• Inicio
  • Noticias
  • Empresas
  • Nike apuntala su estrategia digital D2C con la compra de la start-up Datalogue

Empresas

Nike apuntala su estrategia digital D2C con la compra de la start-up Datalogue

Por Jaime Martinez

9 feb. 2021

Madrid – Desde que se decidiese a impulsar el desarrollo de su canal online sobre una estructura de venta directa D2C dirigida hacia su consumidor final, Nike es muy bien conocedora de la importancia que entrañan la gestión de los datos de sus clientes. Un material que a bien resguardo atesoran tecnológicas como Google, Facebook, Amazon o Apple, y que en el caso de una compañía como la de Beaverton ya no solo le pueden permitir desde optimizar su estructura productiva a brindar un mejor servicio, más ágil y adaptado, a las necesidades de sus clientes, sino también incluso adelantarse a esas necesidades tanto en lo que respecta a su catálogo de productos como en experiencia de compra. Objetivos para los que ahora buscará reforzarse, ante el imparable auge del comercio online y frente a las interrupciones en la cadena de suministros que llegó a propiciar esta pandemia por coronavirus, con la compra de Datalogue. Una start-up con sede en Nueva York dedicada a la integración de datos, última adquisición de Nike en su avanzada estrategia de transformación digital.

“Nuestra estrategia CDA (Consumer Direct Acceleration) está enfocada a acelerar la manera en la que nos conectamos con los consumidores, con el objetivo de poder ofrecer un mejor servicio, personalizado y adaptado”, explicaba John Donahoe, presidente y director ejecutivo de Nike, a través de un comunicado. “La adquisición de Datalogue responde al impulso digital que estamos experimentando, y nos permitirá mejorar nuestra capacidad para transformar datos sin procesar en información práctica en tiempo real y en todos los departamentos de la empresa”.

Una start-up orientada a la integración y el procesamiento de datos

Fundada en el año 2016, Datalogue ha desarrollado una tecnología patentada de autoaprendizaje que permite automatizar la inserción y la integración de datos. Una tecnología con la que Nike podrá integrar datos de todas sus diferentes áreas de negocio, incluidas sus aplicaciones móviles, su cadena de suministros e informaciones empresariales, en una única plataforma rápida y de fácil acceso. Un procedimiento que se encargarán de llevar a cabo los propios empleados de Datalogue, plantilla que, en virtud de los términos de adquisición, pasará a integrarse dentro de la organización de la división tecnológica de Nike.

“Estamos entusiasmados de unirnos a Nike y de poder contribuir, con nuestra pasión y experiencia, a acelerar la ventaja digital que la compañía ha logrado atesorar”, exponía por su parte Tim Delisle, director ejecutivo de Datalogue.

Fuera de Amazon desde finales de 2019

Ya no hay duda de que el plan estratégico CDA impulsado por la compañía de moda y artículos deportivos está logrando generar una enorme ventaja y un buen número de éxitos —y beneficios— para Nike a lo largo de estos últimos años.

Convertida en una de las firmas más demandadas entre los consumidores como resultado de los nuevos tiempos de coronavirus, el auge de tendencias como el athleisure y del aumento del interés por las prácticas deportivas, podemos situar en el pasado mes de noviembre de 2019 uno de los puntos más críticos en el desarrollo de la estrategia digital de Nike. Un momento en el que la compañía, consciente ya plenamente de las medidas que debía adoptar para reformular su estrategia online y redirigirla hacia mejorar un modelo de venta directa al consumidor D2C, tomaba la decisión de abandonar Amazon. Instante que la multinacional deportiva aprovechaba para reforzar sus inversiones en el desarrollo de una serie de iniciativas digitales a las que ahora vendrá a apuntalar con la adquisición de Datalogue.

“Como parte de la estrategia de Nike por elevar la experiencia de los consumidores a través de relaciones más directas y personales, hemos tomado la decisión de dar por completado el programa piloto que actualmente veníamos desarrollando con Amazon Retail”, confirmaba en aquel entonces un portavoz de Nike a la cadena CNBC, a través de un comunicado. “Desde Nike”, añadía la multinacional deportiva, “continuaremos invirtiendo en destacadas y sólidas asociaciones con otros minoristas y plataformas, con el objetivo de continuar sirviendo nuestros productos sin ningún problema a nuestros clientes de todas partes del mundo”.

“Las marcas no necesitan a Amazon”, se encargaba de añadir al mismo medio el analista Jefferies Randy Konik. “Amazon tenía una ventaja en términos de velocidad de entrega, pero esa ventaja se ha hecho más corta. Con Nike dejando la plataforma de Amazon… se fortalece nuestra visión de que los minoristas y marcas no serán desplazados por Amazon”. Sino que “las marcas fuertes” se están empezando a dar cuenta “de que el tráfico dirigido a su propio sitio es autosuficiente, más rentable y que en realidad mejora su imagen de marca, mientras que el tráfico y los ingresos aportados por Amazon son menos rentables y también aportan menos mejoras en términos de imagen de marca”.

Photo Credits: Unsplash.