• Inicio
  • Noticias
  • Gente
  • Fallece el diseñador Thierry Mugler

Fallece el diseñador Thierry Mugler

Por Jaime Martinez

24 ene 2022

Gente

Photo Credits: Manfred Thierry Mugler, página oficial de Facebook.

El legendario diseñador francés Thierry Mugler, fundador de la casa de modas Mugler y de sensaciones olfativas como las fragancias “Angel” o “Alien”, ha fallecido este pasado domingo, 23 de enero de 2022, a la edad oficial de 73 años. Una triste noticia para los familiares, amigos y allegados del diseñador, natural de la localidad francesa de Estrasburgo, así como para una industria de la moda que vuelve a asistir a la irreparable pérdida de un diseñador único, que logró ciertamente con su impronta y con sus creaciones futuristas y arquitectónicas, escribir un vital capítulo dentro de la historia de la moda. Capítulo que no hay duda alguna que seguirá sirviendo de inspiración a las futuras generaciones, a las que Mugler será capaz de aportarles esa misma energía creativa y a favor de una disruptiva imaginación que lograron hacer del diseñador una de las figuras más destacadas de la industria durante la década de los 80.

Ha sido el propio asistente del diseñador, el francés Jean-Baptiste Rougeot, quien se ha encargado de anunciar la triste noticia del fallecimiento del creativo, información que no dudaba en comunicar mediante su divulgación a través de las distintas cuentas oficiales con las que contaba Mugler en redes sociales como Facebook e Instagram. Unas breves líneas con las que comunicaba muy escuetamente el fallecimiento del creativo francés, sin entrar en mayores detalles, en un ejercicio de condolencia al que no dudaban en sumarse, entre otros, desde la casa de modas Mugler, fundada por el creativo.

“Estamos devastados de anunciar el fallecimiento del Sr. Manfred Thierry Mugler el domingo 23 de enero de 2022. Que su alma descanse en paz”, puede leerse, a modo de mensaje de despedida, desde esta misma madrugada del lunes en las cuentas oficiales de Mugler. Unas líneas que se han publicado en compañía de una fotografía en fondo negro en señal de duelo por la pérdida del diseñador. Fallecimiento que, según adelantan desde la agencia francesa AFP, se habría producido a la edad de 73 años por causa de motivos naturales.

“Con profunda tristeza, la Casa Mugler anuncia el fallecimiento del Sr. Manfred Thierry Mugler”, se encargaban de anunciar por su parte desde la casa de modas francesa, pocos minutos después de que trascendiera y se hiciera oficial la noticia del deceso del diseñador. “Un visionario cuya imaginación como couturier, perfumista y creador de imágenes, empoderó a personas de todo el mundo a ser más atrevidas y a soñar en grande a diario”.</p>

Photo Credits: Manfred Thierry Mugler, página oficial de Facebook.

De “Una proposición indecente”, a vestir a Lady Gaga, Beyoncé o Kim Kardashian

Convertido en una de las grandes figuras de la moda de la década de los 80, a lo largo de su dilatada carrera Mugler llegó a destacarse como un creativo único, firmando un conjunto de colecciones de marcado carácter futurista y arquitectónico que no lograron dejar de pasar desapercibidas, ni para el ojo del público ni para el de la crítica. Unos diseños y unas creaciones a todas luces de ensueño, para las que el diseñador fijaba su atención en motivos de inspiración como el propio firmamento, los cómics, el mismo estilo arquitectónico gótico que predomina en la catedral de Estrasburgo, o en ese mundo de Hollywood y de las grandes superproducciones del cine, cuyas estrellas terminarían a los pies del diseñador.

A este respecto, no hay duda de que a la indisoluble fama del diseñador contribuirían sus colaboraciones y los diseños que confeccionase para artistas de la talla de Grace Jones, David Bowie o Diana Ross, los que diseñase para el videoclip “Too Funky” de George Michael, o aquel vestido que crease para Demi Moore para la película “Una proposición indecente” (1993). Diseños con los que evidenciaba su gusto por ese mundo del cine, de la música y del “espectáculo” que trataba de reflejar en sus deslumbrantes, y siempre bien concurridos, desfiles, y a los que de manera más reciente sumaba los que moldease para unas Lady Gaga, Cardi B, Beyoncé o Kim Kardashian, personajes que contribuyeron a revitalizar su imagen y su legado haciéndolo accesible y poniéndolo al alcance de las nuevas generaciones. Logro que se consiguió firma mediante diseños como los que hizo para Lady Gaga para el videoclip de “Telephone”, con el vestuario de Beyoncé para su gira “I Am… World Tour” de 2009, o con el vestido que confeccióno para Kim Kardashian para la gala del MET de 2019, con el que la estadounidense parecía surgir cual Venus de entre las aguas.

