• Inicio
  • Noticias
  • Empresas
  • L Brands, vía libre a la escisión de Victoria’s Secret

L Brands, vía libre a la escisión de Victoria’s Secret

Por Jaime Martinez

12 may. 2021

Empresas

Photo Credits: L Brands.

Madrid – Siguiendo con los planes sobre los que viene trabajando la multinacional desde su fallido acuerdo con el fondo de inversiones Sycamor Partners para la venta del 55 por ciento de Victoria’s Secret, desde la junta directiva de la estadounidense L Brands aprobaban en el día de ayer —y por unanimidad— el plan estratégico y los plazos que marcarán la escisión de Victoria’s Secret y de Bath&Body Works en dos compañías independientes. Una decisión con la que esperan optimizar el modelo de negocio de cada una de ambas compañías, permitiendo que de este modo cada una de ellas pueda maximizar al máximo su gestión y flexibilizar sus vías de financiación, con el objetivo último de consolidar su posición en sus respectivos ámbitos minoristas y el de avanzar hacia un crecimiento y una rentabilidad sostenida a largo plazo.

Según los puntos establecidos en la hoja de ruta trazada desde la dirección del Grupo estadounidense, como resultado de la operación la compañía quedará dividida en dos compañías completamente independientes. Por un lado Bath&Body Works, que continuará operando bajo el paraguas de L Brands desarrollando su modelo de negocio centrado en productos para el baño, cuerpo y fragancias para el hogar. Y por otro lado Victoria’s Secret, una nueva compañía cotizada, independiente de L Brands, en torno a la que se reunirán todas las líneas y filiales de la multinacional centradas en el mundo de la ropa íntima, entre ellas las líneas Victoria’s Secret Lingerie, Pink y Victoria’s Secret Beauty. Una escisión que se llevará a cabo de manera prorrateada —y es de esperar que también libre de impuestos— para los accionistas de la multinacional, y que desde la dirección de L Brands estiman que pueda verse completada este mismo próximo mes de agosto de 2021.

“En los últimos diez meses hemos logrado un significativo avance en la recuperación del negocio de Victoria’s Secret, implementando iniciativas de merchandising y de marketing destinadas a impulsar un crecimiento de primer nivel, así como sacando adelante una serie de ajustes dirigidos a reducir costes, lo que de manera conjunta han hecho aumentar considerablemente la rentabilidad”, explicaba Sarah Nash, presidenta de la junta directiva de L Brands, a través de unas declaraciones difundidas desde la propia multinacional. “Como resultado de estos esfuerzos, Victoria’s Secret está ahora mismo bien posicionada para poder operar como una empresa cotizada independiente”. “Además”, añade Nash, “tanto Bath&Body Works como Victoria’s Secret son dos marcas líderes en sus respectivos mercados, y, como compañías separadas, cada una estará en una mejor posición desde la que poder beneficiarse de un enfoque más especializado en la búsqueda de unas nuevas estrategias de crecimiento capaces de adaptarse mejor a sus respectivas bases de clientes y objetivos estratégicos”. “Con esta finalidad en mente, la junta directiva cree que este camino logrará repercutir en un mayor valor para los accionistas, así como que la separación permitirá a cada una de las compañías aprovechar sus mejores oportunidades de crecimiento”.

Sin cambios en los órganos de dirección

En cuanto al resto de detalles sobre la operación que adelantan desde el Grupo estadounidense, confirman el que, una vez completada la operación, no se producirán nuevos cambios en los principales órganos de dirección de la compañía. Donde, tras los últimos ajustes, Andrew Meslow, director ejecutivo de L Brands, continuará desempeñando estas mismas funciones, a las que sumará la dirección de Bath&Body Works tras la escisión del Grupo. Mientras que Martin Waters, actual director ejecutivo de Victoria’s Secret, seguirá al frente de esta área de negocio, ya con Victoria’s Secret como compañía independiente.

Regreso a unas cifras de crecimiento prepandemia

Coincidiendo con el anuncio de esta nueva hoja de ruta sobre la que dirigirá la inminente escisión a la que se encamina, desde L Brands han aprovechado para adelantar los resultados preliminares relativos al primer trimestre de su actual ejercicio fiscal de 2021, finalizado este pasado 1 de mayo. Unos resultados que darán a conocer el próximo 19 de mayo, y que, a pesar de las crecientes incertidumbres que todavía persisten, han servido para demostrar la solidez de las últimas medidas y de los ajustes adoptados por la compañía con el fin de corregir el rumbo y acelerar el crecimiento tanto de Bath&Body, como de Victoria’s Secret.

Atendiendo a estas cifras facilitadas por la multinacional estadounidense, L Brands estima el haber cerrado este primer trimestre de 2021 con unos ingresos operativos totales de aproximadamente 570 millones de dólares, de los que 380 millones habrían sido generados a través de Bath&Body Works y unos 245 millones por Victoria’s Secret. Consecuencia directa del aumento de unas ventas que habrían alcanzado los 3.024 millones de dólares. Un +82,83 por ciento más respecto a las ventas de 1.654 millones generadas durante el mismo periodo del pasado año, profundamente marcado por los efectos de la pandemia, y un +15 por ciento por encima de los 2.629 millones que la compañía generaba durante el mismo primer trimestre de 2019.

“Anticipamos que L Brands entregará unos resultados de récord relativos al primer trimestre, impulsados por la continua fortaleza y el excepcional comportamiento de Bath&Body Works y por una significativa mejora de Victoria’s Secret”, detallaba Andrew Meslow, director ejecutivo de L Brands. “Confiamos en las oportunidades de crecimiento de las que disponen cada uno de nuestros negocios, y estamos emocionados de poder compartir nuestras perspectivas y planes para cada uno de ellos, a medida que continuamos trabajando para acometer su escisión en agosto”.