Ángel Sánchez: "Tengo la bella oportunidad de poder vestir a dos generaciones de mujeres"

Por primera vez en Europa, el diseñador venezolano afincado en Nueva York presentó anoche sus creaciones en el Palau de Pedralbes, en el marco de la Barcelona Bridal Night.

“Estoy muy excitado por desfilar aquí”, explicó Ángel Sánchez unas horas antes de su desfile a FashionUnited. “Llevo muchos años presentando en Nueva York y es un lugar que conozco, los clientes, las tiendas y los periodistas son mis amigos y aquí todo es nuevo. Me intriga bastante saber cómo mi trabajo será entendido en un mercado tan distinto, por eso acepté la invitación. Barcelona es un lugar prestigioso y la Barcelona Bridal Fashion Week (BBFW) es muy reconocida a nivel internacional”, dijo.

Arquitecto de formación, Ángel Sánchez se dedica a la moda desde hace ya treinta años. “Trato de hacer una novia contemporánea y evitar los excesos. Hago que mis vestidos sean frescos, femeninos y nada recargados. Cuido mucho las proporciones, los volúmenes de las faldas, por ejemplo. Trato de desarrollar técnicas de detalles que se vean contemporáneos. Mi trabajo tiene mucho que ver con lo liviano y los materiales que uso generalmente son gasas de seda u organza y construyo los volúmenes con varias capas pero no con telas duras, no me gustan los trajes de novia pesados”, comentó.

Ángel Sánchez: "Tengo la bella oportunidad de poder vestir a dos generaciones de mujeres"

Para esta nueva colección de 2018, el diseñador propone el tema de la rosa como hilo conductor. Usa el blanco casi roto, “un color muy pálido como una opción del blanco y algún movimiento que recuerda la flor”. También desarrolla una técnica donde la rosa es la protagonista para poder interpretar la frescura que tanto anhela.

“Mis colecciones son pequeñas, compuestas por 15 o 16 vestidos. Pero decidí traer 32 piezas de las cuales 16 son nuevas y el resto viene de colecciones anteriores, como piezas icónicas que me representan. Me interesa que la gente de aquí conozca el estilo que me representa. Además, para completar el abanico, he traído alguna pieza de noche.”

“Con las novias, puedo hacer moda”

Durante la entrevista realizada en Fira Barcelona Gran Via -dónde se encuentra el showroom del diseñador esta semana- nos interrumpió una chica joven venezolana, muy entusiasta de poder saludar al diseñador que creó el vestido de novia de su madre años atrás. “Tengo la oportunidad tan bella de poder vestir a dos generaciones de mujeres, a las hijas de mis novias. Vivo en constante evolución. Como creativo me inquieta mucho no repetir las cosas sino me aburro. Si tuviera que repetir modelos, creo que me retiraría. Con las novias, me he dado cuenta que puedo hacer moda, ver como evoluciona el código del traje de novia. No es lo mismo vestir a la madre de esta chica que acaba de venir a saludarme con vestirla a ella. No puedo vestirlas igual. Me he dado cuenta que me vuelvo cada vez más depurado. Quito en vez de poner. Sin embargo, mis vestidos siempre tienen un detalle o un movimiento en las telas que impacta”.

Parece que ahora la generación de las Millenials viste un poco más descubierta, con menos ropa. “Sin verse sexy -porque sería algo vulgar y evito la vulgaridad- la novia Millenial tiene que verse sensual y con un vestido delicado”.

Ángel Sánchez: "Tengo la bella oportunidad de poder vestir a dos generaciones de mujeres"

“Barcelona tiene mucho que enseñar a Nueva-York”

Ángel Sánchez confesó haber estado impresionado por el nivel de organización de la pasarela. “El grupo que me ha acogido es muy profesional, dan un servicio impecable. Barcelona en ese sentido tiene mucho que enseñar a Nueva York. Este tipo de pasarela no la tenemos allá. Presentamos desfiles aislados, pero no cogidos bajo un mismo techo como aquí y me impresiona. Con el Bridal Council, del cual soy miembro –como Rosa Clará o Yolancris- hemos intentado hacer una pasarela de novias en Nueva York pero ha sido cancelada por varios motivos”, agregó.

Actualmente, Ángel Sánchez vende principalmente en los Estados Unidos, su mejor mercado, seguido por Japón y Oriente-Medio. “Aunque en esta última región, no vendo tanto, porque mis vestidos son más sencillos de los que me piden allá.”

“Tengo un sentido de auto-crítica constructiva que me hace cuestionarme. Me gusta evolucionar y proyectar el futuro. Vivo en el presente y disfruto de mi creación”. Y eso es lo que importa.

Fotos: Desfile de Ángel Sánchez en el Palau Pedralbes, Barcelona. Cortesía Ángel Sánchez.

 

Noticias relacionadas

MÁS NOTICIAS

 

ÚLTIMAS OFERTAS DE TRABAJO

 

LO MÁS LEÍDO