Gap se rearma con 4.000 millones en créditos y bonos

Madrid – La multinacional estadounidense Gap, considerada como uno de los principales actores del sector de la moda internacional, continúa con la consolidación de su situación financiera con el serio propósito de tenerlo todo dispuesto de cara a lograr hacer frente a esta crisis surgida a cuenta del brote de coronavirus. Un objetivo que parece haber alcanzado, tras garantizarse unos fondos por más de 4.000 millones de dólares, provenientes de distintas fuentes de financiación.

Así lo confirmaba la propia multinacional el pasado jueves 7 de mayo, tras anunciar que habría logrado cerrar una colocación de pagarés “senior secured notes” por valor de 2.250 millones de dólares (2.080 millones de euros). Cantidad a la que hay que sumar los 1.868 millones de dólares (1.726 millones de euros) correspondientes al montante inicial de la línea de crédito “revolving” a la que acabaría igualmente de acceder. Lo que la pone en disposición de un cifra que alcanzaría los 4.118 millones de dólares, una vez que la compañía confirmaba igualmente que había procedido al pago de los 500 millones de dólares de su anterior línea de crédito “revolving”.

“Estos pagarés y facilidades de crédito, junto con las demás estrategias que estamos tomando para garantizar nuestra liquidez, nos permitirán impulsar todavía más nuestras marcas y operaciones”, apuntaba Katrina O’Connell, EVP y CFO de Gap, a través de un comunicado.

“Gracias a nuestro sólido balance, continuaremos construyendo nuestro futuro, empezando por dar la bienvenida a nuestros equipos y clientes a algunas de nuestras tiendas a lo largo de esta misma semana”, indicaba por su parte Sonia Syngal, presidenta y directora ejecutiva de Gap. Empresa que “desde el comienzo de esta pandemia de escala global”, destacaba, “ha evaluado diferentes escenarios relacionados con los posibles impactos generados por el COVID-19, desarrollando distintos planes operativos y en relación a la liquidez de la empresa, que nos permitan aprovechar nuestra fortaleza para adaptarnos a este escenario sin precedentes y en continua evolución”.

Suspensión del pago de alquiler y ajustes en su red comercial

Con esta nueva red de financiación adicional, la multinacional debería de contar con unos recursos económicos más que de sobra para poder poner en funcionamiento todos esos planes de consolidación y fortalecimiento de sus estructuras empresariales. Planes que vendrían a sumarse a las distintas estrategias y medidas “proactivas” ya impulsadas por parte de la compañía, y dirigidas a “mitigar el impacto de la pandemia en sus operaciones”.

Entre esas distintas iniciativas tomadas a lo largo de esta dura pandemia por coronavirus, desde Gap destacan el mantenimiento de su canal de ventas online. El refuerzo de su estrategia omnicanal, que le ha permitido realizar envíos desde más de 1.000 tiendas ubicadas en 48 estados distintos de los Estados Unidos; o la recogida directa en tienda. Las estrategias dirigidas a la reducción de sus gastos operativos, entre las que incluye la reducción de su personal ejecutivo. El ajuste de pedidos y la reducción de su volumen de inventario. La suspensión, a partir del mes de abril, del pago del alquiler de sus tiendas durante el tiempo que estas permanezcan cerradas. La revisión de su parque de tiendas, con el fin de ajustarlo —y reducirlo— a sus necesidades estratégicas a largo plazo. La suspensión del pago de dividendos y de su programa de recompra de acciones. El postergar el pago a sus proveedores. O la decisión de destinar parte de los 2.250 millones de dólares de pagarés al pago de su anterior emisión de pagarés, no garantizados, por valor de 1.250 millones de dólares y vencimiento en abril de 2021.

Mejoría a partir del segundo trimestre

Con esta batería de medidas, a las que hay que sumar la decisión de Gap de ampliar su catálogo de productos vendiendo licencias de marcas a terceras empresas, la multinacional espera lograr mitigar los efectos del coronavirus sobre sus cuentas de manera especial durante el segundo trimestre del año. Todo ello habida cuenta de que la mayor parte de las iniciativas de ahorro de costes y de liquidez, se comenzaron a tomar hacia el final del primer trimestre de este actual ejercicio de 2020.

Empresa líder del sector textil Gap es una compañía especializada en la comercialización de prendas de ropa, accesorios y productos de cuidado personal para hombres, mujeres y niños. Artículos que comercializa bajo las marcas Old Navy, Gap, Banana Republic, Athleta, Intermix, Janie and Jack y Hill City. Presente en más de 90 países a través de una red comercial compuesta por tiendas de gestión propia, portales e-commerce y establecimientos operados en modalidad de franquicia, durante su pasado ejercicio de 2019 la compañía logró generar un volumen de ventas netas por valor de 16.400 millones de dólares.

Photo Credits: Cortesía de Gap.

 

Noticias relacionadas

MÁS NOTICIAS

 

ÚLTIMAS OFERTAS DE TRABAJO

 

LO MÁS LEÍDO