• Inicio
  • Noticias
  • Empresas
  • PVH (Tommy Hilfiger) entra en pérdidas mientras dispara su nivel de inventario

PVH (Tommy Hilfiger) entra en pérdidas mientras dispara su nivel de inventario

Por Jaime Martinez

1 dic 2022

Empresas

Photo Credits: Fotografía de campaña de Tommy Hilfiger para la temporada Otoño/Invierno 2022/2023.

La multinacional de la moda estadounidense PVH Corp., compañía que se destaca dentro de la industria como el grupo matriz de las firmas de moda Tommy Hilfiger, Calvin Klein y de un portafolio “Heritage Brands” integrado ahora ya solamente por las marcas de moda íntima Warners, Olga y Tru&Co tras su acuerdo de venta del resto de la cartera al grupo ABG en 2021, acaba de hacer públicas sus cuentas del tercer trimestre de su actual ejercicio fiscal de 2022. Periodo de tres meses finalizado el pasado 30 de octubre, que la compañía logró completar por encima de sus propias previsiones, en lo que no obstante no ha impedido a la multinacional cerrar sus cuentas en terreno negativo, y todo ello mientras mantenía al alza y disparados, en hasta un +32 por ciento sobre el valor de hace un año, sus niveles de inventario.

Entrando a poner en negro sobre blanco las cuentas hechas públicas por la multinacional, PVH ha informado de un tercer trimestre durante el que ha terminado generando unos ingresos totales por valor de 2.280,8 millones de dólares. Una cantidad un -2,22 por ciento inferior a los 2.332,5 millones de ingresos que la compañía llegaba a recoger durante el mismo periodo de hace un año; manteniéndose un +7,68 por ciento por encima de los 2.118,1 millones del mismo periodo de 2020, pero no obstante un -11,86 por ciento igualmente por detrás de los 2.587,7 millones de dólares que llegaba a facturar durante el mismo periodo de 2019, último ejercicio que llegó a desarrollarse al margen de los efectos de la pandemia.

Si de este modo la compañía logra firmar un mal resultado en términos de venta que la mantienen alejada de sus niveles prepandemia, especialmente negativo llega a ser el comportamiento que ha terminado reflejando en términos de rentabilidad, con una partida de beneficios que ha terminado situando en números rojos, recogiendo unas pérdidas trimestrales por valor de -186,7 millones de dólares. Una cantidad muy alejada de los beneficios netos de hasta 279,7 millones de dólares que recogía el año anterior, así como igualmente de los beneficios de 69,8 millones de dólares del mismo tercer trimestre de 2020, y del beneficio de 209,2 millones de dólares que cosechaba durante el mismo periodo de 2019.

Aún con todas, “estamos satisfechos con los resultados del tercer trimestre, ya que logramos entregar un buen dato de crecimiento de un solo dígito de rango alto a tipo de cambio constante”, trataba de defender Stefan Larsson, director ejecutivo de PVH Corp., a lo largo de unas declaraciones difundidas por la propia compañía. “Esto estuvo por encima de nuestras expectativas”, y llegó a darse “a pesara de tener que tratar de hacer frente a los continuos obstáculos macroeconómicos”, justificaba, a lo que entiende que es un “sólido desempeño” que “refleja el poder de nuestras dos marcas icónicas globales, Calvin Klein y Tommy Hilfiger, y el ‘pricing power’ que somos capaces de marcar ofreciendo productos de primer nivel, conectando estrechamente con los consumidores y elevando la experiencia del cliente”.

