Britney Spears, perseguida por los paparazzi a raíz de las extravagantes escenas que ha protagonizado con su bebé, está pensando en hacerse diseñadora de ropa para los más pequeños. La cantante ha dicho en su círculo de amistades que "me he gastado tanto dinero en compras para Sean que podría diseñar yo la ropa y que la gente me pague a mí una fortuna."

La cantante estadounidense ya se ha puesto manos a la obra diseñando un atuendo punk-rock, otro hip-hop y un último de gala para bebés. No se sabe si ya los ha llevado a las boutiques para vender sus diseños, o se inspirará en elementos más clásicos para la colección, pero la reina de pop, a punto de tener su segundo hijo y de divorciarse de su marido, parece tener un lucrativo negocio entre manos.

 

Noticias relacionadas

MÁS NOTICIAS

 

ÚLTIMAS OFERTAS DE TRABAJO

 

LO MÁS LEÍDO