Desde el año 2000 hasta el pasado ejercicio, han desaparecido en Cataluña un total de 720 empresas del sector textil, lo que ha significado la eliminación de 30 mil puestos de trabajo, según un informe del Centro de Información del Textil y de la Confección (CITIC).

De acuerdo a las últimas estadísticas del Cityc, publicadas en el diario ABC, el año 2006 se cerró con 120 empresas menos y la pérdida de más de 4 mil puestos de trabajo. Las perspectivas para el 2007 no parecen mejorar. De hecho, se espera que la tendencia se mantenga, o mejore ligeramente, según estimaciones de Víctor Fabregat, responsable del Centro de Información del Textil. Esta apreciación no significa que se detenga la pérdida de empleo. "En 2007 seguirán cerrándose fábricas porque, aunque mejore levemente la coyuntura, la base de fondo de las crisis es el efecto de la liberalización y la presión de las importaciones y eso no se ha resuelto aunque hayan mejorado las ventas al exterior", explicó Fabregat.

Las exportaciones registraron en el 2006 un incremento del 12 por ciento debido a la mejora del consumo europeo, las trabas impuestas a China entre otros factores. Concretamente en Cataluña, las ventas al exterior en el 2006 alcanzaron los 2.940 millones de euros lo que representa el 40 por ciento del total español, con los países de la Unión Europea como principales compradores.

No obstante, la balanza comercial del sector sigue siendo altamente deficitaria situación que se ha ido acentuando en los últimos años.

 

Noticias relacionadas

MÁS NOTICIAS

 

ÚLTIMAS OFERTAS DE TRABAJO

 

LO MÁS LEÍDO