De vuelta a las raíces: el tinte natural de Bleu de Lectoure (Francia)

En Francia, en la región del Gers, a 40 kilómetros al sur de Agen se encuentra Lectoure. Un pequeño pueblo que hizo su nombre en el siglo XV por su tinte azul pastel. Producido anteriormente entre Toulouse, Albi y Carcasona, este tinte natural es ahora muy buscado por los particulares en la región y cada vez más solicitado por las marcas de moda y ropa de hogar, en línea con el cambio hacia una industria respetuosa del medioambiente.

La compañía Bleu de Lectoure (Azul de Lectoure), fundada en 1994 por Henri Lambert, se declaró en bancarrota hace unos años, después de la deslocalización de numerosas empresas y la producción masiva, antes de ser comprada por tres socios hace dos años y medio. Jean-Marie Neels, presidente de Pastel Bleu de Lectoure; Séverine de Breucker, jefa del taller de tinte y Cécile Gex, diseñadora textil y gerente de la tienda. Apasionados por el uso de Pastel y sus virtudes tanto terapéuticas como decorativas, decidieron cambiar la filosofía de la antigua estructura al eliminar completamente el uso de productos químicos para fijar el tinte en las telas, ahora al cien por cien ecológico.

De vuelta a las raíces: el tinte natural de Bleu de Lectoure (Francia)

Allí, Jean-Marie Neels cultiva en su tierra esta planta verde parecida a una mala hierba, de la familia de la col y la colza, para extraer, gracias a un proceso ancestral de maceración, su pastel (Isatis Tinctoria, en latín), un pigmento azul natural con estándares ecológicos.

Cortadas entre junio y septiembre, las hojas de la planta, que aún resisten el frío, encuentran todo el sol que necesitan en el suroeste de Francia. Antes infundido en orina o agua estancada, luego en amoníaco para fijar el color, sus hojas verdes, empapadas en agua caliente, luego se retiran de su cubo para finalmente oxidarse al contacto del aire y dar un color azul ligeramente gris. Este color se aplica a materiales naturales y orgánicos como la lana, la seda o el lino.

"Cuando compramos la compañía, recibimos una formación de la mano de Michel García, un experto en tintes vegetales de la asociación Couleur Garance en el Morbihan, y desde entonces hacemos todo el trabajo nosotros mismos", explica Cécile Gex a FashionUnited.

De vuelta a las raíces: el tinte natural de Bleu de Lectoure (Francia)

"En la estructura anterior, una docena de empleados trabajaban en pedidos de hasta 500 piezas por día. Nuestra producción, ahora reducida en un 80 por ciento, nos permite teñir un promedio de 30 piezas por día. Producimos en pequeña escala, principalmente en la región. Estamos en pleno desarrollo de nuestro proyecto, especialmente con marcas de prêt-à-porter y hemos creado nuestra propia colección de ropa que vendemos en la tienda contigua al taller y en nuestro sitio web. La idea es trabajar conscientemente y sin productos químicos y cada paso lleva tiempo. Los tintes químicos son muy perjudiciales para la piel y el medio ambiente. De hecho, se necesitarían seis lavados para eliminar los químicos de los textiles ".

La nueva compañía ofrece conferencias tres veces al día, abiertas a todos los públicos. "Es importante enseñar nuestro trabajo y nuestra experiencia única hecha a mano".

« Actualmente somos tres productores de esta planta en Francia. Los otros dos están en Picardía y Toulouse", continúa Célice Gex.

De vuelta a las raíces: el tinte natural de Bleu de Lectoure (Francia)

El Pays de Cocagne en el corazón de la comercialización del pigmento azul.

En Francia, durante el Renacimiento, muchos productores se establecieron en el Gers para comercializar el pigmento azul de Lectoure, acumulando fortunas extraordinarias. Sin embargo, las guerras de religión y la llegada del Índigo importado de las Indias hundieron esta zona en el estancamiento: la cultura de Pastel tuvo su primer declive.

De vuelta a las raíces: el tinte natural de Bleu de Lectoure (Francia)

« A principios del siglo XIX, Napoleón I creó una escuela experimental en la ciudad de Albi para la extracción del colorante de las hojas en colores pastel. La investigación condujo a una reducción en el tiempo de extracción de color de ocho meses a unos pocos días. ¿El resultado? Todos los soldados del Imperio se vistieron de azul pastel. "A mediados del siglo XIX, se abandona definitivamente el uso del Pastel y la llegada de tintes sintéticos en el siglo XX hicieron caer en el olvido los pigmentos de Garance y el Índigo", publica el sitio de la compañía.

Una nueva vida para estos tintes naturales...

Fotos : cortesía Bleu de Lectoure

 

Noticias relacionadas

MÁS NOTICIAS

 

ÚLTIMAS OFERTAS DE TRABAJO

 

LO MÁS LEÍDO