Anderson debutó con una colección luminosa que revivió los códigos de Loewe

El niño prodigio de las pasarelas británicas Jonathan Anderson debutó este viernes en el prêt-à-porter de París con una colección de moda luminosa y ligera, que dio un nuevo impulso a los códigos tradicionales del peletero españolLoewe para la primavera-verano 2015.

El desfile del creador de apenas 30 años era uno de los más esperados de la jornada del viernes en la Semana de la Moda femenina junto con el de Christian Dior, previsto más tarde.

Con sus pantalones de cuero de colores vivos anudados en la cintura, o conjuntos con retazos de napa que forman una segunda piel, Anderson jugó a la deconstrucción o el collage y sorprendió con sus estampados de paisajes naturales con patos.

En el decorado mineral de los jardines de la Unesco, iluminados por un sol otoñal radiante, el norirlandés presentó una colección que retoma los materiales de cuero y napa, emblemáticos de la casa fundada en Madrid por Enrique Loewe en el siglo XIX.

Pero fiel también a la tradición de apuesta a la modernidad, establecida desde los orígenes por el empresario alemán, aligeró la silueta con otras materias.

Encargado de "reconfigurar los códigos" de la casa cuya dirección artística asumió en 2013, Jonathan Anderson explicó a la prensa tras el desfile que buscó obtener un resultado menos rígido que en el pasado.

"Cuando fui a España, me dí cuenta de que el lino y el algodón formaban fundamentalmente parte de su cultura", cuenta el creador nacido en Irlanda del Norte, que además diseña para su propia marca, J.W. Anderson.

Anderson debutó con una colección luminosa que revivió los códigos de Loewe "Quise alejarme de los clichés. Cuando pienso en una mujer española, no pienso en estructuras rígidas, o nocturnas, veo a alguien libre. Me dije que el lino y el algodón, asociados al cuero, pueden ser modernos", prosigue el creador, cuya meta era lograr una colección "real".

Por supuesto las carteras son protagonistas, ya sea para la tradicional Amazona pero también en modelos novedosos como una cartera-puzzle. "La idea -explica- era alejarse de las carteras con estructuras rígidas, quería algo más flexible, menos estricto".

Los tonos evocan la piedra -beige dorado, blanco- y se vuelven llamativos en los pantalones de cuero: turquesa, amarillo, rojo...

El creador dijo estar "trabajando" con códigos de color para la marca: "Quiero experimentar", confía.

Al desfile asistió Bernard Arnault, el presidente del conglomerado de lujo francés LVMH al que pertenece actualmente la marca.

Para la ocasión Anderson dispuso a los invitados sentados en volúmenes de cemento de distintas formas distribuidos en el jardín. "Quería que cada persona tuviese un punto de vista distinto. Pienso que el aburrimiento es el problema más grande para la moda", explicó Anderson.

La preocupación también es la de vender: los conjuntos presentados en París fueron puestos el mismo día en los escaparates de las tiendas Loewe sin esperar la llegada de la primavera 2015. "Están hoy en las tiendas porque la gente las desea, espero", sonrió el creador. (AFP)

Fotos: Loewe
 

Noticias relacionadas

MÁS NOTICIAS

 

ÚLTIMAS OFERTAS DE TRABAJO

 

LO MÁS LEÍDO