• Inicio
  • Noticias
  • Gente
  • Rushemy Botter y Lisi Herrebrugh abandonan la dirección creativa de Nina Ricci

Rushemy Botter y Lisi Herrebrugh abandonan la dirección creativa de Nina Ricci

Por Jaime Martinez

2 feb 2022

Gente

Photo Credits: Nina Ricci AW19, Catwalkpictures.

Después de tres año y medio ejerciendo la dirección creativa de Nina Ricci, una de las marcas de moda propiedad del holding español de moda y belleza Puig, la pareja de diseñadores formada por Rushemy Botter y Lisi Herrebrugh abandonan la firma, tal y como se han encargado de confirmar desde la propia compañía española.

Según las informaciones que giran en torno al acontecimiento, la salida de ambos creativos, que se ha confrimado apenas una semana después de que presentaran su última colección, “Pre-Fall 2022”, para Nina Ricci, se habría acordado de mutuo acuerdo, en una decisión que permitirá a Botter y Herrebrugh centrarse en la dirección creativa de su propia firma de modas, “Botter”, y a Puig dar una nueva impronta y un nuevo giro a la célebre casa de modas francesa. Casa de modas cuyos orígenes se remontan hasta el año 1932, propiedad de Puig desde 1998. Momento que marcaba un punto de inflexión en la historia de la Maison, cuya marca sigue siendo uno de los principales reclamos del amplio portafolio de creaciones olfativas de Puig, con creaciones como la histórica “L’Air du Temps” de 1948 y nuevas fragancias como las de la línea “Nina”, en una suerte que no termina de acompañarla en su división de moda.

Desde la adquisición por parte de Puig de toda la compañía, su área de moda ha estado liderada por diseñadores como la canadiense Nathalie Gervais, el estadounidense James Aguiar, el diseñador sueco Lars Nilsson y el belga Olivier Theyskens, hasta llegar así a unos Rushemy Botter y Lisi Herrebrugh que asumían la dirección creativa de la casa francesa en 2018, a penas unos meses después de ser reconocidos con el primer premio en el Festival Internacional Hyères y de ser finalistas al prestigioso premio LVMH Prize, gracias al desbordante talento que expresaban a través de las creaciones de moda masculina de su firma Botter. Casa que se caracteriza por unos diseños coloristas y vibrantes inspirados en el mundo submarino de ese mar Caribe en el que crecieron los diseñadores, con los que prometían entrar a estimular y dar un vuelco a la dirección de Nina Ricci adaptándolos a su esencia femenina, en un resultado que finalmente no ha terminado de convencer en términos ni de crítica, ni de impacto, ni de resultados.

“Nina Ricci agradece calurosamente a Lisi y Rushemy por sus interpretaciones poéticas de las colecciones de la marca, que aportaron un enfoque fresco y un nuevo sentido de modernidad a Nina Ricci, sobre el que continuaremos trabajando”, entraban a explicar desde Ninna Ricci a través de un comunicado, del que se hacían eco medio como el estadounidense Wwd. “Les deseamos un gran éxito al seguir expresando su talento a través de su propia marca”, añadían, mientras “aguardamos a abrir una nueva dirección creativa e innovadora para Nina Ricci”, para la que todavía no se han decidido a adelantar ningún nombre.

“Estamos agradecidos a Nina Ricci y a Puig por su confianza, y con nuestro apasionado equipo por todo su trabajo y apoyo”, se encargaban de añadir por su parte los diseñadores. “Estamos orgullosos de haber podido poner nuestra creatividad al servicio de esta icónica Maison”, aunque “creemos que este es el momento adecuado para dedicar toda nuestra atención a Botter”, marca “que ahora está entrando en una etapa excitante y que pretendemos llevar a otro nivel”.

BOTTER
DIRECCIÓN CREATIVA
Lisi Herrebrugh
NINA RICCI
Puig
Rushemy Botter