Puig se hace con una participación mayoritaria de la británica Charlotte Tilbury

Madrid – El grupo español Puig lograba finalmente en el día de ayer culminar su adquisición de la compañía británica especializada en el sector cosmético “Charlotte Tilbury”. Noticia que se daba a conocer pocas horas después de que desde FashionUnited alertásemos sobre la inmediata formalización del acuerdo entre ambas compañías. Transacción cuyo importe exacto no ha trascendido, aunque las últimas informaciones apuntan al desembolso de una cifra cercana a los 900 millones de euros, y con la que la española ha logrado posicionarse por encima de importantes competidoras como la francesa L’Oreal, la japonesa Shiseido, la estadounidense Estée Lauder o la británico-neerlandesa Unilever.

A través de esta operación, considerada como la de mayor envergadura en toda la historia de Puig, el grupo español pasará a contar con una participación mayoritaria de la firma cosmética; mientras que su fundadora, la prestigiosa maquilladora británica Charlotte Tilbury, mantendrá en su poder una participación minoritaria y continuará ligada a la compañía en calidad de directora, presidenta y directora creativa, con Demetra Pinset como directora ejecutiva. Pasando otra participación minoritaria de la empresa a manos del fondo de inversiones BDT Capital Partner, uno de los asesores del grupo Puig en esta operación.

“Siempre me he atrevido a soñar y crear magia a través de la belleza”, apuntaba la propia Tilbury a través de un comunicado, recogido por distintos medios como la agencia Europa Press. “Me enorgullece unir fuerzas con Puig en una alianza estratégica que nos ayudará a lograr nuestras ambiciones ilimitadas”, añade la maquilladora. “Hemos llegado a un punto crucial en nuestro crecimiento desde que lanzamos la marca hace siete años, y esperamos dar paso a nuevas oportunidades con Puig, el socio perfecto con el que desarrollar una marca icónica y perdurable”. Un grupo de que “siempre me ha inspirado su poder de innovación y reinvención a través del storytelling y la creatividad”, se encargaba de subrayar Tilbury.

“Estamos realmente entusiasmados de asociarnos con Charlotte y su equipo, y apoyarlos en la próxima etapa de desarrollo de la marca”, apuntaba por su parte Marc Puig, presidente y director ejecutivo del grupo Puig; en relación a una adquisición que no dudaba en calificar de “clave” para los objetivos de la compañía de avanzar en los sectores del maquillaje y del cuidado de la piel. “Estamos orgullosos de dar la bienvenida a Charlotte a nuestra familia”, apostillaba el alto directivo español.

Los éxitos de Charlotte Tilbury: del “Pillow Talk” a la hidratante “Magic Cream”

Fundada en el año 2013 por la maquilladora británica Charlotte Tilbury, la firma de maquillaje homonimia ha logrado en todos estos años consolidarse como una de las marcas de mayor crecimiento de todo el sector, gracias a productos tan exitosos como el lápiz labial “Pillow Talk” o la crema hidratante “Magic Cream”. Una composición ideada por la propia Tilbury, que empleaba con grandes resultados sobre las modelos de pasarela de firmas tan conocidas como Prada, Alexander McQueen o Lanvin, para las que ha llegado a ostentar el cargo de directora de maquillaje.

Una destacada posición profesional que, junto a otros cargos como los de editora de belleza y consultora de la edición británica de la revista Vogue o sus trabajos junto a fotógrafos y personajes tan conocidos como Mario Testino, la supermodelo Kate Moss, Gisele Bündchen, Sara Sampaio o Kim Kardashianno, no hacían sino contribuir al increíble crecimiento que, año tras año, experimentaba la ya popular firma cosmética. Cuyos ingresos llegaron a multiplicarse por cuatro entre los ejercicios de 2015 y 2018. Último ejercicio del que se tiene constancia, y en el que la compañía lograba un beneficio neto de 3,5 millones de libras, resultado de una facturación total por valor de unos 100 millones de libras. Lo que representaba un 33 por cinto más que la recogida durante su ejercicio anterior.

Puig: grupo español líder y matriz de Jean Paul Gaultier, Paco Rabanne y de las perfumerías Penhaligon’s

Mientras tanto desde Puig, con esta operación no busca sino afianzar su posición en el sector de la cosmética, un mundo que le viene como a anillo al dedo y como el complemento perfecto a sus negocios, más consolidados, en los sectores de la perfumería y de la moda. Sirviéndose para ello de una marca de maquillaje y cuidado de la piel “consolidada y de rápido crecimiento” que “reforzará la posición de Puig en la categoría y le permitirá ser un gran competidor global con tres ejes en la categoría de belleza de lujo”, apuntan desde la propia Puig a través de un comunicado recogido por el medio económico Cinco Días.

Matriz y principal accionista de firmas de moda como Paco Rabanne, Jean Paul Gaultier, Nina Ricci o Dries van Noten, de las cadenas de perfumerías Penhaligon's y L'Artisan Parfumeur, así como responsable de las líneas de perfumería de multitud de otras casas de moda, como Carolina Herrera, Prada o Comme des Garçons, el grupo Puig está considerado como una de las multinacionales más significativas dentro de los sectores de la moda, la perfumería y, ahora, la cosmética. Con sus productos presentes en más de 150 países de las distintas partes del mundo, en su último ejercicio de 2019 el grupo logró generar unas ventas totales por valor de 2.029 millones de euros, así como unos beneficios por valor de 226 millones de euros.

Photo Credits: Puig, página oficial.

 

Noticias relacionadas

MÁS NOTICIAS

 

ÚLTIMAS OFERTAS DE TRABAJO

 

LO MÁS LEÍDO