Casi el 10 por ciento de la facturación del textil que se venderá en España en el corriente año, corresponde a productos de origen chino, según las estimaciones de la Federación Círculo Empresarial Independiente de Madrid (FCEI) basadas en datos del primer trimestre del 2006.

En Madrid, los comerciantes chinos venderán productos textiles por valor de 613,3 millones de euros, lo que representa el 18,2 por ciento de la facturación total del sector en la Comunidad. Esto supone un incremento respecto de 2005 del 5,39 por ciento. En los últimos años, el crecimiento del sector textil en España ha estado entre un 2 y un 3 por ciento anual.

Las estimaciones para el año 2006 prevén una facturación de 2.117 millones de euros para los comerciantes orientales en España. L a principal preocupación de los pequeños comerciantes de textiles no es el asentamiento espectacular de las tiendas asiáticas en Madrid, sino las condiciones de competencia. Miguel Ángel Galán, representante del sector textil en la FCEI, manifestó la semana pasada a la prensa económica, que "los grandes problemas son la falsificación y la copia de las marcas de ropa".

En enero de este año, la FCEI -con 20 mil asociados en Madrid- y la Asociación de Chinos de España (ACHE) -con cerca de 2 mil miembros en la capital y el doble en toda España- firmaron un acuerdo para asesorar a los comerciantes asiáticos en las tramitaciones legales requeridas para desarrollar la actividad.

De esta manera se busca poner freno a la proliferación de comercios ilegales en el centro -que en mayo del año pasado llegaban al millar- y, a la vez, "engordar las pymes (pequeñas empresas) españolas", dándoles entrada en el gigantesco mercado chino.

 

Noticias relacionadas

MÁS NOTICIAS

 

ÚLTIMAS OFERTAS DE TRABAJO

 

LO MÁS LEÍDO