El Naturalista lleva su proyecto solidario a Etiopía

Madrid- La marca de calzado El Naturalista continúa con su labor de cooperación con las comunidades más desfavorecidas, y lleva su proyecto solidario a Etiopía. Donde está desarrollando la construcción de un hogar de acogida para 110 niños sin familia.

Bajo el nombre de “We Believe in People”, el programa se puso en marcha allá por el año 1998. Y desde entonces son ya más de 36.800 las personas que han contribuido a este proyecto, dirigido a mejorar la calidad de vida los más desfavorecidos en países como Haití, Japón, Tanzania o Perú. Iniciativas a las que El Naturalista destina el 2,14 por ciento de cada par de zapatos vendido.

Casa Ankelba

El último proyecto que se está financiando bajo el compromiso de El Naturalista y de “We Believe in People”, es la construcción de la Casa Ankelba en la localidad de Holata, en Etiopía. Una de las poblaciones más empobrecidas de todo el país, y en la que cada vez son más habituales los casos de abandono infantil.

El Naturalista lleva su proyecto solidario a Etiopía

La finalidad del proyecto es la de crear un hogar de acogida para 110 niños sin familia, intentando con ello hacerles la vida más fácil, y proporcionarles en su día a día los medios básicos para garantizar su desarrollo.

Para sacar adelante esta iniciativa humanitaria, la firma española de calzado colabora con la ONG Ambessa. Responsable de un proyecto cuya construcción se inició en abril de 2018, y ya está finalizado en un 49 por ciento.

Proyectos en Haití, Japón o Perú

Antes de embarcarse en este nuevo proyecto, El Naturalista y su comunidad “We Believe in People”, han logrado finalizar con éxito distintos proyectos de cooperación en países como Haití, donde participaron en la construcción de una cocina y un comedor en la Escuela San Luis de Fonfrède, destinada a que cerca de 350 niños pudieran realizar al menos una comida al día. En Perú, donde en 2011 en Arequipa inauguraban el Hogar de la Esperanza para 113 niños y niñas con discapacidad. En Japón, donde colaboró en la construcción de un almacén para los pescadores de Miyagi tras el terremoto de 2011. O en Tanzania, donde contribuyó en la construcción de la granja para pollos Baobab Children´s Home.

Photo Credits: Cortesía de El Naturalista.

 

Noticias relacionadas

MÁS NOTICIAS

 

ÚLTIMAS OFERTAS DE TRABAJO

 

LO MÁS LEÍDO