• Inicio
  • Noticias
  • Empresas
  • Kering (Gucci) entra en Vestiaire Collective y la eleva a la categoría de “Unicornio”

Kering (Gucci) entra en Vestiaire Collective y la eleva a la categoría de “Unicornio”

Por Jaime Martinez

2 mar. 2021

Empresas

Madrid – La compañía francesa Vestiaire Collective, empresa especializada en la compraventa online de artículos de lujo de segunda mano de las categorías de moda y hogar, acaba de cerrar con éxito una nueva ronda de financiación por valor de 178 millones de euros. Una operación de la que la entidad financiera Goldman Sachs se desempeñó como asesora estratégica y como agente de colocación, y de la que participaron actuales accionistas de la empresa, como su propio director ejecutivo, Max Bittner, los Grupos Eurazeo Group, Bpifrance y Condé Nast, o los fondos de inversión de Fidelity International, Korelya Capital, Luxury Tech Fund o Vitruvian Partners. Nombres todos ellos a los que se sumaron el grupo inversor estadounidenses Tiger Global Management, con experiencia en el desarrollo de proyectos hoy tan exitosos como Facebook o Spotify, y el Grupo francés especializado en el sector del lujo Kering. Holding internacional y matriz de firmas de moda tan conocidas como Gucci, Saint Laurent o Balenciaga, que ha logrado hacerse con una participación de un 5 por ciento de Vestiaire. Compañía en la que entra no solo como nuevo accionista de referencia, sino también a ocupar una representación dentro de su junta directiva.

El éxito de esta nueva ronda de financiación llega tras un año en el que el sólido comportamiento de Vestiaire Collective la han conducido a un crecimiento del 100 por cien interanual, explican desde la propia Kering a través de un comunicado. Misiva de la que hacen uso igualmente para recalcar que, tras este nuevo aporte económico, Vestiaire logra ascender al estatus de “Unicornio” y se coloca en una situación perfecta de cara a emprender su nueva fase de crecimiento. Una expansión que llegará impulsada por un auge del sector de la moda de segunda mano a la que Kering se ha decidido a dar un definitivo estímulo, continuando así con el compromiso que el mismo Grupo ha venido mostrando hacia estos nuevos modos de consumir moda, más comprometidos y sostenibles, mediante alianzas como la que establecía, hace escasas semanas, entre la propia Vestiaire Collective y Alexander McQueen, una de sus principales casas de moda.

“El lujo de segunda mano es ahora una tendencia real y profundamente arraigada, especialmente entre los consumidores más jóvenes”, explica François-Henri Pinault, presidente y director ejecutivo de Kering, a lo largo de unas declaraciones difundidas desde el propio Grupo francés. “En lugar de ignorarlo, nuestro deseo es el de aprovechar esta oportunidad para mejorar el valor que ofrecemos a nuestros clientes e influir en el futuro de nuestra industria, empujándola hacia prácticas más innovadoras y sostenibles. Algo que naturalmente encaja con nuestro propio espíritu emprendedor, así como con nuestra pionera estrategia en sostenibilidad y con nuestra visión moderna del lujo”.

“Nuestra estrategia de innovación tiene como objetivo el invertir en marcas y tecnologías dirigidas a la próxima generación de consumidores, enfocándonos para ello en modelos de negocio que sean disruptivos y que nos permitan a su vez dar un mejor servicio a nuestros clientes y mejorar nuestro rendimiento”, añade Grégory Boutté, Chief Client y Digital Officer de Kering. Siendo así que “la inversión en Vestiaire Collective logra dar sentido a ambas perspectivas”.

Más circularidad y nuevas herramientas digitales al servicio de la experiencia cliente

Los fondos obtenidos de esta nueva ronda de financiación serán empleados por Vestiaire Collective para impulsar su hoja de ruta en cuestiones de innovación tecnológica, análisis de datos, para acelerar sus iniciativas en términos de circularidad y para dar un nuevo empuje al cambio estratégico de la industria de la moda hacia unas prácticas más sostenibles.

