Cacharel se reinventa y solo será digital

La marca Cacharel, propiedad de Jean Bousquet, cambia drásticamente su modelo de negocio y únicamente tendrá presencia digital. Centrando sus esfuerzos en impulsar e incrementar las ventas online a través de su plataforma e-commerce, y retirándose de su anterior modelo mayorista.

Los cambios también llegarán a su programa de colecciones. Y en lugar de las dos que presenta actualmente, Cacharel preparará hasta cinco, una para primavera, verano, otoño, invierno, y una colección más de vacaciones. También volverá a desarrollar su línea masculina, que abandonó en 2014. Y todo estará únicamente disponible a través de su tienda online.

“Es una especie de nuevo modelo de see-now-buy-now”, apuntaba Pascal Millet, nuevo director creativo de la firma, en declaraciones recogidas por el medio wwd. “La idea es ofrecer ropa que funcione para la temporada actual. Si ves un artículo de Cacharel en una revista y te enamoras, que puedas comprarlo de inmediato y no tener que esperar seis meses”. Un sistema que por el contrario, parece acercar también a la firma al pantanoso terreno del fastfashion.

Nueva colección y nuevos precios

La primera colección diseñada por Millet, que se unió a Cacharel el pasado septiembre, vio la luz este mismo martes. Una selección de 21 estilismos de hombre y mujer, pensados para la primavera de 2019. Una colección que se lanzó a través de su página online ya el pasado 14 de febrero. Y a la que seguirán la colección de verano en mayo, la de otoño en julio y la de invierno en septiembre. Mientras que la colección cápsula de prendas de fiesta está prevista para el mes de noviembre.

En esa búsqueda por resultar más accesible, sobre todo entre el público más joven, la firma también ha decidido hacer sus diseños mucho más asequibles. Con prendas que rondan los 120 y 400 euros, y accesorios que van desde los 60 de uno de sus pañuelos, a los 120 o 160.

Photo Credits: Cacharel
 

Noticias relacionadas

MÁS NOTICIAS

 

ÚLTIMAS OFERTAS DE TRABAJO

 

LO MÁS LEÍDO