Adolfo Domínguez está en pleno proceso de expansión, y para conseguir sus ambiciosos objetivos, la producción tiene que multiplicarse. Aunque la firma ha estado siempre arraigada a Galicia, lugar de nacimiento del diseñador que le da nombre, la excesiva burocracia y la dificultad para obtener permisos para ampliar las instalaciones han podido más que el amor por la tierra. Adolfo Domínguez ha asegurado a la junta de accionistas que si no se puede avanzar en los trámites ya iniciados hace cinco años, se irá "para otro lado".

La compañía ya ha aprobado una ampliación de capital por un importe de 261 mil euros mediante la emisión y puesta en circulación de nuevas acciones ordinarias. La proporción queda en una acción nueva por cada veinte de las antiguas. El grupo también destinará 5,3 millones de euros a dividendos, cantidad que supone un 26 por ciento del beneficio. Por último, Adolfo Domínguez también cambia de consejero: Luxury Liberty en sustitución de Cándido Velásquez.

 

Noticias relacionadas

MÁS NOTICIAS

 

ÚLTIMAS OFERTAS DE TRABAJO

 

LO MÁS LEÍDO