• Inicio
  • Noticias
  • Empresas
  • L Brands regresa al crecimiento y dispara en un +15 por ciento sus cifras prepandemia

L Brands regresa al crecimiento y dispara en un +15 por ciento sus cifras prepandemia

Por Jaime Martinez

20 may. 2021

Empresas

Photo Credits: Victoria’s Secret, página oficial de Facebook.

Madrid – Siguiendo con el calendario previsto, el Grupo multinacional estadounidense L Brands, matriz —por el momento— de las compañías Victoria’s Secret y Bath&Body Works, daba a conocer a última hora del día de ayer sus resultados económicos concernientes al primer trimestre de su actual ejercicio de 2021. Periodo finalizado el pasado 1 de mayo, durante el que la multinacional llegó a generar unos ingresos totales por valor de 3.023,7 millones de dólares. Valor que representa un incremento del +82,79 por ciento con respecto de los 1.654,2 millones que logró facturar la compañía durante el mismo periodo del pasado 2020; y cantidad que igualmente se sitúa un +15 por ciento por encima de los niveles prepandémicos en ventas del Grupo, que cerraba este mismo primer trimestre de 2019 con unas ventas totales por valor de 2.628,8 millones de dólares.

Como consecuencia directa del empuje apuntado sobre sus ventas, datos ya de por sí más que positivo para el Grupo, L Brands ha comunicado igualmente que la buena situación financiera por la que atraviesa la compañía también se ha terminado reflejando en términos de beneficios. Capítulo en el que la compañía, frente a las pérdidas por valor de -296,86 millones de dólares que registraba durante el primer trimestre del pasado 2020, ha informado de unos beneficios netos por valor de 276,6 millones de dólares.

“L Brands generó unos ingresos récord durante el primer trimestre, impulsada por la continua fortaleza y el excepcional desempeño que han demostrado tanto Bath&Body Works como Victoria’s Secret”, se encargaba de explicar Andrew Meslow, director ejecutivo de L Brands, a través de unas declaraciones difundidas desde el propio Grupo estadounidense. “Estamos encantados de que el momento de crecimiento que experimentan ambas compañías, impulsado por la respuesta positiva de los clientes a nuestro surtido de productos, nos haya permitido reducir la actividad promocional y generar un aumento sustancial de nuestros márgenes de beneficio”. Un confianza mostrada por los consumidores, que lleva tanto a Meslow como a la dirección del Grupo a esperar “con confianza” poder finalmente acometer, siguiendo con los planes estratégicos trazados por la multinacional, la separación de Bath&Body Works y de Victoria’s Secret en dos compañías plenamente independientes que coticen en bolsa.

Vuelta al crecimiento en Bath&Body y recuperación acelerada en Victoria’s Secret

En base a ese principio sobre el que sustenta dicho plan estratégico de “escisión”, adelantado ya por FashionUnited en el mismo momento en el que la compañía anunciaba la cancelación de su acuerdo de venta con el fondo de inversiones Sycamor Partners, y al que la propia L Brands se encargaba de encauzar, en sus términos de aplicación y de plazos, hace escasamente una semana, se hace esencial entrar a conocer la situación en la que se encuentran a día de hoy cada una de las dos compañías en las que se reúnen las principales actividades económicas de la multinacional.

Dicho así, en cuanto a Bath&Body Works, la hoy filial del Grupo especializada a la comercialización de productos de cosmética, baño y de cuidado personal, esta llegó a generar unas ventas totales por valor de 1.469,5 millones de dólares durante este primer trimestre de 2021. Cifra que representa un incremento del +93,2 por ciento respecto de los 760,6 millones de dólares del mismo periodo de 2020, y de un +59,9 por ciento con respecto de los 919 millones que generaba durante el mismo primer trimestre de 2019.

Mientras tanto, en cuanto a Victoria’s Secret, que venía de superar una serie de malogrados ejercicios que hicieron llegar a temer por la propia supervivencia de la que estaba considerada como la mayor compañía mundial del sector de la moda íntima, desde L Brands celebran una rápida recuperación de la firma, que logra mantenerse como la principal compañía del Grupo con una facturación por valor de 1.554,2 millones de dólares. Cantidad que representa un incremento del +73,93 por ciento respecto de los 893,6 millones con los que lograba cerrar el mismo primer trimestre de 2020, aunque no obstante se mantiene un -6,96 por ciento por debajo de los 1.670,4 millones que lograba sumar durante el mismo periodo de 2019.

Escisión de Victoria’s Secret programada para el mes de agosto

De cara a este segundo trimestre en el que se encuentra ya inmersa la compañía, desde L Brands estiman un beneficio por acción de entre 0,80 y 1,00 dólar por título. Cifra superior a los 0,25 dólares de 2020 y a los 0,24 dólares de 2019, y en línea de los 0,97 dólares de beneficio por título de este primer trimestre.

Mientras tanto, con respecto a lo que resta de año fiscal, desde la multinacional se mantienen a la espera y no facilitan una perspectiva económica de los beneficios que estiman para todo el año. Un ejercicio que si por algo vendrá caracterizado para la compañía, será por esa escisión de todos los negocios vinculados a Victoria’s Secret en una compañía cotizada independiente separada por completo de L Brands. Una acción que la multinacional, según lo programado, espera poder acometer durante este próximo mes de agosto de 2021.