(Publicidad)
(Publicidad)
Robert Clergerie tiene nuevo CEO

Perry Oosting, con una prolífica carrera en el mundo del lujo, habiendo trabajado para Bulgari, Prada o Gucci, ha sido nombrado nuevo CEO de la firma francesa.

Después de cinco como CEO de Robert Clergerie, Eva Toub, decidió a finales de la semana pasada dejar su puesto, por lo que se inicia un nuevo capítulo en la historia de la marca francesa. Tras la inversión hecha por First Heritage Brands, Eva tomó el relevo del propietario y fundador Robert Clergerie y, a lo largo de los últimos cinco años, ha lanzado un programa de reposicionamiento de la empresa que ha conducido al aumento del negocio internacional, representando el 60 por ciento de las ventas.

Su sucesor, Perry Oosting, ha trabajado como CEO con anterioridad, en compañías de menor envergadura, pero de gran importancia como es Hasselblad. Por este motivo, comprende a la perfección la cadena de valor que forman las fábricas para diseñar, comunicar y vender, y también el conocimiento específico sobre el mundo del calzado, siendo responsable de este departamento en Miu Miu, Prada y Prada Sport.

Un cambio con un rumbo claro y muestras de satisfación en ambas direcciones.

Perry ha afirmado: “Es un honor ser designado en el papel ejecutivo de Robert Clergerie y ser parte de esta icónica marca que tiene una increíble historia arraigada en Francia y talleres que datan de antes del 1895. Veo a Robert Clergerie como una oportunidad única para seguir desarrollando basándome en la fundación establecida y en el ADN de la marca”.

Jean-Marc Loubier, Presidente de First Heritage Brands y también de la junta directiva de Robert Clergerie también se ha mostrado satisfecho con este nombramiento declarando: “Estoy encantado de dar la bienvenida a Perry y aportarle todo nuestro apoyo para esta exitosa aventura. Estoy seguro de su habilidad para llevar a cabo un desarrollo estable y equilibrado basado en colecciones sorprendentes con una imagen clara y única. Sé que actuará con un espíritu de equipo excepcional y una aplicación rigurosa”.

Gracias al savoir-faire de ses talleres, creados en 1895, Robert Clergerie ha sabido adaptarse a los diferentes momentos coyunturales llegando a establecerse como todo un referente a partir de 1981, con su apuesta ambivalente entre lo masculino y femenino.

Comprada por el grupo First Heritage Brands, propietario también de firmas como Sonia Rykiel y Delvaux, la marca cuenta con una red internacional de 20 tiendas y además de puntos multimarca.

Photo Credits: Cobert Clergerie Company