• Inicio
  • Noticias
  • Empresas
  • La gran distribución solicita al Gobierno altas por covid automáticas y reducir las cuarentenas

La gran distribución solicita al Gobierno altas por covid automáticas y reducir las cuarentenas

Por Jaime Martinez

12 ene 2022

Empresas

Photo Credits: El ministro de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones, José Luis Escrivá. Pool Moncloa, César P Sendra.

Como respuesta al disparado aumento del número de infectados por la variante ómicron del Covid-19, muchos de ellos asintomáticos y mostrando unas patologías y unos síntomas, por suerte, mucho menos graves que los que provocaba la primera variante del virus, las organizaciones empresarias que integran a las cadenas de gran consumo y de alimentación de nuestro país, han solicitado al Gobierno que las altas laborales por covid se realicen de manera automática. Una modalidad que permitiría a los trabajadores regresar a sus obligaciones laborales, sin la necesidad de tener que aguardar como hasta ahora a la necesaria autorización facultativa por parte de su médico de cabecera.

La medida, a su parecer, ayudaría tanto a sectores productivos como el del comercio, entre otros, al tiempo que igualmente al sistema de salud público. Al que perciben como completamente desbordado ante el problema de tener que tramitar administrativamente la avalancha de solicitudes, tanto de bajas como de altas, que se está produciendo durante estas primeras semanas del año, al mismo ritmo que al que sigue propagándose ómicron. Una problemática que algunas comunidades autónomas, como Cantabria, Navarra o País Vasco, han tratado de atajar concediendo bajas telefónicas en base a los resultados de los autotest de antígenos, en lo que finalmente está suponiendo un problema similar, dado que las altas siguen teniendo que obtenerse de manera presencial.

Ante esta realidad, “las organizaciones de la cadena de valor de la alimentación y el gran consumo (AECOC, ACES, ANGED, ASEDAS, FIAB, Cooperativas Agroalimentarias, Hostelería de España y Marcas de Restauración) hemos trasladado a los ministerios de Sanidad, Trabajo, Comercio, industria y Turismo, Agricultura y Seguridad Social nuestra preocupación por la situación generada por la gestión de las bajas laborales en la actual ola de contagios por Covid, así como para reclamar medidas que eviten que la falta de personal afecte al correcto funcionamiento del sistema productivo”, entran a explicar, a través de un comunicado firmado de manera conjunta, las patronales de grandes grupos de distribución como El Corte Inglés, Tendam, la Fnac, C&A, Carrefour, Ikea o Mercadona.

“El incremento de las bajas de trabajadores registradas en las empresas del sector supone un gran problema administrativo”, dadas “las dificultades que estos encuentran para obtener el alta médica, debido a la congestión que sufre la atención primaria”, pormenorizan desde estas asociaciones de la gran distribución. A este respecto, añaden, “se calcula que 1 de cada 7 de los trabajadores que está de baja en este momento podría reincorporarse de inmediato, pero no lo hacen al no conseguir la autorización médica”. “Además, la decisión tomada por algunas CCAA en relación a conceder bajas telefónicas en base a auto-test de antígenos está suponiendo un problema añadido de gestión de las altas, que sí deben obtenerse de manera presencial en los centros de salud”.

Cuarentenas de 5 días y altas automáticas

Como respuesta a esta disparada incidencia de ómicron entre el brazo productivo de sus estructuras, en lo que estiman que únicamente dentro del comercio de alimentación esté sumando actualmente unas 20.000 bajas laborales, las organizaciones patronales, con el fin de poder garantizar el buen funcionamiento de los centros de trabajo, se han unido para reclamar al Gobierno dos únicas medidas: que se faciliten las altas laborales automáticas asociadas a las bajas por covid, e igualmente que se reduzcan los periodos de cuarentena mínimos indispensables.

Entrando a detallar cada una de ellas, en lo relativo a las bajas automáticas, las organizaciones empresariales solicitan una “alta laboral automática asociada a todas las bajas por Covid una vez superados los siete días que establece actualmente el periodo de cuarentena”, o el “que las autoridades puedan indicar”, “sin necesidad de acudir a los centros de atención primaria para obtener la misma”. Siempre en cualquier caso, y “lógicamente”, subrayan, “en ausencia de sintomatología”. Además, “como ya se hizo en el caso de la vacunación de los trabajadores, las empresas ponen a disposición del sistema público de salud sus mutuas de accidentes de trabajo”, con el fin de poder, apuntan las organizaciones, “colaborar en esta tarea en condiciones de plenas garantías sanitarias y jurídicas, pudiendo así contribuir de forma muy significativa a evitar consultas innecesarias en atención primaria y a descongestionar la misma”.

