• Inicio
  • Noticias
  • Empresas
  • Levi’s crece un +3 por ciento sobre sus niveles prepandemia, pese a su revés en Asia

Levi’s crece un +3 por ciento sobre sus niveles prepandemia, pese a su revés en Asia

Por Jaime Martinez

7 oct 2021

Empresas

Photo Credits: Levi’s, página oficial de Facebook.

La multinacional textil norteamericana Levi Strauss&Co, compañía especializada en la confección y distribución de prendas de moda y accesorios para hombres, mujeres y niños a través de sus marcas filiales Levi’s, Dockers, Signature by Levi Strauss&Co, Denizen y, a partir de ahora, también de la firma de moda deportiva Beyond Yoga, anunciaba a última hora del día de ayer, su última actualización financiera relativa al tercer trimestre de su actual ejercicio fiscal de 2021. Periodo finalizado el pasado 29 de agosto, en el que la compañía siguió experimentando un comportamiento abiertamente positivo en términos tanto de ventas como de beneficios, logrando mantener ambos en unos niveles de crecimiento por encima de sus registros prepandemia, y todo ello al tiempo que lograba reducir su deuda hasta cifras igualmente anteriores a la pandemia.

Dando valor a estas cifras, durante su tercer trimestre de ejercicios la multinacional en su conjunto llegó a generar unos ingresos totales por valor de 1.497,58 millones de dólares. Cantidad que representa un incremento del +40,87 por ciento frente a las ventas totales de 1.063,08 millones que la compañía llegó a generar durante el mismo periodo del pasado 2020, e igualmente por encima, en un +3,49 por ciento, frente a los 1.447,08 millones de 2019.

Este incremento de la facturación se veía reflejado de manera directa en el capítulo de beneficios de la multinacional, que por su parte ha terminado repercutiendo en un beneficio neto en positivo de 193,33 millones de dólares. Cantidad superior en un +614,98 por ciento frente a los apenas 27,04 millones que la compañía recogía al cierre del mismo tercer trimestre del pasado 2020, y un +55,65 por ciento superior a los 124,21 millones de dólares de beneficio en positivo que lograba sumar durante el mismo periodo de 2019.

“Logramos un trimestre sólido con unos ingresos que crecieron frente a los niveles prepandémicos de 2019, a pesar de un entorno macroeconómico más difícil de lo que esperábamos”, explicaba Chip Bergh, presidente y director ejecutivo de Levi Strauss&Co., a lo largo de unas declaraciones difundidas desde la propia compañía norteamericana. “Estos resultados reflejan la fortaleza de la marca Levi’s, y nos brindan de un mayor impulso en nuestra estrategia de venta directa al consumidor y en la escalabilidad y en la agilidad de nuestra cadena de suministros, donde, frente a los vientos contrarios en términos macro, estamos demostrando un comportamiento excepcional”. “Nuestro futuro se presenta brillante gracias a nuestra icónica marca Levi’s y a la adquisición de Beyond Yoga, que nos posiciona dentro de un sector de rápido crecimiento, en la categoría alta del mercado premium de moda deportiva, mientras seguimos capitalizando las tendencias globales hacia lo ‘casual’”.

Lenta recuperación en los mercados asiáticos

Entrando a subrayar algunos de los aspectos más destacados que este tercer trimestre ha dejado tras de sí para la multinacional, durante el mismo se ha terminado de formalizar, por un precio de compra total de aproximadamente 400 millones de dólares, la adquisición de Beyond Yoga. Todo ello al mismo tiempo que la compañía terminaba de abonar los 200 millones de dólares restantes de sus bonos con vencimiento en 2025, devolviendo a la compañía a unos niveles de deuda bruta previos a la pandemia. Y mientras su Junta Directiva autorizaba un nuevo programa de recompra de acciones, por valor de otros 200 millones de dólares.

En cuanto al comportamiento de la multinacional, por mercados, la región de las Américas continuó mostrándose como la principal área de negocio de la compañía, generando unas ventas totales por valor de 838 millones de dólares, un +52 por ciento más que frente a los 550 millones del mismo periodo de 2020. Seguida en este sentido de una Europa en la que las ventas ascendieron un +27 por ciento, hasta los 494 millones de dólares frente a los 390 de 2020. Y por último unos mercados asiáticos en los que hicieron lo propio, en un +34 por ciento, hasta los 165 millones de dólares, frente a los 123 del pasado año.

Poniendo estas cifras frente a las recogidas durante el mismo periodo previo a la irrupción del coronavirus, sorprende el que sean los mercados asiáticos los únicos que no logran superar la cifra de los 208 millones de dólares en ventas que llegaron a recaudar durante el mismo periodo de 2019. Mientras que la región de las Américas ya crece por encima de los 754 millones de dólares en ventas de 2019, y la de Europa hace lo propio, tras colocarse con unos niveles de facturación superiores a los 468 millones de 2019.

Previsiones para lo que resta del año

De cara a lo que resta de año fiscal, la compañía ha ofrecido unas previsiones para el cuarto y último trimestre del año, según las cuales para dicho periodo estima llegar a experimentar un aumento de ventas de entre un +20 a un +21 por ciento en comparación con el volumen de facturación recogido durante el mismo periodo del pasado 2020. Incremento que se traduciría en un aumento de entre un +6 y un +7 por ciento sobre sus niveles de facturación prepandemia del mismo periodo de 2019. Un aumento de la facturación que se terminaría reflejando en un aumento del beneficio diluido ajustado por acción EPS de entre 38 a 40 centavos, que dejaría la previsión para el cierre del año en un beneficio por acción diluido de entre 1,43 a 1,45 dólares.

“De cara al futuro, estamos mejorando nuestras perspectivas de ingresos y de beneficios”, apunta por su parte Harmit Singh, director financiero de Levi’s. “Hemos tomado medidas sobre los precios y creemos que tenemos poder suficiente como para mitigar las presiones inflacionarias”. Más allá de eso, y haciendo balance, “nuestro buen comportamiento en el tercer trimestre, combinado con nuestra confianza en nuestras perspectivas, nos ha permitido poder asignar capital a todas nuestras prioridades estratégicas: invertir en nuestro negocio; pagar la deuda; cerrar una adquisición inorgánica; y devolver efectivo a los accionistas en forma de dividendos e iniciar un programa de recompra de acciones de 200 millones de dólares como el recientemente autorizado”.