Les Wexner (Victoria’s Secret) acusa a Jeffrey Epstein de malversar más de 46 millones de dólares

Madrid- La sombra del multimillonario Jeffrey Epstein, detenido por abuso sexual a menores, sigue planeando sobre LBrands y especialmente sobre su presidente y fundador Les Wexner. Cuyos vínculos personales con el multimillonario estadounidense, tal y como contábamos desde Fashion United, han llevado al equipo directivo de LBrands a contratar un equipo de abogados externos para que realicen “una investigación exhaustiva” de la relación y los vínculos entre Wexner y Epstein.

Y es que aunque desde la multinacional ya anunciaron que no tienen constancia de que Epstein haya “sido empleado ni haya servido como representante autorizado de la compañía”, hace tan solo unos días se conocía la noticia de que Epstein llegó a presentarse en los años 90 como “reclutador de modelos” para Victoria’s Secret, una de las firmas de LBrands. Cuyo presidente Lex Wexner hace publicas ahora, a través de una carta, unas acusaciones por malversación contra el multimillonario detenido, en un último intento por demostrar que sus vínculos hace años que permanecían rotos. Concretamente desde las primeras acusaciones contra Epstein por abuso de menores.

“Me da vergüenza admitir que, como a tantos otros, me haya engañado el Sr. Epstein”, señala el directivo y CEO de LBrands a través de una misiva dirigida a su fundación benéfica. “Ahora sé que mi confianza en él estaba muy fuera de lugar, y lamento profundamente haberme cruzado en su camino”, se defiende Wexner. Cuya fortuna personal fue administrada por Epstein durante años.

En la misma carta, el fundador de Victoria’s Secret acusa a Epstein de apropiarse indebidamente de una gran cantidad de su fortuna. Y que las donaciones por valor de 46 millones de dólares que realizó Epstein a su fundación, representan tan solo una parte del dinero defraudado. Realidad de la que dice que no se percató hasta que decidió cortar sus relaciones con Epstein en 2007, después de que se iniciase la primera investigación en su contra por posibles abusos sexuales a menores. Acusación de la que se declaró culpable, pero por la que únicamente cumplió una condena de 13 meses, la mayor parte del tiempo fuera de la cárcel. Una condena calificada ahora de “demasiado indulgente” por parte de las autoridades estadounidenses, que ya han iniciado una investigación al respecto.

Carta completa de Les Wexner a los miembros de la Fundación Wexner

Estimados miembros de la comunidad de la Fundación Wexner:

Durante 35 años el trabajo que hemos logrado juntos en esta comunidad ha seguido siendo uno de los grandes honores de mi vida, y es por eso que les escribo ahora. En las últimas semanas, ha habido una considerable atención de los medios sobre mi anterior relación con Jeffrey Epstein. Para ser claros, nunca hubiera imaginado que una persona que empleé hace más de una década podría haberme causado tanto dolor. Condeno su comportamiento aborrecible en los términos más enérgicamente posibles, y me asquean las revelaciones que he leído en las últimas semanas. Valoro sinceramente vuestra confianza, y por eso es importante que escuchen los detalles y el contexto de esa relación directamente desde mí.

Conocí al Sr. Epstein por primera vez a mediados de la década de 1980, a través de amigos que lo avalaron y lo recomendaron como un profesional financiero bien informado. Epstein representaba a varios personajes conocidos y respetados, tanto clientes financieros como de su círculo íntimo. Basándome en informaciones positivas de varios amigos, y en mis tratos iniciales, creí que podía confiar en él. Finalmente, se hizo cargo de la gestión de mis finanzas personales. Y se le otorgó un poder notarial como es habitual, mediante el que tuvo amplia libertada para actuar en mi nombre con respecto a mis finanzas personales, mientras yo me enfocaba en construir mi empresa e impulsar mis iniciativas filantrópicas.

A principios de la década de 1990, el Sr. Epstein se convirtió en administrador de la Fundación Wexner, pero no tenía responsabilidades ejecutivas en el funcionamiento de la Fundación. No trabajó directamente con el personal de la Fundación, y no participó en ningún caso liderando ninguna de nuestras iniciativas. Cuando surgieron las primeras acusaciones contra el Sr. Epstein en Florida, él las negó con vehemencia. Pero a principios del otoño de 2007, se acordó que debía apartarse de mis finanzas personales. En ese proceso descubrimos que él había malversado grandes sumas de dinero mío y de mi familia, aunque claramente este hecho palidece en comparación con las inconcebibles acusaciones que hay ahora mismo en su contra.

Con su credibilidad y nuestra confianza en él destruida, inmediatamente cortamos los lazos con él. Pudimos recuperar algunos de los fondos. Siendo los pagos ampliamente difundidos que el Sr. Epstein realizó al fondo de caridad una parte del dinero devuelto. Siendo todo ese dinero, cada dólar, originalmente dinero de la familia Wexner.

Me da vergüenza admitir que, como a tantos otros, me haya engañado el Sr. Epstein. Ahora sé que mi confianza en él estaba muy fuera de lugar, y lamento profundamente haberme cruzado en su camino.

A medida que la historia avanza, y el grado de dolor causado por el Sr- Epstein aumenta, he pasado tiempo reflexionando y buscando alguna posible respuesta sobre cómo esto pudo haber sucedido. Mi corazón está con cada persona que ha sufrido un dolor tan impensable, y rezo por su curación.

Quiero transmitir mi gratitud a los muchos que han escrito para expresar su confianza. Abigail y yo apreciamos profundamente sus buenos deseos.

Al reflexionar sobre esta situación, sé que juntos buscaremos la manera de aprender incluso de acontecimientos tan dramáticos como estos. Y, queridos amigos, quiero que sepan que sigo totalmente comprometido a apoyar vuestro increíble y duradero liderazgo a nivel global. Seguir así.

Photo Credits: Victoria's Secret Facebook

 

Noticias relacionadas

MÁS NOTICIAS

 

ÚLTIMAS OFERTAS DE TRABAJO

 

LO MÁS LEÍDO