Slow fashion : Julie Troncin, artesana del cuero

Apasionada por el diseño y el cuero, la francesa Julie Troncin ha hecho su profesión. Esta artesana ubicada a pocos kilómetros de Tours, en el valle del Loira, trabajo anteriormente en diversas estructuras de ayuda a jóvenes y centros socioculturales antes de descubrir su vocación: trabajar el cuero y crear excelentes productos de marroquinería. Su gusto por la estética y el material le permitió integrar los talleres de Hermès, y luego establecer su compañía al servicio de los sentidos ...

Slow fashion : Julie Troncin, artesana del cuero

¿Cómo te han nacido las ganas de trabajar el cuero ?

Comencé en la realización de trajes vintage en una organización de eventos en Tours, de forma autodidacta y voluntaria. Hojeé los estilos, descubrí la historia de la moda y los accesorios y, amando el desafío, comencé a confeccionar un corsé. ¡Una tarea bastante difícil para una primera creación! El último modelo fue un vestido victoriano. Este periodo me fascinó...

En 2012, me mudé a Dordoña porque Hermès proponía un curso de capacitación en la región. Probé suerte y así entré en el sector del cuero.

Slow fashion : Julie Troncin, artesana del cuero

Háblanos de tu experiencia en Hermès...

Me quedé allí un poco más de tres años. Para resumir brevemente, fue una experiencia rica en significado: una filosofía frente a la materia, gestos precisos y finos y fuertes encuentros.

Específicamente, trabajé en el Birkin, el bolso icónico de Hermès. Mi mayor placer fue hacer hermosas costuras de sanglons y una cuña perfecta (parte que ensambla la parte posterior y la solapa por una costura y un trabajo de corte con el tono). Crear un bolso de lujo y sentirse orgulloso de él; ¡este sentimiento es muy gratificante!

Aprendí el rigor y la consistencia que no tenía antes de entrar en Hermès, y también la humildad del material y la pasión por aprender siempre más.

¿Cómo has creado tu empresa ?

Tenía esta necesidad loca de crear y ser independiente. Este sentimiento se ha apoderado de mi cómoda situación del momento.

En 2015, volví a mi tierra natal, en Touraine. Trabajé en mi proyecto de instalación con la Cámara de Oficios y Artesanía en Tours siguiendo un curso en creación de empresas durante tres meses.

Luego salté al agua, con la misma sensación estimulante de repetir todo. ¡Tuve este sentimiento de redefinir el juego de mi vida, de redistribuir las cartas! Y así fue. Slow fashion : Julie Troncin, artesana del cuero

¿Qué materiales trabajas y qué producto creas ?

Trabajo por mi cuenta desde 2016. Utilizo el cuero de nuestras grandes curtidurías francesas al 100%, de terneros lisos y granulosos. Trabajo también algunas pieles exóticas como el lagarto, el pitón y el cocodrilo.

Prefiero, en el mejor de los casos, un circuito de producción corto, materiales de calidad, colas sin disolventes, hilos franceses para la costura a mano y alemanes para la costura a máquina. Intento ser lo más fiel a mis valores y lo más transparente posible con mis clientes.

Principalmente hago artículos de cuero personalizados y series pequeñas en mi colección y, en paralelo, creo iluminación y asientos en colaboración con otros oficios.

Slow fashion : Julie Troncin, artesana del cuero

¿Quienes son tus clientes?

Esta transparencia y honestidad en mi línea de producción afecta a mis clientes, que son sensibles a las mismas ideas. Con respecto a mis clientes particulares, no toco una clase social específica. Son sobre todo personas sensibles a cuestiones socio-ecológicas. La gente está cansada de contribuir a las condiciones deplorables de los niños que trabajan en fábricas o en condiciones sombrías y a los desastres ecológicos relacionados con el sector de la moda para artículos de corta duración.

Además, ofrezco servicios de oficinas de diseño en la realización de prototipos o micro-series para profesionales, en su mayoría diseñadores que crean nuevas marcas.

Slow fashion : Julie Troncin, artesana del cuero

¿Por qué crees que el hecho a medida está ganando terreno?

La gente necesita significado y autenticidad. Mis clientes no llegan por casualidad a mi taller. Nos tomamos el tiempo de reunirnos para definir las necesidades, las preferencias estéticas de mis clientes según sus códigos de belleza. Les muestro mis materiales y les explico su proveniencia. Mis clientes se van con un artículo de cuero pero también con el recuerdo de una historia para poder concibirlo.

Las artesanías parecen interesar a la nueva generación. ¿Cómo transmites tu talento y tus conocimientos?

Actualmente doy cursos en empresas para grandes marcas. Por otro lado, por el momento, la transmisión a través del aprendizaje todavía no es posible debido a mi actividad multiple.

Slow fashion : Julie Troncin, artesana del cuero

¿Organizas tus propias formaciones?

Organizo seminarios y clases particulares en el taller para el ocio o una reconversión profesional. Propongo diferentes fórmulas de iniciación o de nivel avanzado para crear billeteras, cinturones o bolsos de Galuchat.

¿Qué proyectos tienes para este año ?

Acabo de firmar recientemente una colaboración con un centro de formación. Además, planeo seguir desarrollando el diseño y nuevos proyectos están en marcha. Me siento preparada para participar en el Salón Maison et Objet en París. ¡Me encontrarás allí, sin duda, a finales de año o principios de 2020!

Por último, ¿cómo defiendes el Made in France y la industria artesanal?

Puede que me repita un poco, pero mi leitmotiv es la transparencia, el circuito de producción corto, la selección de temas cualitativos, la ausencia de anonimato. Crear vínculos y volver a dar un sentido a las cosas.

Fotos: Julie Troncin

 

Noticias relacionadas

MÁS NOTICIAS

 

ÚLTIMAS OFERTAS DE TRABAJO

 

LO MÁS LEÍDO