Cuando Julien Dossena devuelve la vida a Paco Rabanne

Han pasado cinco años desde que Julien Dossena ha tomado el relevo del diseñador indio, Manish Arora, en la dirección artística de la maison y cuya actividad se había parado desde la salida de Paco Rabanne en 1999. Perpetuar el legado del costurero español, teniendo entre manos luz verde para crear nuevos códigos o como “resucitar su pret-a-porter”, ha sido la apasionante misión de Dossena cuando llegó en 2013.

Cuando Julien Dossena devuelve la vida a Paco Rabanne

Ferviente admirador de Martin Margiela y firme defensor de la moda deportiva, este joven bretón de 35 años, nacido en Ploemeur en la región de Morbihan, ha estudiado Historia del Arte en París y moda en La Cambre de Bruselas antes de trabajar en los talleres de Balenciaga en 2008, junto con Nicolas Gesquière. Es allí donde ha ejercitado su talento para poder combinar los materiales: “Puedo mezclar nylon con cuero y ofrecer nuevos aspectos a las prendas. Me gusta dibujar chaquetas de corte impecable y confeccionarlas con materiales ligeros sin perder de vista el aspecto de alta gama”, explicaba en una entrevista a Vogue.

Después de Balenciaga en 2012, Julien Dossena decidía lanzar su propio label “Atto”, antes de ser contactado por Paco Rabanne para encargarse de la dirección creativa. “Cuando me han llamado para integrar Paco Rabanne, la idea me pareció muy divertida. Era una continuidad lógica para mí, ya que muchas de mis referencias venían justamente de esta época radical de los años 60, ilustrada entonces por Rabanne, Cardin o Corrèges…” A esa frescura, se agregó la apertura de un flagship store en Paris, en la calle Cambon, en enero 2016. “Me sentí muy libre, Cuando llegué, tenía delante de mis ojos una página en blanco donde podía sentar las bases de mi proyecto, montar mi equipo y decidir de qué manera quería trabajar y crear una imagen completa”.

Cuando Julien Dossena devuelve la vida a Paco Rabanne

El reinventor de la malla metálica en versión “high tech”

El pasado invierno, Julien Dossena reactualizaba la famosa malla metálica de Paco Rabanne que presentaba en su colección Otoño/Invierno 2017-18. Un punto de erotismo, decía a la revista Marie-Claire, se desprendía de sus vestidos fluidos y asimétricos con hombros desnudos y llevados por chicas sin tacones (así le gustan) y que “avanzan a pasos grandes por la vida”.

Cuando Julien Dossena devuelve la vida a Paco Rabanne

El tono disco del dorado y del plateado estaban omnipresentes. “El material de la malla es un espejo. Esconde porque refleja. El brillo puede ser percibido como una armadura (…) una segunda piel donde la chica estaría completamente desnuda… No quería estatuarla porque un cuerpo fundido en el metal es mortífero.”

Cuando Julien Dossena devuelve la vida a Paco Rabanne

Primavera/Verano 2018 : une campaña más fuerte

Para esta temporada, las imágenes de la campaña han sido realizadas con la colaboración de los artistas holandeses Maurice Scheltens y Liesbeth Abbenes y el director artístico Marc Ascoli. Con diferencia con otras campañas de moda o de marca, el producto está colocado en la imagen de una manera menos comercial para crear un efecto más impactante, lo que le permite ser apreciado en su conjunto. “Quería expresar la intimidad, la delicadeza, este tipo de cosa grunge y cool y a la vez femenina”. La chica Paco Rabanne es soñadora, estudiante de Bellas Artes o música, interprete, artista… Pensaba en (Robert) Mapplethorpe y a ese sentimiento creativo que se vive en algunos momentos de la vida, pero expresado de forma más distópica.”

Fotos : Campaña PV18 por Theo Sion, Retrato de Julien Dossena por Francois Guillot / AFP, Colección OI 2017-18 por Catwalkpictures.