• Inicio
  • Noticias
  • Empresas
  • Parler demanda a Amazon y la acusa de beneficiar a Twitter

Empresas

Parler demanda a Amazon y la acusa de beneficiar a Twitter

Por Jaime Martinez

13 ene. 2021

Madrid – En respuesta a la decisión del gigante de la distribución online Amazon de suspender los servicios de alojamiento en sus servidores que tenía contratados la red social Parler, la plataforma interponía este pasado lunes una demanda contra la multinacional ante el Tribunal federal de los Estados Unidos para el distrito Oeste de Washington, con sede en Seattle.

En la demanda presentada Parler acusa a Amazon Web Services (AWS), plataforma de computación en la nube a través de la que Amazon oferta su completa lista de servicios web, de violar la Ley Sherman antimonopolio con su decisión, adoptada a última hora del domingo, de rescindir de manera unilateral los servicios que la red social tenía contratados con la compañía. Acusación a la que suma la de incumplimiento de contrato y la de esconder tras sus acciones una palmaria “animosidad política” con la que la multinacional solamente estaría buscando el severo perjuicio de Parler por el mero hecho de haberse mostrado como una posible competencia contra Twitter. Razones todas ellas que esgrimen desde Parler al tiempo que solicitan la interposición ante el tribunal de unas medidas cautelares que impidan a AWS continuar boicoteando el normal funcionamiento de la red social, que se ha visto obligada a detener, por ahora, todos sus servicios después de que Apple y Google retirasen la aplicación de sus respectivas tiendas de descargas y Amazon la retirase de sus servidores. Decisiones que las tres compañías defendían haber tomado fruto de la falta de moderación que Parler haría del contenido que vierten sus seguidores a través de la red social, un extremo que rechazan desde Parler alegando que en su plataforma no ocurre ningún hecho que no pueda observarse en otras redes sociales como la propia Twitter.

“La decisión de AWS de rescindir de manera efectiva las cuentas de Parler está aparentemente motivada por animosidad política”, explica el escrito de demanda presentada ante el Tribunal federal de Seattle, según se encargaban de adelantar medios estadounidenses como la CNBC y Fox Business. Con su acción “AWS está violando la Sección 1 de la Ley Sherman Antimonopolio junto al también acusado Twitter”, compañía a la que estaría intentando beneficiar. A su vez, “AWS también está incumpliendo su contrato con Parler, en el que se establece que AWS debe concederle a Parler un plazo de aviso de treinta días antes de dar por finalizados sus servicios, en lugar de las menos de 30 horas que realmente AWS le ha facilitado”. “Finalmente”, incluye la demanda, “AWS está llevando a cabo una interferencia intencionada con consecuencias económicas, debido a los millones de usuarios que se esperaba que se hubieran registrado a corto plazo”.

Con su interposición, “esta demanda de emergencia reclama unas medidas cautelares contra la demandada, Amazon Web Services, para evitar que cierre las cuentas de Parler”. Pues “hacerlo equivaldría a desconectar a un paciente del hospital con soporte vital”, traduciéndose en que esta acción “matará el negocio de Parler” precisamente “en el mismo momento en el que se dispara”.

Claros beneficios para Twitter

Uno de los aspectos sobre los que más han incidido desde Parler en su demanda contra Amazon, es en la injerencia que la multinacional habría llevado a cabo en el sector de las redes sociales en beneficio de Twitter, clientes también de los servicios que ofrece la multinacional del comercio online a través de AWS.

Así pues desde Parler defiende que la decisión de AWS de rescindir sus vinculaciones con su plataforma también “esta aparentemente diseñada para reducir la competencia en el mercado de los servicios de microblogging para beneficiar a Twitter”.

“El mes pasado, la demandada Amazon Web Services, Inc. (AWS) y la popular plataforma de redes sociales Twitter firmaron un acuerdo de varios años para que AWS pudiera dar soporte y hacer entrega de millones de tweets. AWS actualmente brindaba ese mismo servicio a Parler, una alternativa conservadora de microblogging y competidora de Twitter”. “Cuanto Twitter anunció hace dos noches que prohibía permanentmeente al presidente Trump hacer uso de su plataforma, los usuarios conservadores comenzaron a huir de Twitter en masa a Parler”, prosigue el escrito de demanda. “El éxodo fue tan grande que al día siguiente, ayer, Parler se convirtió en la aplicación gratuita número uno descargada en la App Store de Apple”. Una serie de argumento que sostienen desde Parler para defender los intereses que escondería Amazon por beneficiar a Twitter y blindar su estructura de negocio.

