• Inicio
  • Noticias
  • Empresas
  • La Comunidad de Madrid abre la convocatoria de ayudas directas para empresas y autónomos afectados por la crisis del coronavirus

Empresas

Photo Credits: Comunidad de Madrid.

La Comunidad de Madrid abre la convocatoria de ayudas directas para empresas y autónomos afectados por la crisis del coronavirus

Por Jaime Martinez

30 abr. 2021

Madrid – El Gobierno de la Comunidad de Madrid abrirá a partir de mañana, sábado 1 de mayo, el plazo para presentar las solicitudes de ayudas directas para empresas y autónomos afectados por la crisis del coronavirus. Solicitudes que se podrán presentar, y gestionar, a través del portal digital oficial de la administración regional, con la vista puesta en que las ayudas, que oscilarán en paquetes de entre los 3.000 hasta los 200.000 euros, puedan materializarse y hacerse efectivas antes de que finalice el próximo mes de julio.

En total, a través de esta convocatoria de ayudas directas a empresas y profesionales afectados por esta crisis del coronavirus el Gobierno de la Comunidad de Madrid ha dado luz verde para el reparto de 899,2 millones de euros en ayudas para Pymes y autónomos de la región. Cantidad de la cual un total de 679 millones de euros responde a los fondos de la nueva línea de ayudas directas Covid decretado por el Gobierno central vía el Real Decreto-ley 5/2021 del 12 de marzo, dotación que desde la Comunidad de Madrid se han decidido a ampliar con 220 millones de euros adicionales, estos a cargo de los propios fondos de la administración autonómica. Una cifra que, aseguran desde la Comunidad de Madrid, les permitirá beneficiar a un total de 25 sectores que habían quedado excluidos de la lista aprobada por el Ejecutivo central, incluida, a modo de anexo, en el mencionado Real Decreto-ley. Una enumeración integrada por 95 actividades específicas a las que desde la Comunidad de Madrid deberán de destinar los 679 millones que reciba a través de dichos fondos estatales, a los que sumará esos 220 millones de euros adicionales que le permitirán ampliar la cobertura de las ayudas y dar respaldo hasta un total de 120 sectores económicos.

Con esta decisión, adelantada durante el pasado mes de marzo por la propia presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, y acordada este pasado miércoles 28 de abril, tal y como se encargaba de anunciar Javier Fernandez Lasquetti, consejero de Hacienda y Función Pública, el Consejo de Gobierno “ha dado luz verde” a “la convocatoria de 899,2 millones de euros en ayudas a las Pymes y autónomos de la región que han sufrido con mayor virulencia los efectos de la pandemia”, explican desde la propia administración regional a través de un comunicado. “En este cifra”, remarcan, “se incluyen 220 millones de euros con cargo a los propios fondos del Gobierno madrileño, junto al resto que financia el Estado”, como medida con la que “compensar a los sectores excluidos por el Ejecutivo central”. Cuya norma “preveía dar respaldo económico a 95 sectores, pese a que otros muchos también se han visto afectados por las consecuencias de la crisis provocada por la pandemia”.

Caída mínima de la facturación de un -30 por ciento

Como resultado de esta acción, desde la Comunidad de Madrid estiman que podrán acceder a las ayudas más de 215.000 establecimientos, o unidades productivas, en las que se emplea a más de 848.000 personas. Destacando entre los sectores que serán beneficiarios de las ayudas, desde comercios a taxistas, pasando por bares, restaurantes, academias, peluquerías o salones de belleza.

Una suma de colectivos que podrán solicitar, como bien señalábamos, unos paquetes de ayudas que oscilarán entre los 3.000 y los 200.000 euros, atendiendo en todo caso a los requisitos fijados por el Ejecutivo central en el Real Decreto-ley del 12 de marzo. Norma en la que se establece, entre otras condiciones, que las ayudas serán destinadas a empresas y autónomos cuyos ingresos hayan caído durante 2020 como mínimo un -30 por ciento respecto a sus cifras de negocio de 2019. Caso en el que podrán beneficiarse de unas ayudas directas que podrán destinar a cubrir deuda y pagos a proveedores, acreedores financieros y no financieros, así como sus costes fijos, siempre y cuando, se destaca en el Real Decreto-ley, estas obligaciones se hubieran generado entre el 1 de marzo de 2020 y el 31 de mayo de 2021 y procedan de “contratos anteriores a la fecha de entrada en vigor” de la norma, con fecha del 12 de marzo de 2021.