Aumento del +32 por ciento del nivel de inventario

Analizando brevemente el comportamiento reflejado por la multinacional a lo largo de este tercer trimestre, por marcas comerciales, Tommy Hilfiger siguió posicionándose como la principal marca de la multinacional por volumen de negocio, generado unas ventas totales por valor de 3.316,3 millones de dólares, un -2,66 por ciento menos que con respecto a los 3.406,9 millones de hace un año. Una evolución que en su caso ha llegado como consecuencia de una sustancial mejora de su negocio en América del Norte, donde logra aumentar sus ventas un +10,76 por ciento desde los 820,9 a los 909,2 millones de dólares; encontrando su punto débil en unos mercados internacionales donde los niveles de facturación han caído un -6,92 por ciento, pasando de los 2.586 a los 2.407,1 millones de dólares.

Mientras tanto en lo que respecta a Calvin Klein, la segunda principal marca de la multinacional, esta ha terminado reflejando un aumento de sus niveles de facturación de un +3,52 por ciento, tras elevar sus ingresos desde los 2.668,7 a los 2.762,7 millones de dólares. En su caso, impulsada igualmente por un negocio en América del Norte en el que ha incrementado su facturación un +9,87 por ciento, desde los 946,7 a los 1.040,1 millones de dólares, mientras que en los mercados internacionales ha mantenido prácticamente planos sus ingresos, facturando 1.722,6 millones de dólares.

Además de lo apuntado, y como un dato igualmente a remarcar, desde PVH señalan haber cerrado el trimestre con un nivel de inventario que se llegó a disparar un +32 por ciento sobre el nivel de hace un año. Un aumento que justifican como el resultado de los niveles “anormalmente bajos” en los que se encontraba su inventario hace un año, de la decisión “planificada” de aumentar el stock con el fin de minimizar los efectos de posibles interrupciones dentro de su cadena de valor, y por último, y aspecto a destacar, por un elevado nivel de inventario destinado al canal mayorista en América del Norte como consecuencia de una demanda menor de la esperada.

“Nuestros negocios internacionales continuaron funcionando bien en ambas marcas, incluso cuando las condiciones macro siguen resultando desafiantes en Europa y el impacto del Covid continuó en Asia”, añade Larsson. Mientras tanto en “América del Norte, nos sentimos alentados por los indicadores de desempeño positivos que estamos viendo, especialmente en cómo los consumidores están respondiendo y conectando con nuestras marcas, aunque reconocemos que estamos en las primeras etapas de un viaje de varios años para poder desbloquear todas las oportunidades en esta región”.

Actualización de previsiones

De cara ya a lo que resta de ejercicio, desde la dirección de PVH se reafirman en su compromiso de seguir adelante en la implementación de su plan estratégico PVH+, presentado el pasado mes de abril de 2022. Un programa diseñado para lograr exprimir todo el potencial de las principales marcas del grupo y posicionar a la compañía sobre un modelo de crecimiento sostenible, cuyos primeros resultados deberán de empezar ya a hacerse visibles a partir del próximo ejercicio, y tras un periodo de 2022 para el que acaban de elevar previsiones.

De este modo, en lo que respecta al cuarto trimestre del año, desde PVH prevén una caída de los ingresos de aproximadamente un -4 por ciento en comparación con los niveles del año anterior, incluida una reducción del -2 por ciento como resultado de la guerra en Ucrania. Mientras que para el cierre de ejercicio, desde PVH estiman llegar a cerrar el año con una caída de la facturación de aproximadamente un -3 por ciento, manteniéndose así en el extremo más positivo de su anterior previsión.

“Continuamos administrando nuestro negocio de manera prudente y disciplinada, y estamos cumpliendo con los compromisos que asumimos al enfocarnos incansablemente en mejorar la ejecución y reducir los costes”, entra a puntualizar Zac Coughlin, director financiero de la multinacional. Igualmente, “estamos duplicando los impulsores de crecimiento del Plan PVH+ y centrándonos en lo que está bajo nuestro control, para impulsar un crecimiento sostenible, generar fuertes flujos de efectivo y generar mayores retornos para los accionistas”.

También te puede interesar:
CALVIN KLEIN
PVH
RESULTADOS FINANCIEROS
tercer trimestre
Tommy Hilfiger