Amazon se defiende acusando a Parler de no moderar suficientemente su contenido

En respuesta a esta serie de acusaciones, portavoces de Amazon Web Services ofrecían una serie de declaraciones, tanto a la CNBC como a Fox, en las que defendían la decisión de la compañía de expulsar a Parler de sus servidores y rescindir sus vinculaciones con la red social. Postura que defendían, una vez más, no en el carácter político mayoritario de sus usuarios, sino en la poca moderación que, a su juicio, los administradores de la red social llevan a cabo sobre el contenido que se vierte en su plataforma. Una postura que rechazan fervientemente desde Parler.

“AWS proporciona tecnología y servicios a clientes de todo el espectro político, y respetamos el derecho de Parler a determinar por sí mismos qué contenido permite”, transmitían desde AWS en un comunicado remitido a Fox News. “Sin embargo”, añaden, “está claro que hay un contenido significativo en Parler que alienta e incita a la violencia contra otros, y que Parler no puede o no quiere identificar y eliminar rápidamente esta clase de contenido, lo que constituye una violación de nuestros términos de servicio”. “Dimos a conocer nuestras preocupaciones a Parler a lo largo de varias semanas, y durante ese tiempo vimos un aumento significativo de esta clase de contenido peligroso, no una disminución, lo que llevó finalmente a la suspensión de sus servicios el domingo por la noche”.

A pesar de mostrar unos argumentos aparentemente sólidos, desde Parler se encargan de rebatirlos ya en su mismo escrito de demanda contra AWS. Un documento desde el que se defienden apuntando a que desde la multinacional han venido argumentando que “el motivo de la suspensión era que AWS no confiaba en que Parler pudiera vigilar adecuadamente su plataforma respecto al contenido que fomenta o incita a la violencia contra otros”. “Sin embargo”, apostilla la demanda, el “viernes por la noche uno de los tweets que se convertían en top trending en Twitter fue ‘Hang Mike Pence’ (Colgar a Mike Pence). Pero AWS no tiene planes ni ha amenazado a Twitter con suspender sus cuentas”.

A la espera de poder retomar la actividad

Después de la suspensión que la red social sufría por parte de los servicios de Amazon, Apple y Google, así como de otros proveedores, Parler se encuentra en estos momentos innacesible desde la red. Una situación que el director ejecutivo y cofundador de la compañía, John Matze, espera poder revertir lo antes posible, al tiempo que hace un llamamiento a los usuarios para que “esperen y regresen” a hacer uso de Parler una vez que la compañía logre recuperar la actividad.

“Esto no se debe a restricciones de software, tenemos nuestro software y nuestras bases de dato listas para funcionar”, sino que “más bien las declaraciones a la prensa hechas desde Amazon, Google y Apple sobre la eliminación de nuestro acceso a sus servicios ha provocado que la mayoría de nuestro otros proveedores también abandonen su apoyo hacia nosotros”. “La mayoría con los suficientes servidores para alojarnos nos han cerrado sus puertas”, explicaba Matze el lunes durante una entrevista a Fox News. Un encuentro durante el que señalaba que la compañía, que ha transferido su dominio a Epik, no descarta hasta tener que construir sus propios servidores. “En este punto, es posible que incluso tengamos que ir tan lejos como para tener que comprar y construir nuestro propio centro de datos”, anunciaba Matze, quien volvía a incidir en el hecho de que en Parler no ocurre nada que no suceda en otras redes sociales.

“Nadie ha presentado ninguna información o evidencia creíble de que haya algún problema en Parler que no exista en otras plataformas”, enfatizaba. “Esto realmente es una doble vara de medir”. “Vemos todo tipo de contenido desagradable y amenazante en Twitter, mucho más en realidad, bajo nuestro punto de vista, y, de hecho, mucho de ese contenido se elimina de Parler mientras que todavía permanece en Twitter a día de hoy”. “Así que no entiendo realmente de qué se trata todo esto. Porque no se trata de obligar a que todos rindan cuentas por igual. Se trata de dar un trato preferencial a determinadas personas”.

Photo Credits: Unsplash.