Algunos analistas opinan que Pablo Isla asumía una difícil tarea al sustituir a uno de los creadores de Zara, José María Castellano quien había renunciado al cargo. Otros, pensaban que el hasta ahora co-presidente de Altadis tenía una posición fácil al incorporarse a un negocio ya próspero. Lo que es seguro, es que el consejero delegado elegido por el propio Amancio Ortega ha tenido un paso tranquilo por la firma en su primer año como ejecutivo.

Los números de Inditex son positivos en el primer año de Isla; se cierra el ejercicio con un beneficio de 803 millones de euros y la compañía vale en bolsa 5.461 millones más que a la entrada de Isla en el cargo. Si bien es cierto que el plan estratégico de la compañía ya estaba concebido, en el que Inditex quiere duplicar su tamaño para el 2009, el abogado de 42 años ha podido poner también sus ideas en el negocio. ¿Su mayor reto? Afianzar la expansión en el mercado asiático.

Por primera vez desde sus inicios, Inditex ha presentado sus resultados anuales en rueda de prensa. Este acto de la firma, ha sido definido como una señal de transparencia y mayor comunicación con los mercados financieros. En la rueda de prensa el consejero delegado se ha comprometido a reducir el actual diferencial de crecimiento existente entre las ventas y los gastos de explotación en un plazo de tres años. De acuerdo con esta meta, la tasa de incremento de ambas magnitudes debe igualarse en el 2008.

La realidad es que los resultados de la gestión de Isla hablan por sí mismos; en doce meses Inditex ha subido más de un 37 por ciento en bolsa y se ha rebasado el precio objetivo del consenso del mercado llegando a los 32.37 euros.

 

Noticias relacionadas

MÁS NOTICIAS

 

ÚLTIMAS OFERTAS DE TRABAJO

 

LO MÁS LEÍDO