Los diseñadores españoles están siendo requeridos por importantes empresas ajenas a la moda para que personalicen una variada gama de productos. Desde la industria de la belleza hasta la de la alimentación, ven en la creatividad de los diseñadores locales un una nueva fuente de ingresos para sus campañas de marketing.

En este sentido, Josep Font ha hecho una reinterpretación del universo onírico de Hypnôse, la fragancia de Lancôme. La nueva caja del perfume aparece envuelta con un coqueto lazo que al desatarlo muestra románticas ilustraciones del creador catalán, como una joven con la melena al viento, una gran concha de caracol y un equipaje sin dueño.

Juan Duyos por su parte se ha aliado con la marca de desodorantes Rexona. En esta estrecha colaboración el creador ha querido plasmar la eficacia sobre la ropa oscura de Rexona Crystal en dos envases negros decorados con motivos naturales, deportivos, vintage y surrealistas, tan característicos del universo Duyos.

Otra marca de belleza, en este caso Palmolive NB, ha recurrido a Hannibal Laguna para reforzar el lanzamiento de sus dos nuevos productos: Aroma Therapy Sensual y Anti-Stress. Laguna ha diseñado una original camiseta en exclusiva para la campaña de la nueva gama de desodorantes.

También en 2006 ha tenido lugar otra exclusiva alianza entre la moda y la belleza. La firma española de alta cosmética Natura Bissé confió al dúo Collado García el diseño de un exclusivo bolso con el que premiaba las compras que superaran los 1.400 dólares. La iniciativa estuvo limitada a selectos puntos de venta de Estados Unidos y el Reino Unido.

Por su parte el diseñador David Delfín ha realizado su primera incursión en el sector de los artículos de escritorio en colaboración con la empresa Inoxcrom. Se trata de una colección en la que el diseñador malagueño reivindica el placer de escribir a través de la reinterpretación del modelo B-55. Inoxcrom, compañía internacional con sede en Barcelona, se ha convertido en uno de los principales exportadores de la creatividad mediterránea aplicada al material de escritura.

La creatividad de Armand Bassi también estuvo requerida por la firma Nestlé que le pidió el diseño de las cajas de la nueva colección de bombones Caja Roja. Inspirado en sinuosas formas circulares, el autor ha creado un exclusivo diseño que confiere un aire distinguido y alegre a la nueva imagen de la conocida marca.

Custo Barcelona es otro de los diseñadores que ha puesto su firma en una mayor variedad de productos pertenecientes a campos ajenos a la moda. A principios de este año lanzó una edición limitada para la marca de cerveza Estrella Damn. El resultado fue una botella metálica de fondo dorado en la que aparecía dibujada una imagen característica de Custo. Casi en forma paralela, el único diseñador español que desfila en la pasarela de Nueva York personalizó el modelo V3 de móviles de Motorola, y su versión del todoterreno Hummer H3.

 

Noticias relacionadas

MÁS NOTICIAS

 

ÚLTIMAS OFERTAS DE TRABAJO

 

LO MÁS LEÍDO