La jornada comienza con una multitudinaria rueda de prensa donde Karl-Heinz Müller, Presidente de esta inmensa feria, comienza aportando su particular visión de la moda. El B&B está planteado como negocio y no como show. La moda es el paquete que se vende, pero se vende muy bien; sólo en el primer día unos 26 mil visitantes superan colas interminables para acceder a la Fira. Las estimaciones de una totalidad de 70 mil visitantes (frente a los 45 mil del pasado año) se confirman con las jornadas que pasan. ¿Cuál es la característica principal que interesa a los exhibidores de la feria? Los contactos. No son las ventas ni tampoco los espectaculares stands donde presentan las colecciones más novedosas y urbanas. Este "tradeshow" de marcas sirve para darse cierta notoriedad y actualmente parece que si no estás en el Bread & Butter no eres nadie en la moda.

Este network global sirve para realizar posibles contactos que pueden resultar en ventas, en nuevas tiendas o en alianzas comerciales en todo el mundo. Pero en la feria hay de todo, desde los visitantes que buscan los stands donde puedan recibir algún regalo, a los más fetichistas que quieren conocer de primera mano las nuevas creaciones de sus favoritos. En definitiva, esta comercial feria es un empuje para la economía catalana, y española por extensión, y que la organización haya decidido asentarse en Barcelona es algo que beneficia el look "progre" que quiere ofrecer esta ciudad.

En total los expositores han sido 918, procedentes de 32 países y con una presencia mayoritaria de los españoles, con 160 firmas. Le siguen los italianos con 132. El porcentaje de asistencia extranjera es bastante sorprendente, un 65 por cien. Müller ha querido recalcar que esta feria es única en Barcelona por razones de mercado; el buen clima y la ciudad de Barcelona con todos sus encantos también habrán sido razones para que este mercado se decante por la ciudad condal. La organización aprovecha también para recordar la próxima parada; los días 4, 5, y 6 de julio, en la que quieren que las inscripciones se hagan mayoritariamente por internet para evitar las colas.

Por último recordar que el BBBKraftwerk, que sustituye la cancelada feria de Berlín, tendrá lugar los días 26 y 27 de enero en el Berlin-Mitte. Esta feria, con un marcado carácter de exhibición, tendrá un visión 100 por 100 berlinesa donde el punk, rock, porno, decadencia, subcultura, culto y nuevos retos llenarán sus recintos la próxima semana.

 

Noticias relacionadas

MÁS NOTICIAS

 

ÚLTIMAS OFERTAS DE TRABAJO

 

LO MÁS LEÍDO