• Inicio
  • Noticias
  • Moda
  • El último "uggly shoe" de Balenciaga se convertirán en un must?

Moda

El último "uggly shoe" de Balenciaga se convertirán en un must?

Por Don-Alvin Adegeest

10 nov. 2020

Madrid- Lo amarás o lo odiarás, pero el nuevo modelo “uggly shoe” de Balenciaga, no te dejará indiferente. Los creadores de uno de los diseños de calzado de lujo más exitosos del mundo esperan replicar el boom y las ventas de su zapatilla Triple S, que se lanzó por primera vez en 2017, con este nuevo calcetín de goma de cinco dedos.

En esta ocasión Balenciaga se ha asociado con el productor italiano de suelas de goma Vibram, famoso por su modelo FiveFinger, que tiene la parte delantera del zapato con la forma de los dedos. No confundir con el modelo Tabi de Margiela. Diseñados para el aire libre, los modelos de Vibram no se han dejado ver por la escena de la moda sin embargo, sí han conquistado al público urbano.

Hasta el momento, gran expectación

Vista por primera vez en la pasarela de Otoño 2020-21, la colección Balenciaga Toe poco a poco va tomando protagonismo en las redes sociales y las tiendas. El particular zapato combina el diseño de Vibram con la puntera de 5 dedos, con un calcetín de punto reciclado y, según el modelo, un tacón cuadrado integrado o suspendido en el aire. Cada modelo de esta edición limitada lleva los logotipos de ambas empresas y está numerado. La paleta de colores incluye el negro y el rosa y el rojo con acabado brillante.

La directora creativa de Balenciaga, Demna Gvasalia, tiene una habilidad especial para convertir artículos que no están de moda en artículos imprescindibles y de alta calidad, como ya hizo con el zapato con plataforma Crocs y el bolso Ikea. Eso sí, son artículos con un precio elevado, la colaboración con Vibram se vende por 1.090 euros a través de la web de la firma de moda.

Si bien el éxito de las Triple S ha disminuido, en su apogeo fueron las reinas de las zapatillas del estilo Dad, con muchos compradores dispuestos a pagar más del doble del precio minorista por un par de zapatillas ultragruesas y de proporciones cómicas. Incapaz de cumplir con la demanda, Balenciaga trasladó su fabricación de Italia a China, produciendo un zapato similar pero no el mismo, y como todas las tendencias, el deseo se esfumó.

El auge en sus ventas consiguió que Balenciaga fuera la marca de lujo del Grupo Kering que más rápido creció en 2018, con los millennials impulsando la demanda. En mayo de ese año, Kering aseguraba que Balenciaga había conseguido ventas estelares en los últimos dos trimestres, superando el 49 por ciento de aumento de Gucci (en ventas comparables al año anterior durante el período de enero a marzo).

Veremos si la colaboración con Vibram Toe conseguirá resultados similares, o no.

Este artículo ha sido previamente publicado por Fashionunited.uk y traducido y editado por Paula V. Pinuaga.

Crédito de foto: Imagen vía Balenciaga