La "moda ética" está dejando de ser una novelería para consolidarse como una firme y creciente tendencia, al menos en el Reino Unido donde el consumo del algodón producto del "comercio justo" se ha disparado en el último año.

Según el diario inglés The Independent, durante el 2006, las empresas minoristas de ese país compraron casi cuarenta veces más algodón ético que el año anterior. Concretamente se trata de un algodón producto de reglas de comercio justo en el que los productores reciben una paga acorde con los costes de obra.

Este incremento ha provocado que las ventas de productos éticos ascendieran a 290 millones de libras (450 millones de euros) en 2006, un 46 por ciento más que el año anterior. Ante las expectativas de que la creciente demanda de la ropa fabricada con este algodón supere a la oferta, el número de compañías minoristas de ropa que ha solicitado la certificación de empresa de comercio justo se ha doblado en sólo medio año y ya son una treintena en Reino Unido.

Sin embargo, el número de productores de algodón de comercio justo, que dedican un porcentaje de sus ingresos a inversiones para sus comunidades, ha crecido sólo un tercio en el 2006 hasta alcanzar el centenar, muchos de ellos en África occidental

 

Noticias relacionadas

MÁS NOTICIAS

 

ÚLTIMAS OFERTAS DE TRABAJO

 

LO MÁS LEÍDO