• Inicio
  • Noticias
  • Empresas
  • L Brands (Victoria’s Secret) se mantiene al alza tras reducir sus ventas “solo” un -20 por ciento

L Brands (Victoria’s Secret) se mantiene al alza tras reducir sus ventas “solo” un -20 por ciento

Por Jaime Martinez

20 ago. 2020

Empresas

Madrid – La multinacional estadounidense L Brands, matriz de la cadena de moda íntima Victoria’s Secret y de la de artículos de baño Bath&Body Works, daba a conocer en el día de ayer sus resultados financieros relativos al segundo trimestre de su actual ejercicio fiscal. Periodo finalizado el pasado 1 de agosto, durante el que la compañía llegó a generar un total de 2.319 millones de dólares en ventas.

La cifra, que sigue las estimaciones ofrecidas por parte de la multinacional a finales del pasado mes de julio, viene a representar una bajada más que considerable de un -20 por ciento frente a los 2.902 millones que llegó a registrar la compañía durante el mismo periodo del pasado año; pero sin embargo la sitúan en un rango mucho menos grave que el registrado por muchas otras compañías vinculadas al sector del retail. Una estimación que vendría a coincidir con la opinión mostrada por muchos inversores, que han continuado catapultando el valor de las acciones de la compañía durante las últimas jornadas en la bolsa de Nueva York. Parqué sobre el que viene protagonizando una racha alcista que se iniciaba a finales del pasado mes de julio, coincidiendo con esas primeras estimaciones, que la han llevado en las últimas horas a revalorizar un +6,3 por ciento sus títulos, tras haber pasado de los 26,78 dólares a los que cotizaban al inicio de la jornada del pasado 17 de agosto, hasta los 28,47 dólares a los que cerraban en el día de ayer.

El canal online, un salvavidas también para L Brands

Atendiendo al comportamiento de las distintas áreas de negocio en las que se divide la multinacional, las ventas de Victoria’s Secret en Estados Unidos y Canadá, principales mercados de la compañía, se situaron en los 977,5 millones de dólares, tras caer un -39 por ciento respecto de los 1.606 millones registrados el pasado año. Mientras que por canales, los pedidos online aumentaron un 65 por ciento, hasta los 613,9 millones. Una tendencia al alza que venía a compensar la caída de un -70 por ciento registrada en sus establecimientos físicos, afectados, al igual que el resto de empresas del retail, por las restricciones y cierres impuestos a cuenta de esta pandemia por coronavirus.

En cuanto a Bath&Body Works, la otra gran compañía de L Brands, esta pasó a registrar un aumento del +13 por ciento en sus ventas durante este mismo segundo trimestre del año, pasando de los 1.061 hasta los 1.197 millones de dólares. Todo ello gracias a un envidiable comportamiento en su canal online, donde las ventas se dispararon un +191 por ciento, pasando de los 178,4 hasta los 518,6 millones de dólares. Aumento que en su caso sirvió para compensar la caída del -23 por ciento registrada en su red de establecimientos físicos de Estados Unidos y Canadá.

Mientras tanto en el área internacional, en la que se incluyen todas las ventas obtenidas por la red comercial de la compañía fuera de Estados Unidos y Canadá, las ventas online en el mercado chino y demás royalties vinculados a la concesión de franquicias y ventas al por mayor, el negocio combinado de L Brands (suma de Victoria’s Secret y Bath&Body Works) se redujo prácticamente a la mitad, en un -48 por ciento. Pasando de registrar unas ventas totales por valor de 154,5 millones de dólares, a apenas 80 millones.

Cierre de 212 puntos de venta

Tras dar por cancelado el acuerdo de venta del 55 por ciento de Victoria’s Secret al fondo de inversiones Sycamor Partners, una de las primeras grandes operaciones que echaba por tierra esta pandemia por coronavirus, L Brands se encuentra inmersa en un profundo proceso de reajuste que tiene como finalidad mejorar la rentabilidad de Victoria’s Secret y avanzar en su escisión, como dos compañías independientes, de Bath&Body Works.

Como parte de este proceso y de su lucha para atajar los efectos del coronavirus sobre el volumen de ventas, L Brands ya anunciaba a finales de julio sus intenciones de despedir a 850 trabajadores. Una medida que se sumaba a la anunciada, el pasado mes de mayo, de suprimir hasta 264 puntos de venta a lo largo de este 2020. Objetivo sobre el que ha venido trabajando desde entonces, y que la han conducido a cerrar, a fecha del 1 de agosto, un total de 228 tiendas de su red de establecimientos propios y 14 franquicias. Cierres que ha compensado con 17 nuevas aperturas de tiendas propias y 13 nuevos establecimientos franquiciados, que dejan finalmente su red comercial compuesta por un total de 2.709 tiendas propias y 721 franquicias. Cifras que reflejan una pérdida de 212 tiendas, frente a las 2.920 tiendas propias y las 722 franquiciadas con las que contaba a principios de año. Cierres de los que su mayor parte, 198 clausuras, se han llevado a cabo sobre la red comercial de Victoria’s Secret en los Estados Unidos.

En una actitud similar a la mostrada por las demás multinacionales y compañías del sector, dada la creciente incertidumbre sobre la evolución que seguirá experimentando esta pandemia por coronavirus, L Brands ha descartado ofrecer una estimación sobre las cifras que pueda llegar a generar durante el tercer trimestre y lo que resta de su actual ejercicio fiscal de 2020.

Photo Credits: Victoria’s Secret.