China, y obligarlas a apoyar públicamente sus planes para Hong Kong. Donde comienza a no descartarse la posibilidad de una intervención armada por parte de China, con la que buscaría poner fin a las aspiraciones independentistas de esta región “díscola” y culminar su proceso de unificación.

Un hecho que supondría sin duda alguna un grave incidente a escala global de consecuencias imprevisibles. Y que vendría a sumarse, en un marco de máxima tensión comercial con Estados Unidos, a los pequeños escándalos con los que las autoridades chinas han venido alarmando a la comunidad internacional, y entre los que encontramos las detenciones “en secreto” de personalidades de nacionalidad china como la actriz y cantante Fan Bingbing, o la del expresidente de la Interpol Meng Hongwei; a las de diferentes ciudadanos canadienses como represalia por la detención de Wanzhou Meng, directora financiera de Huawei.

Photo Credits: Givenchy, página oficial.

 

Noticias relacionadas

MÁS NOTICIAS

 

ÚLTIMAS OFERTAS DE TRABAJO

 

LO MÁS LEÍDO