Madrid- Crecen las incertidumbres para las empresas tras la agitada semana de votaciones fallidas en torno al Brexit. Una situación que comienza a enquistarse, y ha provocar serios perjuicios en las inversiones españolas en Reino Unido.

Según datos del ICEX, de enero a julio de 2018 las inversiones brutas de empresas españolas en el Gran Bretaña alcanzaron los 1.120 millones de euros. Y a la espera de conocer los datos del último semestre, todo los pronósticos indican que el año acabará muy lejos de los 15.612 millones del año anterior.

El eCommerce, entre los sectores más perjudicados

El sector del eCommerce es uno de los que se verán más afectados por el Brexit. De hecho el 11 por ciento de las ventas totales online realizadas en Reino Unido proceden de la Unión Europea, según datos facilitados por FinTech Futures. Poder continuar operando con normalidad en un Reino Unido fuera de la Unión Europea, es una de las principales preocupaciones de las empresas de comercio electrónico, incluidas las españolas. Que buscan plataformas de pago seguras que garantice poder realizar las transacciones con total seguridad. Plataformas como Klik&Pay, una de las pocas en operar con una doble licencia europea y mundial, y que permite a las tiendas online españolas continuar operando en Reino Unido sin ninguna complicación.

Los riesgos de un no acuerdo

El Banco de Inglaterra ya ha advertido en múltiples ocasiones que el mercado financiero británico no está preparado para un escenario de “no deal” entre Londres y Bruselas. Recomendando a bancos y aseguradoras europeas poner en marcha “planes de contingencia”, entre los que se encontraría la compra de euros para garantizar cierta estabilidad. En su informe el Banco de Inglaterra también incluía las conclusiones de una prueba de estrés bancario en un escenario extremo a consecuencia de un eventual "no deal”. Dando como resultado un impacto sustancialmente mayor que el de la debacle financiera de 2008: una caída del PIB del 4,7 por ciento, un aumento del desempleo al 9,5 por ciento y una bajada del precio de la vivienda del 33 por ciento, junto a una depreciación de la libra de hasta un 30 por ciento.

En el medio plazo, un “no deal” acarrearía el cierre de algunos bancos europeos, que trasladarían sus sedes de la City londinense a Europa para garantizar seguir operando sin problemas. Ante una previsión de una más que probable falta de efectivo, el gobierno de May se vio forzado a abrir una línea de créditos (en euros) para que los bancos puedan seguir operando con total normalidad.

Incertidumbre entre las empresas españolas

Centrándonos en cómo está afectando esta incertidumbre a las empresas españolas, según el Banco de España tras el anuncio de salida del Reino Unido de la UE, en junio de 2016, se produjo una constante ralentización de las exportaciones de España al Reino Unido. El número de empresas españolas que vendían bienes al país se había ido ampliando un 8 por ciento entre 2012 y 2017, hasta alcanzar la cifra de 11.695 empresas. Pero según datos del ICEX, a lo largo de 2017 la caída del número de exportadores fue del 0,8 por ciento, afectando tanto a pymes como a grandes empresas. Situación que a falta de los datos que lo confirmen, todo parece indicar que empeoró a lo largo de 2018.

 

Noticias relacionadas

MÁS NOTICIAS

 

ÚLTIMAS OFERTAS DE TRABAJO

 

LO MÁS LEÍDO