Chanel, entre el Brexit y el coronavirus

Madrid – Apenas 24 horas después de que la célebre casa de modas francesa Chanel confirmase la suspensión del desfile que tenía pensado llevar a cabo en Pekín, programado para el próximo mes de mayo, la “maison” anuncia que cambia la capital china por la británica, y que el desfile previsto finalmente se realizará el próximo jueves 4 de junio de 2020 en Old Billingsgate. Un antiguo edificio del siglo XIX de estilo victoriano ubicado en el mismísimo corazón de la capital del Reino Unido; orillas del río Támesis y muy cerca de los tantas veces visitados Puente y Torre de Londres.

Con este movimiento desde Chanel parecen adelantarse a cualquier clase de inconveniente o a un agravamiento del brote de coronavirus que termine por agudizar las restricciones al tráfico aéreo y a la movilidad de las personas. Apostando así por un destino cercano como lo es Londres, ciudad que, no hay que olvidarlo, es punto de encuentro de algunas de las principales fortunas internacionales; pero cuyo panorama económico a futuro sigue mostrándose muy incierto. Una vez después de haberse consumado ya oficialmente el Brexit y la salida del Reino Unido de la Unión Europea, pero sin que todavía se hayan definido cuales serán finalmente las reglas de las futuras relaciones entre las islas y el continente. Un hecho que quizás hacen de este momento el más idóneo para que Chanel lleve su desfile hasta la capital británica, pero sin saber bien si este terminará transmitiendo más una sensación lastimera que de alegría, causa de un espectáculo que puede llegar a entenderse tanto como un evento de celebración como de despedida. Lo que viene significando un “au revoir” por todo lo alto, antesala de los cambios geopolíticos a los que se encamina la Unión.

Presentación de la colección Métiers d’Art

El objeto del desfile no será otro que la presentación de la última colección “Métiers d’Art París - 31 rue Cambon 2019/20”, el último ejemplo de la línea con la que desde el año 2002 la firma celebra de manera excepcional, y anual, el “savoir-faire” de sus artesanos y de todo ese universo de talleres que conforman sus Maisons d’Art. Bordadores, plumajeros, plisadores, zapateros, sombrereros e incluso fabricantes de guantes, cuyo talento y artesanía la firma se encarga de ensalzar de manera especial a través de la que resulta, sin duda alguna, su línea más detallista y primorosa.

Chanel, entre el Brexit y el coronavirus

Diseñada por Virginie Viard, esta última colección “Métiers d’Art” se dio a conocer por primera vez el pasado mes de diciembre a lo largo de un desfile celebrado en el Grand Palais de París. Espacio decorado para la ocasión con una escenografía que recreaba el interior del apartamento de la propia Gabrielle Chanel, con los salones de costura de la casa y su emblemática escalera de espejos del número 31 de la rue Cambon. Una atmósfera que sirvió de inigualable marco para una colección dominada por los habituales códigos artísticos de la “maison”, como el trigo, los lazos, las camelias, las dobles C de Chanel o las combinaciones bicolor en blanco y negro. Y en cuya presentación también hubo lugar para el icónico frasco del ya mítico perfume Chanel Nº5, así como para otros símbolos como la colección de alta joyería “Bijoux de Diamants”, creada en 1932 por la propia Mademoiselle Chanel.

Suspensión por causa del coronavirus

Era el pasado lunes cuando Chanel finalmente decidía suspender el desfile que tenía programado realizar el próximo mes de mayo en Pekín. Espectáculo con el que la firma pretendía llevar hasta la capital de China la minuciosa labor de sus artesanos, en lo que debía convertirse en todo un escaparate de su inigualable maestría en el campo de la alta costura. Pero que finalmente terminaba convirtiéndose en la última víctima empresarial del conocido como coronavirus de Wuhan. Brote que ya afecta a más de 74.000 personas y que se ha cobrado más de 1.700 vidas desde que irrumpiera en nuestras vidas a lo largo del pasado mes de diciembre.

“Considerando la situación actual y atendiendo a las consideraciones hechas por parte de las autoridades chinas, Chanel ha decidido posponer la celebración de la réplica del desfile de la colección París – 31 rue Cambon 2019/20 Métiers d’Art”, anunciaba la propia firma a través de un comunicado difundido por la agencia AFP. Escrito en el que la “maison” mostraba sus intenciones de regresar a la capital china en otro momento “más oportuno”, y en el que añadía que se encuentra “monitoreando la situación muy de cerca”. “La salud y el bienestar de nuestros equipos y clientes son la prioridad”.

Chanel, entre el Brexit y el coronavirus

Al tiempo que Chanel anunciaba la suspensión de su desfile de Pekín, la italiana Prada hacía lo propio con el espectáculo que tenía programado realizar en Japón el próximo 21 de mayo. Un anuncio que en su caso seguía al de la cancelación de las semanas de la moda de Pekín y de Shanghái, y que trasladaba toda la presión a una posible cancelación de los Juegos Olímpicos de Tokio 2020 . Extremo sobre el que medios y multinacionales todavía guardan cautela.

Photo Credits: Desfile de diciembre de la colección Métiers d’Art París - 31 rue Cambon 2019/20. Cortesía de Chanel.

 

Noticias relacionadas

MÁS NOTICIAS

 

ÚLTIMAS OFERTAS DE TRABAJO

 

LO MÁS LEÍDO