Inditex y Mango tienen puesta sus miras en Francia, donde durante este 2007 verá incrementada en forma sustancial la presencia de tiendas de ambas empresas españolas de moda. La expansión incluye además la introducción de marcas hasta ahora inexistentes en ese país, marcas.

Según indicó el presidente de la filial francesa de Inditex, Jean Jacques Salaün, en una entrevista con el diario La Tribune, la textil gallega Inditex abrirá una treintena de tiendas en Francia. Para eso se abrirán mil nuevos puestos de trabajo, cien de los cuales corresponderán a puestos de responsabilidad. Una vez reforzada la plantilla, a finales de 2007, Inditex contará con 5.500 trabajadores en ese país. Una cuarta parte de los mil nuevos puestos corresponde a la plantilla de los quince establecimientos del grupo Omnium, recientemente adquirido por Inditex.

Las tiendas de Omnium, donde se comercializan las marcas Bouchara y Eurodif, cambiarán de nombre. Siete se convertirán en Zara, cuatro en Stradivarius y dos en Zara Hombre. En este contexto, Inditex introducirá en Francia la marca Oysho, y aspira a acelerar la implantación en el país de la marca Bershka, dirigida a un público de entre 15 y 25 años. Massimo Dutti, que abrió su primera tienda en Francia en 2002, y Bershka, que llegó a este mercado al año siguiente, cuentan con 11 y 21 establecimientos respectivamente. En 2005 se abrió en Francia la primera tienda Pull and Bear, y en 2006 inició su andadura Zara Home. Stradivarius cuenta con una tienda en este país desde 1999.

Mango por su parte, quiere acelerar su crecimiento en Francia con la apertura de nuevas tiendas tanto propias como en franquicia. Además, en breve cruzará la frontera su novedoso concepto de accesorios, Mango Touch, instalado en Madrid y Barcelona en superficies más pequeñas (70 metros cuadrados) suele representar el 20 por ciento de las ventas en una tienda Mango tradicional. La apertura de nuevas tiendas en 2007 completará los actuales 77 puntos de venta (de los cuales 5 corners en grandes almacenes)

La expansión hacia el país vecino se ha descuidado en los últimos años por considerarse prioritarios países como Estados Unidos, Canadá o Italia. Actualmente, la estrategia llevada a cabo en Francia se basa en el alto crecimiento del volumen de negocios de la marca en 2006 en el país galo: un 9 por ciento más con relación a 2005, alcanzando 115 millones de euros.

 

Noticias relacionadas

MÁS NOTICIAS

 

ÚLTIMAS OFERTAS DE TRABAJO

 

LO MÁS LEÍDO