Prada firma un nuevo préstamo “sostenible” con el banco japonés Mizuho

Madrid – La firma italiana Prada confirmaba hace apenas una semana la firma de un nuevo crédito basado en términos vinculados a la sostenibilidad con la entidad financiera japonesa Mizuho. Préstamo de cuyo importe y condiciones exactas, en relación a plazos, intereses o vencimientos, no han trascendido mayores detalles, más allá del hecho de que se regirá por unos mismos principios en materia de sostenibilidad, similares a los que ya sirvieran de base al primer préstamo de estas características que el grupo italiano firmaba, el pasado mes de noviembre, con la entidad financiera francesa Crédit Agricole Group.

“Prada S.p.A ha firmado un nuevo préstamos ESG (environmental, social, and governance) con la entidad financiera japonesa líder Mizuho”, explicaba el grupo italiano a través de un breve comunicado. “Esta es la segunda línea de financiación vinculada a la sostenibilidad”, y viene a sumarse “a la anterior, por la que la compañía pasó a considerarse como la primera empresa del sector del lujo en signar un acuerdo de estas características”, y que se “firmó con Crédit Agricole”. En ambos casos, los créditos se rigen por “objetivos específicos” basados en la sostenibilidad, como “la cantidad de tiendas que logran tener una certificación LEED Gold o Platinum, la cantidad de horas de capacitación que se destinan a formar a cada empleado o el uso de nylon reciclado que se emplea en la fabricación de las colecciones de las distintas marcas” del Grupo. Convirtiéndose en ambos caso los dos préstamos, en una demostración de “como la sostenibilidad puede integrarse en la estrategia de la compañía”.

“Estamos orgullosos de habernos asociado con el Grupo Prada para facilitarles un préstamo vinculado a la sostenibilidad, que permitirá a nuestro cliente adoptar unas prácticas comerciales más sostenibles dentro de su cadena de valor”, explicaban por su parte desde la entidad financiera japonesa Mizuho. “Esta herramienta de financiación destaca el compromiso mutuo en favor de los proyectos de sostenibilidad impulsados por el Grupo Prada, que incluyen, entre otros, el uso de nylon reciclado como parte de un proceso de producción circular”.

El segundo crédito a “interés sostenible” en la historia de Prada

El primer crédito de estas características que lograba signar el grupo italiano, lo firmaba el pasado mes de noviembre con la entidad financiera francesa Crédit Agricole Group. Acuerdo mediante el que Prada se convertía en la primera compañía de la industria de la moda en firmar un crédito regido por principios basados en la sostenibilidad. Convirtiéndose así de igual modo en la primera firma del sector del lujo en ligar sus propios mecanismos de financiación a factores que depende, en última instancia, de sus propias inversiones y compromisos en materia de sostenibilidad.

Mucho ha cambiado el mundo, y de manera especial el de la moda y el del sector retail, desde este pasado mes de noviembre. Cuando todavía no se preveían ningunas de las máximas consecuencias que finalmente ha terminado provocando esta pandemia por coronavirus en la economía global. Virus precisamente que estaría igualmente en el origen de esas diferencias que podemos encontrar entre el anuncio de este último préstamos con la entidad japonesa Mizuho, y aquel primer crédito sostenible firmado entre Prada y la francesa Crédit Agricole. Acuerdo del que entonces el grupo italiano sí informaba que se realizaba por un valor total de 50 millones de euros con vencimiento a 5 años, mientras que ahora se adopta una postura menos transparente, apostándose en contra por no facilitar mayor información del montante último del nuevo préstamo con Mizuho. Entidad considerada como la mayor empresa financiera del mundo, y que ya participase del crédito sindicado por valor de 360 millones de euros al que Prada accedió en 2010, en una operación en la que participaron igualmente otras entidades financieras como la propia Crédit Agricole, la británica HSBC Bank o la italiana Intesa Sanpaolo.

En su último ejercicio de 2019, cuyos resultados la compañía dio a conocer el pasado mes de marzo, Prada registró un incremento de sus ingresos de un +3 por ciento, hasta los 3.226 millones de euros. Mientras que de igual modo aumentaba su beneficio neto un +24,9 por ciento, hasta los 256 millones de euros. Valores que llevaban al Grupo italiano a finalizar el ejercicio con una posición neta de -406 millones de euros en pérdidas, tras el pago 154 millones en concepto de dividendos.

Photo Credits: Prada, página oficial.

 

Related Products

 

Noticias relacionadas

MÁS NOTICIAS

 

ÚLTIMAS OFERTAS DE TRABAJO

 

LO MÁS LEÍDO