“El plazo para presentar las solicitudes se abrirá el próximo 1 de mayo y se podrán gestionar a través del portal web oficial de la Administración Regional”, detallan desde la Comunidad de Madrid. “El objetivo es que las ayudas puedan llegar a sus destinatarios a la mayor brevedad posible, concretamente antes de que finalice el mes de julio. No obstante, el sistema de intercambio de datos que ha fijado el Gobierno central impedirá que puedan tramitarse con agilidad”. En cuanto a los importes, y como ya señalábamos, “las ayudas oscilarán entre los 3.000 y los 200.000 euros, y para acceder a ellas los potenciales beneficiarios tendrán que cumplir los requisitos que ha fijado el estado en su Real Decreto-ley, como haber perdido más de un 30 por ciento de la facturación como consecuencia de las restricciones provocadas por la crisis sanitaria”.

Ayudas directas para los sectores de la moda, el calzado, los complementos y el textil

En cuanto se refiere a los sectores concretos de la moda, el calzado, los complementos y el textil, recordar que, como ya adelantábamos desde FashionUnited, han quedado finalmente fuera de la lista planteada por el Ejecutivo central los fabricantes de calzado y las empresas vinculadas a su canal de venta mayorista, que únicamente podrán valerse de las ayudas directas en el caso de que sean las administraciones autonómicas las que entren a plantearse paquetes adicionales, como el presentado en este caso ahora por la Comunidad de Madrid. Un extremo sobre el que, a falta de la concreción de las ayudas, ya estaría trabajando el equipo de Gobierno de la Comunidad Valenciana. A cuyo plan de ayudas “Resistir Plus” contempla destinar un total de 647 millones de euros, ampliando en su caso las ayudas a otros sectores igualmente afectados por la crisis como el del calzado.

Al margen de estas consideraciones y apreciaciones autonómicas, como beneficiarios de las ayudas directas decretadas por el Ejecutivo central en el marco del Real Decreto-ley 5/2021, y así incluidos en su Anexo I, como empresas y profesionales vinculados a los sectores de la moda, el calzado, los complementos y el textil, solamente podrán beneficiarse aquellos cuya actividad dentro de la Clasificación Nacional de Actividades Económicas (CNAE) responda al código 1413, confección de otras prendas de vestir exteriores; 1419, confección de otras prendas de vestir y accesorios; 1420, fabricación de artículos de peletería; 1439, confección de tras prendas de vestir de punto; 3212, fabricación de artículos de joyería y artículos similares; 3213, fabricación de artículos de bisutería y artículos similares; 4616, intermediarios del comercio de textiles, prendas de vestir, peletería, calzado y artículos de cuero; 4624, comercio al por mayor de cuero y pieles; 4648, comercio al por mayor de artículos de relojería y joyería; 4719, otro comercio al por menor en establecimientos no especializados; 4751, comercio al por menor de textiles en establecimientos especializados; 4771, comercio al por menor de prendas de vestir en establecimientos especializados; 4772, comercio al por menor de calzado y artículos de cuero en establecimientos especializados; 4777, comercio al por menor de artículos de relojería y joyería en establecimientos especializados; 4782, comercio al por menor de productos textiles, prendas de vestir y calzado en puestos de venta y en mercadillos; 4789, comercio al por menor de otros productos en puestos de venta y en mercadillos; 4799, otro comercio al por menor no realizado ni en establecimientos, ni en puestos de venta ni en mercadillos; 9523, reparación de calzado y artículos de cuero; 9525, reparación de relojes y joyería; y 9601, lavado y limpieza de prendas textiles y de piel.