La época estival siempre viene acompañada por las esperadas rebajas. Los españoles usamos estas ofertas para llenar los armarios de prendas, a precios más bajos, propias para este calor. El gasto es bastante alto, unos 135 euros por persona según la Confederación de Consumidores y Usuarios (CECU). Desde el 1 de julio y hasta el mes de septiembre se pueden obtener prendas de la colección de primavera-verano a precios que llegan hasta el 50 por cien de descuento, en algunos casos.

La facturación, según la Empresarial del Comercio Textil y Complementos (ACOTEX), en el sector textil madrileño alcanzará los 471 millones de euros, cifra que supondrá un 12% de la facturación total del año. En esta temporada los consumidores deberían saber sus derechos como por ejemplo que los establecimientos tienen que permitir el mismo tipo de método de pago en la temporada de rebajas que en el resto del año. En cuanto a la política de devoluciones, las tiendas no están obligadas a realizar devoluciones siempre que así lo publiciten, por supuesto excluyendo los casos en los que la prenda esté defectuosa en los que deben devolver el dinero. Los precios originales deben ser visibles junto al precio donde han aplicado el descuento. Los artículos de rebajas deben haber estado a la venta en el establecimiento antes de las mismas, para evitar que las tiendas vendan productos de inferior calidad por estas fechas. Y por último, si un consumidor cree que se han vulnerado sus derechos, debe exigir las hojas de reclamaciones, y guardar el ticket de compra para poder hacer la correspondiente reclamación.

 

Noticias relacionadas

MÁS NOTICIAS

 

ÚLTIMAS OFERTAS DE TRABAJO

 

LO MÁS LEÍDO