• Inicio
  • Noticias
  • Empresas
  • La ONU y los gigantes de la moda actualizan la Carta por la sostenibilidad: reducción del -50 por ciento de las emisiones para 2030

La ONU y los gigantes de la moda actualizan la Carta por la sostenibilidad: reducción del -50 por ciento de las emisiones para 2030

Por Jaime Martinez

9 nov 2021

Empresas

Photo Credits: COP26. Naciones Unidas.

En el marco de las celebraciones de la Conferencia de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático de 2021, la denominada como Cop-26, que está teniendo lugar estos días en la ciudad escocesa de Glasgow, ayer se hacía publico el que las Naciones Unidas y las principales compañías textiles y cadenas minoristas vinculadas a la industria de la moda y del textil, han llegado a un ambicioso acuerdo para renovar sus compromisos en materia de sostenibilidad. Un conjunto de principios y de medidas que se encargaban de reunir en la denominada como Carta de la industria de la moda para la acción climática, presentada en el marco de la Cop-24 de Polonia en diciembre de 2018, cuyos objetivos se han decidido ahora a elevar, anunciando una renovación y actualización de sus principales indicadores.

Reconociendo cada uno de los firmantes la urgente necesidad de contribuir al Acuerdo de París por limitar el aumento de la temperatura mundial a 1,5 grados por encima de los niveles preindustriales, y el que los actuales modelos económicos y comerciales se muestran como insuficientes para alcanzar los objetivos de la actual agenda climática, se han establecido una serie de nuevos compromisos en materia de lucha por la sostenibilidad, siempre con la mirada puesta en lograr las cero emisiones netas para, a más tardar, el año 2050. Un objetivo que se marcaba ya en la Carta climática original de 2018, documento en el que se establecía que las grupos firmantes se comprometían a reducir sus emisiones totales de efecto invernadero en un -30 por ciento para 2030. Fecha para la que ahora se ha marcado que la reducción deberá de ser del -50 por ciento de las emisiones.

“Este es un hito importante para la Carta de la Moda, ya que aumenta el nivel de ambición del esfuerzo de la industria por alinearse con los objetivos de los 1,5 grados”, entra a explicar Stefan Seidel, director de Sostenibilidad Corporativa de Puma y copresidente del Comité Directivo de la Carta de la Industria de la Moda, a través de un comunicado oficial emitido por la secretaría de las Naciones Unidas para el Cambio Climático. “Es una muestra de que tenemos que colaborar estrechamente con nuestros colegas, nuestra cadena de suministro, los responsables políticos y los consumidores, para encaminarnos hacia el nivel de las cero emisiones”.

Con el 100 por cien de la energía de origen renovable y con el 100 por cien de materiales de bajo impacto ambiental, para 2030

La Carta de la Industria de la Moda ha sido firmada por una lista formada por un conjunto de 130 empresas y 40 organizaciones, que representan en suma a un importante porcentaje de la industria de la moda global, y entre la que encontramos nombre de firmas y grupos tan conocidos como Burberry, H&M, Kering, Chanel, Farfetch, Decathlon, Nike y Puma, o las españolas Inditex, El Corte Ingles y Mango. Compañías todas ellas que reconocen el importante papel que puede, y debe, desempeñar el sector, participando de manera activa en la lucha por la sostenibilidad y contra el calentamiento global.

En este sentido, con su firma, las empresas reconocen la necesidad del sector de adoptar unos cambios profundos y sistémicos de sus modelos tradicionales, comprometiéndose a escalar nuevas soluciones bajas en emisiones de carbono. Siendo conscientes para ello de que la mayor parte del impacto climático de sus operaciones, se da en las fases de fabricación de productos y en la de obtención de materiales y materias primas.

Partiendo así pues de esta serie de problemáticas estructurales, además de marcar esa reducción adelantada del -50 por ciento de las emisiones para 2030, los nuevos compromisos de la renovada Carta de la Moda de la ONU contemplan el que sus firmantes cuenten con unas fuentes de abastecimiento de energía de origen 100 por cien renovable para el mismo año; la eliminación del uso de carbón de sus estructuras propias y de las de sus proveedores para, a más tardar, el mismo 2030; el crear mecanismos de participación y ofrecer incentivos para que sus principales proveedores puedan ajustarse a los objetivos de reducción de emisiones de 2030 y 2050; o el llegar a hacer que el 100 por cien de sus materiales sean de bajo impacto ambiental o procedan de una fuente sostenible para, también, el año 2030. Medida esta para la que se contempla el uso de fibras que sean recicladas y provengan de un sistema basado en la circularidad, que cuenten con un origen desvinculado de prácticas tan perjudiciales para el medioambiente como la deforestación, o el que sean tejidos frutos de prácticas regenerativas, demostrando en todo caso, con los preceptivos certificados y mediciones, que se tratan de materiales de bajo impacto ambiental.

“En una época en la que la crisis climática se está acelerando a niveles sin precedentes, necesitamos que la economía real lidere la acción climática”, añade Niclas Svenningsen, Director de Acción Climática Global de ONU Cambio Climático, y “el refuerzo de los compromisos de los firmantes de la Carta de la Moda es un excelente ejemplo de ese liderazgo”.

MODA SOSTENIBLE
ONU