Este año, el presidente del jurado de los Silmo d’Or 2016, de la feria francesa Silmo especializada en gafas y material óptico, será Alain Gilles.

Este diseñador belga ha seguido una trayectoria profesional atípica: cuando finalizó sus estudios en Ciencias Políticas y Dirección de Marketing, trabajó en el mundo de las finanzas en JP Morgan; después de cinco años sin sentirse realizado, decide cambiar de sector y seguir su pasión por el diseño industrial, la estética y la creación.

Alain Gilles retoma los estudios en el Instituto Superior de Diseño de Valenciennes y realiza las prácticas en la empresa de su compatriota Xavier Lust antes de ser contratado por Arne Quinze.

Con estas dos experiencias, Alain Gilles abre su propio estudio en 2007 « con el fin de perseguir sus propios sueños y de desarrollar su enfoque personal en la concepción de productos, mobiliario, y también en el ámbito de la dirección artística y arquitectura interior”. Con un punto de vista auténtico e íntegro fue premiado en 2012 como “diseñador del año” por la Biennale Intérieur, feria internacional de diseño de Courtrai.

Este año, el diseñador ha creado una obra de arte para el Fondo Erasme – Mirror Mirror – que será vendida en subasta para financiar la investigación médica. “El concepto parte de una mirada y de una reflexión sobre nuestra sociedad. La idea de buscarse a uno mismo, de infatigable búsqueda del yo que uno encuentra en nuestra sociedad actual obnubilada por el aspecto y la imagen que la persona envía de sí misma, a través, entre otras, de las nuevas tecnologías y redes sociales como Facebook e Instagram.” Un guiño al sector óptico y de gafas de sol que debe apreciar la mirada generosa de un gran creador.