• Inicio
  • Noticias
  • Empresas
  • El calzado exige al Gobierno acceso a los 11.000 millones de ayudas públicas: “Es inadmisible”

Empresas

El calzado exige al Gobierno acceso a los 11.000 millones de ayudas públicas: “Es inadmisible”

Por Jaime Martinez

16 mar. 2021

Madrid – Las principales asociaciones empresariales vinculadas al sector del calzado, la Federación de Industrias del Calzado Español FICE y la Asociación Valenciana de Empresarios del Calzado Avecal, han salido al paso del anuncio de ayudas públicas por valor de 11.000 millones de euros decretadas por el Gobierno central, calificando de inexplicables su exclusión de dicho paquete de medidas de apoyo y urgiendo al Ejecutivo a que tome las medidas oportunas para corregir esta situación. Una decisión que no dudan en calificar de “inadmisible” e “incomprensible”, y que esperan que desde el equipo de gobierno liderado por Pedro Sánchez se consiga atajar, para lograr dar así una solución a todos los agentes que integran la cadena de valor de la industria.

“El sector del calzado vio con sorpresa no estar incluido entre los sectores que pueden acceder a las medidas extraordinarias de apoyo a la solvencia empresarial en respuesta a la pandemia de la Covid establecidas en el Real-Decreto”, nos explican desde Fice a través de un comunicado. “Por ello, exige que se corrija esta inexplicable situación”, que describen como de “inadmisible” para un sector que “emplea a más de 37.000 personas, con más de un 43 por ciento de empleo femenino”, después “de haber perdido más de 19.000 puestos a causa de la pandemia” y que ahora ve como se queda “fuera del acceso a estas medidas que buscan preservar el tejido productivo y el empleo”.

Ante este envite, “entendemos que la industria productora de calzado española” así como “la distribución mayorista”, deben “incluirse en las ayudas, al igual que figura su comercio minorista”. “Desde Fice consideramos que toda la cadena de valor del sector debe estar igualmente respaldada por estas medidas tan necesarias y vitales para el mantenimiento de la actividad económica y el empleo”. Observándose como “una injusticia para el sector del calzado” y como “incomprensible” el “que el Gobierno desproteja a una parte de la industria española” y deje “fuera de estas medidas de apoyo a un sector que desde el primer momento se ha volcado con todos sus medios en ayudar a quienes estaban en primera línea de lucha contra la pandemia”. “La situación de vulnerabilidad a la que hace referencia el Real Decreto-ley, no frenó a los trabajadores y empresas del calzado para poner todos sus recursos a disposición de la fabricación de mascarillas, Epis y calzado especializado para sanitarios y profesionales en la primera línea”, y “este es el momento de reconocer el esfuerzo del sector del calzado y darles el oxígeno que estas medidas suponen”. Por ello, apostillan desde Fice, “exigimos que se corrija esta situación y se de acceso a las empresas del sector del calzado a estas medidas de protección y apoyo”.

Respaldo de la Asociación valenciana de empresarios del calzado

Ante estas demandas, y en lo que no deja de ser una muestra de esa actitud de “bloque unido” que desde el sector apuntan a que se posicionan en sus reclamaciones ante el Gobierno central, Avecal, la Asociación Valenciana de Empresarios del Calzado, ha querido asimismo sumarse y respaldar de manera expresa a las reclamaciones de Fice.

“La Asociación Valenciana de Empresarios del Calzado (Avecal) se ha sumado a la reclamación que acaba de realizar Fice al Gobierno para que el sector del calzado pueda acceder a las medidas de apoyo a la solvencia empresarial” anunciadas con el objetivo de mitigar los duros efectos provocados a raíz de la pandemia por coronavirus. Un paquete de ayudas de las que las empresas del sector han quedado, por ahora, excluidas, en una acción que Marián Cano, presidenta de Avecal y también actual presidenta en funciones de Fice, ha calificado como “una decisión incomprensible y que debe ser subsanada de inmediato” por las autoridades.

Caída de las exportaciones a niveles de 2013

Como principales argumentos en defensa de su postura, ambas asociaciones empresariales destacan la situación “tan delicada” a la que se enfrenta el sector. Una industria que lidera las caídas de los sectores industriales, con un descenso del 28,2 por ciento en el Índice de Producción Industrial (IPI) en 2020, la mayor de la serie histórica de calzado y “superior al de otros sectores industriales que sí pueden acceder a las líneas de apoyo”, explican.

Unas cifras a las que además “se unen otras igualmente preocupantes”, apuntan, como las relativos a una industria del cuero y calzado cuyo Índice de Cifra de Negocios (ICN) descendió un 23,6 por ciento, con la pérdida de 7.291 de sus puestos de trabajo, un descenso del -16,8 por ciento del empleo. O el que las exportaciones retrocedieran a cifras de 2013, con una caída del -15,7 por ciento. Datos que vendrían a reforzar esa idea de que el del calzado es uno de “los sectores más afectados a los que hace referencia el Real Decreto-ley”, y en consecuencia merecedor de poder tener acceso a las ayudas decretadas por el Ejecutivo.

Photo Credits: Asociación Valenciana de Empresarios del Calzado Avecal, página oficial.