Del mundo de la danza, a estrella de la moda ( y de la perfumería)

Con una inclinación natural hacia la danza, campo en el que comenzaría a desempeñarse a la temprana edad de 9 años, no estaba así pues escrito en su destino el que Mugler terminase abocado al terreno de la moda. Un ámbito en el que no obstante, y siguiendo con esa precocidad, comenzaría una vez llegada a la veintena, después de haber llegado a incorporarse al ballet de la Ópera Nacional del Rhin y de haberse inscrito en un curso de interiorismo en la École des Beaux-Arts de Estrasburgo. Unos mundos que le nutrirían de una serie de imágenes y de un bagaje que, junto a sus recuerdos de la infancia, se convertirían en una fuente inagotable de motivos y de inspiración durante todos sus años posteriores como diseñador.

Tras comenzar a diseñar como creativo independiente para distintas casas de modas, tanto francesas como internacionales, no sería hasta el año 1974 el momento en el que Mugler se arriesgaría a lanzar su primera colección, bajo la marca “Café de París”. Una propuesta con la que se decidía a ir en contra de las tendencias “boho chic” y “hippie” imperantes en la época, apostando en contra por siluetas arquitectónicas de cinturas ceñidas y espaldas marcadas a base de maxihombreras. Unas formas con las que entraba a acentuar la fisionomía del cuerpo femenino, y cuyo éxito terminaría deviniendo, solamente un año después, en la fundación de la casa de modas Thierry Mugler. Firma a cuyo universo creativo terminaría sumando, a comienzos de la década de los 90, la división “Mugler Parfums” en colaboración con el Grupo Clarins. Compañía multinacional francesa que finalmente se hacía con el control de toda la marca “Mugler” en 1997, para finalmente venderla, junto a Azzaro, al Grupo L’Oréal ya durante este pasado año de 2020.

Convertida en una de las principales casas de moda francesas durante la década de los 80, Mugler terminaría adentrándose en el terreno de la Alta Costura con su primera colección en 1992. Unos tiempos que se mostraban de este modo como la época dorada de la casa francesa, en los que Mugler firmaba espectaculares colecciones sobre la pasarela, al tiempo que desarrollaba atemporales fragancias como “Angel”, lanzada en 1992 y considerado como el primer perfume olfativo de la familia “gourmand” de la historia; se creaban las primeras fuentes recargables de frascos para el mismo perfume, en un ejercicio de aprovechamiento muy anterior a que se pusieran de moda los términos “circularidad” o “sostenibilidad”; o veían la luz fragancias como la masculina “A*Men” (1996).

Ya durante sus años bajo el control de Clarins, en los que se lanzarían otros perfumes como el célebre “Alien” (2005) o “Womanity” (2011), debido a cuestiones económicas y a una falta de rentabilidad, la multinacional cosmética terminó cerrando la división de moda de “Mugler” en el año 2002. Momento en el que entonces el diseñador pasaba a retirarse de las pasarelas, de manera forzada, para a partir de ese momento participar únicamente de la firma mediante su colaboración en el desarrollo de la línea cosmética y de perfumería, con la que la marca pasó exclusivamente a mantenerse en activo. Una estrategia que se mantuvo hasta el relanzamiento nuevamente de la división de moda de Mugler en el año 2010, capítulo para el que se encomendaba su dirección creativa a la pareja de diseñadores Nicola Formichetti, para la categoría de mujer, y a Romain Kremer, para el desarrollo de las colecciones de hombre de la marca. Una casa de modas de la que Thierry Mugler volvía a participar, en calidad de asesor creativo, a partir del año 2013, y que sigue manteniéndose, a pesar de ese cambio de manos y de su venta al Grupo L’Oréal, bajo la dirección creativa del diseñador estadounidense Casey Cadwallader desde 2017. Un Cadwallader que ha sabido brillantemente manejar el resurgimiento de la marca, asociándola a figuras tan de actualidad como Hunter Schafer, Bella Hadid, Dua Lipa o la española Rosalía, y que igualmente no ha dudado en sentir públicamente el fallecimiento del diseñador francés.

“Manfred, me siento muy honrado de haberte conocido y de trabajar en tu hermoso mundo”, confesaba el diseñador estadounidense, a través de una carta abierta dirigida hacia el diseñador francés que ha publicado a través de su cuenta oficial en la red social Instagram. “Cambiaste nuestra percepción de la belleza, de la confianza, de la representación y del autoempoderamiento. Tu legado es algo que llevo conmigo en todo cuanto hago. Gracias”, concluye el actual director creativo de la casa Mugler.

ALTA COSTURA
FALLECIMIENTO
Perfumería y cosmética
Thierry Mugler