Cuestiones todas ellas a las que buscará dar respuesta a través de los 4 puntos que ha situado como claves para esta próxima fase de crecimiento a la que se encamina la compañía, y que son: 1.- Dar un nuevo impulso a la moda de lujo de segunda mano con el desarrollo del nuevo servicio “Brand Approved”. 2.- Fortalecer y hacer crecer su comunidad de “fashion activistas” de la mano de su insignia “Fashion Activist” y del programa “Follow the Leaf”. 3.- Reducir su huella de carbono, con el objetivo de ser una compañía neutral para el año 2026. Y 4.- Ser una “compañía ejemplar” logrando el certificado “B Corp certified business”.

En este mismo sentido, “la hoja de ruta en innovación de datos y tecnología de Vestiaire Collective resulta clave para potenciar su visión de circularidad”, explica la compañía a través de un comunicado. Para ello, “la estrategia se centrará en desarrollar aún más sus herramientas en inteligencia artificial y aprovechar los datos para mejorar la experiencia del cliente”, algo para lo que “la empresa duplicará con creces el tamaño de su equipo tecnológico, generando 155 nuevos puestos”. “Esto permitirá a la plataforma apoyar aún más a su comunidad, a través de funciones mejoradas, como recomendaciones de perfiles y productos basadas en el comportamiento de los usuarios”, “con un algoritmo de precios dinámico que permitirá facilitar un feedback en tiempo real a los vendedores”, o con “una función de monedero digital que ayudará a incentivar a los vendedores para que reinviertan en artículos seminuevos”. Desarrollo de unas nuevas funciones a las que no hay duda que contribuirá la entrada de Tiger Global.

“Estamos entusiasmados de poder apoyar los planes de expansión de Vestiaire Collective, que se centran en aprovechar el espectacular impulso que en estos momentos ya experimenta en los Estados Unidos y en Asia”, se encarga de comentar Griffin Schroeder, socio en Tiger Global. Unos mercados estratégicos en los que “en enero de 2021, los vendedores locales habían incrementado en más de un +250 por ciento su número de artículos vendidos respecto del año anterior”.

Un nuevo unicornio en el campo de la moda

No resulta baladí la entrada de un Grupo como Kering en una compañía especializada en el sector de la moda de segunda mano como lo es Vestiaire Collective. Un hecho que viene a constatar ante los consumidores que el adquirir un artículo de moda-lujo puede entenderse no solamente como un gasto, sino como una auténtica inversión en moda con la adquisición de unas piezas cuyo valor no desaparecerá por completo con el transcurso de los años. Y ello sin olvidar las ventajas que el mismo modelo de negocio supone frente a las nuevas generaciones, según diferentes estudios las más concienciadas, en cuanto a términos de sostenibilidad. Permitiendo con el auge de estas prácticas más comprometidas alargar la vida útil de unas prendas de ropa ya confeccionadas, reduciendo en ese transcurrir tanto el uso de nuevas materias primas como el ahorro de toda esa energía que es necesaria durante sus procesos de diseño y confección.

“El sector de la moda de segunda mano ha experimentado un rápido crecimiento en los últimos tres años, con una mayor aceleración durante la pandemia”, pormenorizan desde Kering. “Algo que ha venido impulsado principalmente por el mayor enfoque de los consumidores más jóvenes hacia la sostenibilidad y a tendencias crecientes como las ‘social shopping’ y las comunidades online”. Unos nuevos modos de consumir y disfrutar de la moda, que se espera que conduzca a un significativo aumento de las piezas de segunda mano en nuestros armarios, con un crecimiento, estiman desde Kering, del +21 por ciento para este 2021 y de hasta un +27 por ciento para 2023. Previendo en consecuencia que el valor del mercado de la moda de segunda mano supere los 60.000 millones de dólares para el año 2025.

“Esta última ronda de inversión confirma la increíble trayectoria de Vestiaire Collective, fundada durante la crisis de 2008, como un modelo de negocio que ha demostrado claramente su capacidad para seguir prosperando en condiciones difíciles”, se encarga de añadir Maximilian Bittner, director ejecutivo de Vestiaire. “El sector de la compraventa en su conjunto está experimentando un rápido crecimiento, especialmente entre los consumidores MIllenial y de la GenZ, quienes terminarán dando forma al panorama minorista del futuro”, explica Bittner. Es por ello que “estamos increíblemente emocionados de poder dar la bienvenida a Kering y a Tiger Global Management, quienes serán fundamentales en nuestra misión de construir una industria de la moda más sostenible y en hacer crecer aún más nuestra creciente comunidad global”.

Photo Credits: Vestiaire Collective, página oficial de Facebook.