• Inicio
  • Noticias
  • Empresas
  • Gap compra la start-up de inteligencia artificial CB4

Gap compra la start-up de inteligencia artificial CB4

Por Jaime Martinez

5 oct 2021

Empresas

Photo Credits: Gap, fotografía de archivo.

Dando un paso más en sus inversiones dirigidas a la optimización de sus operaciones de venta y a la mejora de la experiencia de compra de sus clientes a través tanto del canal físico como online, la multinacional estadounidense de la moda Gap, matriz de un portafolio de marcas integrado en la actualidad por la cadena de moda homónima Gap, Old Navy, Banana Republic y Athleta, ha anunciado la adquisición de Context-Based 4 Casting (CB4). Start-up israelí con sede en Nueva York y oficinas en Tel Aviv, que hace uso de herramientas de vanguardia en inteligencia artificial (IA) y en autoaprendizaje para transformar las operaciones minoristas, aumentando el volumen de las ventas y mejorando la experiencia de compra de los clientes, valiéndose para ello de procesos de análisis predictivos y de detección de la demanda.

Financiada hasta la fecha por un grupo de destacados inversores y fondos como Sequoia Capital, la tecnología de CB4 permite hacer una serie de recomendaciones personalizadas capaces de impulsar nuevas ventas, al tiempo que los clientes logran disfrutar de unos procesos de compra más ajustados a sus necesidades. Una tecnología que ya han comenzado a implementar destacados grupos de la industria de la moda como Levi’s o Urban Outfitters, así como de la distribución, como Lidl o Kum&Go, y que llevaba a la start-up este pasado febrero de 2021 ha ser incluida por la plataforma de análisis de inversiones CB Insights en su ranking “Retail Tech 100” de las 100 empresas de tecnología minorista B2B más prometedoras del mundo.

“Creemos que la inteligencia artificial y el aprendizaje automático darán forma al futuro de nuestra industria”, entraba a explicar Sally Gilligan, directora del departamento de Transformación y de la Oficina de Crecimiento Estratégico de Gap, a través de unas declaraciones difundidas por la propia multinacional estadounidense. “Gap tiene una larga experiencia trabajando con analistas de datos de clase mundial como CB4, de modo que comprendemos el impacto y las amplias aplicaciones que su tecnología puede tener en términos de ventas, inventarios y conocimiento del consumidor, así como su potencial para generar un mayor valor añadido y contribuir a mejorar la experiencia del cliente”.

“La IA de CB4 ayuda a aumentar las ventas y a mejorar la experiencia de los clientes”, añadía por su parte, y de manera más que confiada, Yoni Benshaul, director ejecutivo de la start-up. “Ahora que nos unimos a Gap, estoy emocionado de ver cómo nuestro equipo podrá generar un impacto aún mayor y más profundo”, llevando la tecnología “sobre la escala global de la compañía”.

Nuevas tecnologías orientadas al cliente

Como resultado de la operación, cuyo importe no ha trascendido, el actual equipo de CB4 pasará a incorporarse en su totalidad como empleados a tiempo completo de Gap. Empresa que por su parte ha negociado la adquisición de la start-up tecnológica a través de esa Oficina de Crecimiento Estratégico bajo la responsabilidad de Gilligan. Un departamento orientado a la búsqueda de nuevas oportunidades con la capacidad para impulsar el crecimiento y acelerar la implementación de nuevas capacidades a lo largo y ancho de toda la cartera de marcas y del ecosistema empresarial de Gap.

Desde que migró sus operaciones a la “nube” el pasado octubre de 2020, Gap ha venido aumentando las inversiones en tecnología orientadas a alcanzar ese mayor crecimiento y unos nuevos y elevados índices de innovación en toda su cartera de marcas. Objetivos para los que, desde la misma Oficina de Crecimiento Estratégico de Gap, se decidió, hace escasas semanas, la adquisición de la tecnológica Drapr, una start-up de probadores virtuales y avatares en 3D cuya tecnología cuenta con el potencial para lograr una disminución de las devoluciones de los pedidos online, así como la participación de Gap en la última ronda de financiación de Obé Fitness. Una plataforma digital deportiva que ha pasado a asociarse con Athleta, una de las marcas de Gap, mediante la puesta en marcha de diferentes iniciativas dirigidas a aportar mayor valor a la comunidad de clientes de la firma de artículos deportivos.