• Inicio
  • Noticias
  • Empresas
  • Ralph Lauren regresa al dividendo pese a cerrar con pérdidas de -121 millones de dólares

Ralph Lauren regresa al dividendo pese a cerrar con pérdidas de -121 millones de dólares

Empresas

Photo Credits: Ralph Lauren.
Por Jaime Martinez

21 may. 2021

Madrid – La multinacional de la moda estadounidense el Grupo Ralph Lauren daba a conocer a última hora del día de ayer los resultados financieros concernientes a su último ejercicio fiscal. Periodo anual finalizado el pasado 27 de marzo de 2021, durante el que la compañía llegó a registrar un volumen de ventas totales por valor de 4.400,8 millones de dólares. Cifra que se sitúa un -28,56 por ciento por de bajo de los 6.159,8 millones que la compañía llegó a registrar durante su anterior ejercicio de 2019/2020, en lo que no hace más que evidenciar la difícil situación a la que ha debido de venir haciendo frente la compañía como consecuencia de los efectos que esta pandemia por coronavirus ha terminado ejerciendo sobre su modelo de negocio.

Como consecuencia directa de esta considerable caída de la facturación, la multinacional no ha logrado cerrar el ejercicio en positivo, debiendo de hacerlo en negativo y sumando unas pérdidas por valor de -121,1 millones de dólares. Cifra que contrasta frente a los 384,3 millones de beneficios con los que logró cerrar el año anterior. Una situación que en las últimas semanas desde la multinacional habrían buscado atajar con la venta de Club Monaco, que esperan completar a finales de este primer trimestre de su nuevo ejercicio, y ahora renovando el interés de los inversores decretando una vuelta al pago de dividendos trimestral de cara ya a este próximo ejercicio en el que se encuentra ya inmersa la compañía.

“Este ha sido un año de profundos desafíos y reflexiones, tanto para nuestra empresa como para las comunidades de todos los rincones del mundo”, se encargaba de explicar el propio Ralph Lauren, presidente ejecutivo y director creativo de la compañía, a través de unas declaraciones difundidas desde la propia multinacional textil. “Para nosotros, fue un recordatorio de la importancia de permanecer fieles a nuestra verdadera razón de ser, basada en las ideas de la atemporalidad y la autenticidad, mientras buscamos nuevos modos de conectar con la gente”. “A medida que comenzamos a recuperarnos de un año que ha venido marcado por el dolor y la separación, creemos que el tipo de lujo al que representamos, uno que es inclusivo y marcado por un espíritu de unión, optimismo y de amor, es al que la gente aspira”.

Caída de más del -30 por ciento de las ventas en Estados Unidos

Entrando a desgranar los aspectos más destacados, económicamente hablando, que ha dejado este ejercicio fiscal para la compañía, por regiones, la multinacional ha experimentado una más que considerable caída de facturación en sus principales mercados, a excepción de en Asia, donde ha sufrido un ligero repunte, en cualquier caso a todas luces insuficiente como para compensar las acuciadas caídas de la facturación en el resto de mercados en los que se encuentra activa la multinacional.

Pormenorizando estas cifras, las ventas en Norte América, principal mercado de Ralph Lauren, cayeron un -36,56 por ciento tras pasar de los 3.140,5 millones de dólares del pasado año, hasta unos 1.992,4 millones de dólares. Mientras que en Europa hacían lo propio en un -28,57 por ciento, pasando de los 1.632,2 millones a unos 1.165,9 millones de dólares. Y en Asia repuntaban un leve +1 por ciento, pasando de los 1.017,2 a unos 1.027,5 millones de dólares.

Mientras tanto, por canales de distribución, las ventas en retail cayeron un -25,69 por ciento, pasando de los 3.740,9 millones de dólares a unos 2.779,8 millones. Mientras que en el canal mayorista hacían lo propio en un -33,43 por ciento, pasando de los 2.250,8 a unos 1.498,6 millones de dólares. Una bajada de ingresos que igualmente se veía en los obtenidos a través de acuerdos de licencia, con una facturación que caía un -27,19 por ciento, tras pasar de los 168,1 a unos 122,4 millones de dólares.

Vuelta al dividendo

De cara ya al comportamiento que desde Ralph Lauren estiman que experimentarán a lo largo de este nuevo ejercicio fiscal de 2021/2022 en el que se encuentra ya embarcada la compañía, desde la dirección del Grupo auguran un repunte de las ventas en un rango de entre un +20 y un +25 por ciento con respecto a las cifras de este pasado año. Impulsada por una rápida recuperación que debería de comenzar durante este primer trimestre del año, para el que se esperan un aumento de entre un +140 y un +150 por ciento de las ventas con respecto a los valores registrados durante el mismo primer trimestre del pasado ejercicio. Perspectivas que en todo caso se han construido contemplando cierres puntuales decretados por los distintos Gobiernos y otras restricciones similares relacionadas con el Covid en mercados clave para la compañía, especialmente los de Europa y Japón.

Junto a esta serie de estimaciones, y con el objetivo último de preparar a la multinacional para afrontar una nueva fase de crecimiento y rentabilidad, Ralph Lauren llevará a cabo inversiones por valor de entre 250 y 275 millones de dólares durante el próximo año. Ejercicio para el que también ha decretado la vuelta al pago de un dividendo trimestral en efectivo para este próximo año de 0,6875 dólares por acción, sobre un total anual de 2,75 dólares por título. Montante que comenzará a abonarse el próximo 9 de julio de 2021 a todos los accionistas con títulos de la empresa al cierre de las operaciones del 25 de junio de 2021.