Bread&Butter una feria pequeña y tranquila contrasta con su pasado

Nunca antes la feria Bread & Butter hacia sido tan pequeña y había estado tan tranquila. Donde solía haber largas colas de visitantes esperando pacientemente para entrar en el recinto del aeropuerto de Tempelhof, había suficiente espacio como para pasar rápidamente sin esperas. Los expositores que no abandonaron el barco y cambiaron su stand en el Bread&Butter por otra feria en la ciudad o directamente se saltearon Berlín, han sido los leales “Siempre estamos en Bread & Butter”, era su lema.

El stand de la firma Lonsdale, diseñado como un viejo pub, estaba vacío el primer día, martes 7 de Julio. Dennis Schaumburg, responsable de las ventas de la marca, dijo haberse sorprendido por no haber tenido que hacer cola. “Pero seamos honestos. Es un milagro incluso que haya una feria esta temporada, la organización todavía estaba en bancarrota en Enero”, apuntó.

Bread&Butter una feria pequeña y tranquila contrasta con su pasado

Karl-Heinz Müller, director gerente de la feria Bread & Butter, quería trasladar la edición de Invierno a Barcelona. Sin embargo, cuando resultó que ésto no era posible, también se enfrentó con muy poco entusiasmo para acoger el evento en su antigua ubicación en el aeropuerto de Tempelhof y, finalmente, tuvo que declararse en quiebra y suspender la edición de Enero. Una decisión dolorosa pero necesaria, según dijo en su momento.

Muchas marcas perdieron su fe

Aunque la empresa organizadora de la feria ha tenido un nuevo comienzo, se hizo evidente durante el primer día que muchas marcas han perdido su fe en Bread & Butter y en Karl-Heinz Müller. El recinto que solía estar lleno de stands de más de 600 marcas, algunos más impresionantes que otros, que ofrecía pistas de skate o gigantescos espectáculos de danza, aparece medio vacío, con sólo 200 stands. Este número incluye los expositores de servicios, como la fotografía para tiendas virtuales, un stand con productos de higiene dental para niños, y la moda infantil que se ha sumado en esta edición.

Bread&Butter una feria pequeña y tranquila contrasta con su pasado

Más de 50 marcas formaron parte de la sección de moda infantil bajo el nombre de “Cookies”. En una vieja pizarra se pide a los visitantes que compartan sus recomendaciones para las próximas ediciones de “Cookies”. Pero la única respuesta, al menos el primer día, era “¿Habrá realmente otro?”. Tal vez la feria no había arrancado del todo.... la firma Noe y Zoe seguía montando su stand la noche del martes 7. La marca acababa de llegar de la feria Playtime en París y tuvo que desempacar rápidamente sus colecciones y maniquíes.

Para algunas marcas, la principal motivación detrás de su decisión de volver al Bread&Butter fue su ubicación única. "Otras ferias tienen un ambiente completamente diferente. Bread&Butter tiene, o ha tenido, un sentimiento verdaderamente urbano, en parte debido a las instalaciones", comentó Angela Thomas de la firma Mavi. Está muy atareada en el stand de la marca y aquellos que tienen una pregunta o consulta deben esperar en una cola de hasta quince minutos entre pantalones de color pastel. “Sí, todos nuestros importantes clientes, clientes potenciales, relaciones con la prensa y bloggers están aquí”, dijo Thomas, quien está a cargo de la comunicación digital de la marca.

Bread&Butter una feria pequeña y tranquila contrasta con su pasado

Schaumburg de Lonsdale también habla muy bien de la ubicación del Bread&Butter. “Esto es mucho mejor que uno de esos centros de convenciones, ¿verdad?" pregunta retóricamente. La marca ha estado asistiendo a Bread&Butter durante "ocho, nueve, diez años” - y Lonsdale encaja perfectamente con el evento, añade. Sin embargo, admite que para su marca no hay alternativas para exponer en Berlín. "En el pasado, esta fue la mayor feria. Pero esperamos que, ahora que una serie de grandes marcas se han trasladado a Panorama, los visitantes hayan ido allí primero y que los compradores vengan a visitarnos aquí mañana”.

Los planes de Zalando no convencen a todos

Para muchas marcas, exponer en una feria es una importante inversión. ¿Vale la pena entonces invertir en Bread&Butter? Un portavoz de la marca alemana Kujo cree que sí. La marca es un cliente habitual en Bread&Butter, aunque hizo un pequeño desvío el invierno pasado para exponer en Panorama. “Su feria era mucho más grande que esto. Pero no va demasiado mal aquí, tenemos el mayor stand del Bread&Butter, así que todos los visitantes vienen a vernos."

Bread&Butter una feria pequeña y tranquila contrasta con su pasado

Las respuestas sobre la influencia que tendrá el nuevo inversor Zalando sobre la feria Bread&Butter varían. Aún falta saber que pasará. Gracias al gigante alemán de moda online, Bread&Butter terminará con su insolvencia el 1 de Octubre de 2015. Sin embargo, los planes de Zalando de abrir la feria al consumidor final se han encontrado con mucho escepticismo de parte de las marcas.

Lonsdale no parece muy entusiasmado con la idea y con tener que llevar exceso de existencias. Kujo, por otro lado está deseando saber cuáles serán los planes. Thomas de Mavi no se desanima ante la idea y responde con entusiasmo: "desde una perspectiva de marketing, me parece muy interesante que los consumidores estén presentes. Creo que se tirarán a cosas muy grandes. A lo mejor hasta con un concierto o dos. Suena como mucha diversión para mí, porque Bread&Butter nunca ha sido tan pequeño como lo es ahora ".

Reportaje original de Yasmine Esser para FashionUnited NL. Traducido y editado por Daniela Santos.

 

Noticias relacionadas

MÁS NOTICIAS

 

ÚLTIMAS OFERTAS DE TRABAJO

 

LO MÁS LEÍDO