El príncipe azul no existe, pero sí es posible casarse con un vestido igualito al que usó la Cenicienta en el baile en la que la descubrió su amado, o como el que levaba la Bella Durmiente en el momento del beso que la despertó de su largo letargo, gracias a la colección de trajes de novia que Disney lanzará en Junio de este año inspirada en las películas de sus cuentos clásicos. Se trata de una línea especial de 34 diseños que costarán entre 1.100 y 1.300 dólares, creados por la modista de alta costura Kirstie Kelly que Disney pondrá a disposición de las consumidoras, sólo en Estados Unidos.

Esta iniciativa forma parte del esfuerzo que la compañía está llevando a cabo para conquistar al público de todas las edades. Creada en 2001, la unidad de productos Disney Princess ha crecido hasta convertirse en una marca de moda entre las niñas que está cerca de alcanzar ventas anuales de 3.500 millones de dólares en disfraces, muñecas, muebles de dormitorio y otros complementos.

 

Noticias relacionadas

MÁS NOTICIAS

 

ÚLTIMAS OFERTAS DE TRABAJO

 

LO MÁS LEÍDO