• Inicio
  • Noticias
  • Moda
  • Diseños contemporáneos creados por pueblos indígenas en Chile

Diseños contemporáneos creados por pueblos indígenas en Chile

Por Joshua Williams

20 may. 2021

Moda

Cada mes en News Bytes, Sass Brown, experta en moda ética, sostenible y artesanal, comparte una marca de moda que se acerca al negocio de una manera distinta e innovadora, o bien que opera fuera de los sistemas tradicionales de la industria y de las principales capitales de la moda. Saas fue la Decana de Arte y Diseño en el Fashion Institute of Technology y es la Decana fundadora del Dubai Institute of Design and Innovation.

Este mes, Sass ha elegido a VOZ. Esta marca basada en la Ciudad de Nueva York se lanzó en 2021 por Jasmine Aarons, con la misión de honrar y empoderar a los artesanos Mapuche, en Chile, apoyándolos económica y culturalmente. La colección VOZ se construye en torno a sus principales tradiciones de tejido y teñido a mano, utilizando algodón y alpaca de aquella región.

¿Prefieres escuchar? El podcast completo sobre este tema se puede encontrar aquí.

Sass explica que la gente Mapuche es el grupo indígena más grande en Sudamérica y que nunca fueron conquistados por los Españoles. “La gente Mapuche tiene una larga herencia de trabajar con fibras naturales, materiales locales - tanto animales como vegetales - y de tejer a mano e hilar a mano. Como muchos grupos indígenas, hay historias y significados intrínsecos en los patrones y en el simbolismo que está insertado dentro de las cosas que ellos tejen. Visualmente es muy gráfico”, dijo Sass. Además, expplica que los Mapuche típicamente trabajan con color negro sobre una base blanca o beige, pero también puede ser de otros colores. “Si ves el trabajo de Jasmine, ella suele incorporar todo tipo de formas distintas. Suele ser un patrón muy gráfico en una base tejida a mano”.

Porque VOZ está basado en la Ciudad de Nueva York y trabaja con personas indígenas en Chile, Sass subraya que el trabajo de Jasmine es una celebración a la cultura, más que una apropiación. “Jasmine no se apropia. Ella trabaja directamente con los artesanos. Y es una sociedad desde el nivel del proceso colaborativo”, acentúa. Además, ella explica que muchos de los artesanos utilizan sus propios patrones familiares, que han pasado de generación en generación y que éstos a veces son incorporados tanto en piezas contemporáneas, como en estilos más tradicionales, como ponchos o chalinas. “El tejido a mano y el patrón es lo que es realmente bello, individual y específico de las familias o de las comunidades que producen estos tejidos. Los artesanos reciben el crédito de todo lo que Jasmine hace”.

VOZ también opera como una corporación sin fines de lucro, que requiere salarios justos e incorpora informes de triple balance. “Una corporación de este tipo tiene que favorecer a la gente y al planeta de igual manera para beneficiarse. Por lo que, por default, apoya política y económicamente a los pueblos indígenas de aquellas regiones”. Asimismo, Sass reconoce lo difícil puede ser trabajar con personas que están dispersas en regiones rurales y que están trabajando en economías informales. “Jasmine pasa mucho tiempo en Chile, trabajando directamente con ellos”.

Aunque este tipo de modelo de negocio puede que no sea posible para una compañía de moda más grande, Sass subraya la importancia de honrar la tradición, y sugiere que VOZ puede ser un ejemplo de cómo hacer esto de manera auténtica. Por ejemplo, Sass ilustra cómo la tienda en SoHo se convirtió en un centro de conversación y experiencia en torno a la moda sostenible, a la equidad de género, a la cultura global y las artesanías ceremoniales, todo ello ligado a las comunidades con las que Jasmine trabaja. Sass lo describe como “tanto un escaparate para el trabajo de diseñadores empáticos y solidarios, como Maria Cornejo, como una comunidad para crear talleres y eventos. Y esto ha continuado incluso a través de la pandemia como un espacio digital”.

Otro ejemplo es VOZ Woman, una red de embajadores de marca que Jasmine creó para mostrar su trabajo. Sass enfatiza en que estas embajadoras “realmente son personajes inspiradores en su propia medida. No son modelos elegidas por su belleza física. Son embajadoras de marca que están haciendo una diferencia en su propio estilo, de alguna manera. Una verdadera celebración de la humanidad”.

Para saber más acerca de VOZ, puedes visitar su sitio web www.MadeByVOZ.com , o visitar su tienda física en la Ciudad de Nueva York, en SoHo.