Carlota Barrera da el salto al ruedo masculino con éxito

Madrid- Carlota Barrera desfiló ayer por primera vez en el off de la pasarela madrileña con su inédita colección masculina “The Matador and the Fisherman”. Una muestra con sabor español y detalle por la artesanía.

Homenaje a la tradición made in Spain

Inspirada en el enfrentamiento del hombre contra la bestia, la colección cuestiona cuál de los dos encarna cada papel: por un lado, a través de la tradición española de la Tauromaquia, y por otro con el oficio de los pescadores que luchan frente tormentas y bestias marinas.

La belleza del traje de luces, con su marcada silueta, se combina con la funcionalidad de la indumentaria de los pescadores. Se exalta el concepto de masculinidad y de belleza, con cierto componente erótico, que se pone de manifiesto en cuidados bordados de flores, corales y plantas acuáticas. Se trata de una historia de amor, tanto entre el pescador y el torero, como entre la antigua sastrería y las nuevas formas de hacer.

Se establece también un diálogo entre la delicadeza de la danza clásica y los movimientos de los toreros. Una combinación de feminidad y fuerza que se pone de manifiesto en prendas de tejidos delicados ceñidas al cuerpo, y chaquetillas de torero con hombros estructurados.

Oficios de ayer en desfiles de hoy

El amor por la artesanía de Carlota Barrera, le lleva a utilizar en esta colección distintas técnicas manuales. Se reivindica así el gran papel que han tenido estos oficios en la tradición española y que ahora rozan el peligro de desaparecer. Aplicar los bordados, la cestería o el trabajo de la piel en esta colección, ha supuesto una actualización de estos oficios con una visión contemporánea.

En esta colección han contribuido artesanos como Steve Mono, con los zapatos fabricados en piel de Ubrique, Javier Sánchez Medina con las fibras naturales y Anónima by CM con los bordados a mano.

En cuanto a los colores, los tonos tierra y el pantone marino impregnan una colección de 20 looks que aúna belleza, fuerza, artesanía y vanguardia.

Photo Credits: Carlota Barrera