El 2006 ha concluido con un saldo comercial deficitario para la industria textil y de la confección brasileña que se estima alcanzará la cifra de 26 millones de dólares. A este déficit comercial han contribuido distintos factores como un real valorizado, unos tipos de interés elevados o una importante carga tributaria.

Para el 2007, sin embargo, se espera una recuperación del sector. Esto será únicamente posible a través de la conclusión de acuerdos internacionales entre Brasil y grandes compradores mundiales de productos textiles. La industria textil continuará con el programa Texbrasil que prevé una inversión pública que, sumada a la inversión por parte del sector privado, permitirá la inserción de pequeñas y medias empresas en el panorama internacional.

 

Noticias relacionadas

MÁS NOTICIAS

 

ÚLTIMAS OFERTAS DE TRABAJO

 

LO MÁS LEÍDO