En cuanto al asunto del periodo de cuarentenas, las asociaciones solicitan al Gobierno que “se reduzcan los periodos de cuarentena a los mínimos indispensables para garantizar la correcta gestión de la pandemia en base a la información científica disponible y a la experiencia acumulada durante los últimos dos años de pandemia”. “En este sentido, se solicita que, desde un criterio sanitario, se estudie la posibilidad de acortar los plazos o limitar aquellos en que se aplican dichas cuarentenas”, siguiendo “con las decisiones que se anuncian en el ámbito escolar”, dado que “la actual reducción de diez a siete días está resultando insuficiente para garantizar la adecuada cobertura de las vacantes”.

“Desde el inicio de la crisis sanitaria provocada por el Covid, la cadena de valor de la alimentación y el gran consumo ha dado un ejemplo de servicio a los ciudadanos y ha permitido que, en los momentos más duros del confinamiento, no se produjera ningún problema de abastecimiento a la población”, no dudan en poner en valor las patronales de la gran distribución. “A ello contribuyó decisivamente la consideración del sector como esencial en los primeros estados de alarma”, pero “para garantizar este servicio esencial a la ciudadanía, la mayoría de los trabajadores tiene que desempeñar su actividad ‘presencialmente’, no pudiendo teletrabajar ni ser sustituidos por otros medios”. No obstante, “en las circunstancias actuales, el funcionamiento de las operaciones en los centros de trabajo, especialmente en los establecimientos abiertos al público y en las plataformas logísticas, se están complicando extraordinariamente y consideramos que se deberían adoptar medidas a la mayor brevedad posible que permitan que los trabajadores afectados se reincorporen con la máxima agilidad posible a sus centros de trabajo, y a las empresas poder planificar mejor la gestión de las plantillas, en estricto cumplimiento del criterio que determinen las autoridades sanitarias”.

Una tramitación simultánea de bajas y de altas, que ya se puede realizar

Como respuesta a esta serie de demandas, también han terminado por reclamar desde las direcciones de salud de otras comunidades autónomas como la Comunidad de Madrid, era el propio ministro de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones, José Luis Escrivá, quien salía al paso aseverando que ni el Gobierno ni su Ministerio deben de proceder a tramitar ningún cambio legislativo, como se les está reclamando, siendo ya una realidad el que puedan tramitarse de manera simultánea las bajas y las altas laborales.

La confusión a este respecto, y la consecuente descordinación sobre la medida que se estaría generando en los distintos sistemas de gestión sanitario autonómicos, derivaría de que el actual Real Decreto 625/2014, el que regula la gestión y el control de los procesos por incapacidad temporal, permite a los médicos de atención primaria dar altas y bajas en un único proceso administrativo, para los casos de bajas siempre menores a cinco días. Razón por la que entendían que era necesaria su modificación para permitir que ese mismo acto administrativo pudiera aplicarse para bajas más prolongadas, como las necesarias, a día de hoy, por Covid. Un punto que ahora el propio ministro y los técnicos del Ministerio habrían tratado de aclarar, explicando el que para ello no hace falta ningún cambio legislativo, y solamente el que aquellas comunidades que lo deseen hagan las modificaciones necesarias en los sistemas informáticos que permite remitir los partes al Instituto Nacional de la Seguridad Social (INSS). Una acción que ya habrían puesto en práctica, según adelantan fuentes empresariales al periódico económico Cinco Días, desde las comunidades autónomas de Cantabria, País Vasco y Melilla.

“La posibilidad de emitir la baja y el alta simultánea en un mismo acto por un facultativo ya existe, no requiere ningún cambio normativo y se aplica en algunas CCAA referido a la Covid-19”, entraba a explicar el propio Escrivá, a través de su cuenta oficial en la red social Twitter, a última hora de la tarde de ayer. Tratándose así pues de “una cuestión que depende de los procedimientos internos de gestión de cada comunidad”. Un mensaje que, frente al contenido que refleja el citado Real Decreto de julio de 2014, en el que se contempla que esto será para “los procesos de duración estimada inferiores a cinco días naturales”, Escrivá no tenía más remedio que entrar a aclarar.

“A lo que me refería, por si no se entendió bien, es que el programa de gestión de bajas permite retener el alta hasta la fecha indicada, en este caso 7 días, y en ese momento se transmite al INSS”, añadía el ministro. Siendo esto “como digo, algo que aplican varias CCAA”.